LA TÉCNICA QUE CAMBIÓ LA CARA A YODA

Así se borró el vaso de Starbucks de Juego de Tronos: la magia no es el cine, es el 'software'

Lo mismo te ponen un dragón que hacen desaparecer una señal de tráfico. Los compositores de VFX son los 'ñapas' de la gran y pequeña pantalla. "Hay escenas donde el 90% de lo que se ve no es real"

Foto: Foto: HBO.
Foto: HBO.

Los 'spoilers' -pocos, espero- de este texto no se pueden eliminar a diferencia de lo que ha ocurrido con el dichoso vaso de Starbucks, que se convirtió en el protagonista del último capítulo de Juego de Tronos. Fue un cameo de un par de planos. Un segundo y pico como mucho en pantalla. Jon Nieve recibe los elogios de Tormund por su (dudoso) mérito en la lucha contra los Caminantes Blancos. Al fondo de la escena, que transcurre en el salón de Invernalia, Daenerys de la Tormenta sigue la conversación con cara de circunstancia. Junto a ella se ve el recipiente de la polémica, coronado con una vistosa tapa y oculto bajo uno de esos cartones para proteger las manos del calor. Al contrario de lo que se ha venido comentando, ni era un café ni era de la multinacional más urbanita de todos los tiempos. "El café con leche que apareció en el episodio fue un error. Daenerys había pedido un té de hierbas".

La historia, como aclararon los responsables de la serie, es que se dejaron olvidados el vaso, que pertenecía al cátering contratado para el rodaje. Tampoco nadie se percató en posproducción. Pero no corran a verlo. El error, en cuestión, ha sido subsanado no sin tener un impacto mediático similar a una campaña de publicidad por valor de 2.300 millones. El té ha desaparecido. Al menos en la versión de HBO, que ya sabemos que las copias piratas son otro rollo.

Estos apaños es una más de las muchas tareas de los departamentos de VFX (efectos visuales). Concretamente es un trabajo para los 'compositores visuales'. Por así decirlo son los 'ñapas' de la posproducción. Una suerte de albañiles que se ocupan de borrar esa infusión que se olvidó sobre la mesa de Invernalia, un enchufe, un paso de cebra o convertir San Juan de Gaztelugatxe en Roca Dragon. "Personalmente no me sorprendió. En producciones de este nivel son muchísimos los planos a repartir y hay veces que se cuelan estos errores".

Esto lo cuenta el madrileño Adrián Pueyo. Que apenas roce los 26 años de edad no ha sido impedimento para que haya participado en producciones del tamaño de 'Piratas del Caribe 5', 'Star Wars Episodio VIII: el ultimo Jedi' o 'El Libro de la Selva'. "Mi trabajo es el de engañar al espectador. Suena raro decirlo pero tengo que hacer que una escena que sería imposible recrear en la realidad parezca completamente normal. La magia, en este caso, es el software", explica este joven de Las Rozas, que ahora reside en Múnich (Alemania), donde trabaja para el estudio 'Trixter', un puesto que le ha permitido participar también en una cinta como 'Capitana Marvel'.

Algunos de los programas que se utilizan en la industria para retocar y componer digitalmente son, en la mayoría de casos, Nuke, Fusión o Flame. Seguramente estos nombres no le suenen al 99,9% de la población. "Para entendernos diremos que nuestras herramientas nos permiten hacer todo lo que se puede hacer con el Photoshop, pero con imágenes en movimiento", remata.

Crear el 'parche'

Foto: HBO.
Foto: HBO.

¿Cuánto tiempo ha podido llevar eliminar el té con hierbas de Daenerys? "Para alguien con algo de experienca le puede llevar 30 minutos. A lo sumo una hora. Es un plano prácticamente estático", explica Pueyo. "Que sea un plano sin movimiento ayuda mucho a crear ese 'parche'". Una vez se pinta el fotograma se utilizan sistemas para 'trackear' el plano y que no sea perceptible al ojo humano. "Para lograrlo hay que tener en cuenta que no haya luces que se muevan, que no pase un brazo por encima, que no se desenfoque la imagen...", remacha el joven, que dirigirá un máster sobre esta materia en U-tad, una universidad española especializada en estos menesteres.

Ni te imaginas la cantidad de arrugas que he tenido que borrar

Cuando se le pide que tire de memoria y recuerde algunas de las cosas más habituales que ha tenido que limpiar y arreglar antes de que lo rodado viese la luz la respuesta es categórica: "Ni te imaginas la cantidad de arrugas que he tenido que borrar". Además de la chapa y pintura para que los rostros de los protagonistas se vean más lozanos, ha tenido que eliminar muchas señales de tráfico o micrófonos o accesorios de cámaras que se han colado en escena. Es más, aunque desde HBO aseguraron que nunca habían incurrido en un error así en la serie, los fans ya han encontrado un cable junto a Stanis en la escena en la que el mediano de los Baratheon muere.

Pintarle la cara a Yoda

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Otra de las anédoctas que recuerda Pueyo es cómo estas técnicas sirvieron para cambiar la cara de Yoda cuando trabajó en la última entrega de 'Star Wars'. "El personaje se rodó con una marioneta para hacerlo más parecido a la imagen de las películas más antiguas. Sin embargo, se cambió el diálogo más adelante. Como no se podía volver a grabar, tuvimos que borrarle la boca y la cara y adaptarla al nuevo texto". Ese es el reto más difícil. "Introducir personajes, especialmente si son personas, es lo más complicado. El cerebro es muy bueno reconociendo humanos".

Después de rodar con la marioneta de Yoda, cambiaron los diálogos. La solución, VFX

"Hay escenas en las que prácticamente todo, más del 90% de la escena, no es real", sentencia. En 'El Libro de la Selva' de Jon Fraveu apenas Mowgli -"y no en todas las escenas"-, el suelo y las plantas eran de verdad. "El resto era todo digital". Esto no se puede hacer siempre. "Hay que medir muy bien el impacto económico. Obviamente un cohete no te va a salir muy rentable grabarlo pero con un coche no tiene mucho sentido hacerlo digitalmente cuando es mucho más barato y rápido rodarlo".

Faltan 'ñapas'

"Si no llega a ser por los VFX una película y una historia como 'Interstellar' nunca hubiese podido ser contada en el cine", cuenta Richi Páramo, un artista de VFX con 18 años de experiencia en el sector. "A mi tampoco me sorprende el error en Juego de Tronos. Hay escenas que pasan directamente a etalonaje (proceso para igualar color, contraste, iluminación) y no requieren posproducción. Si te fijas en la secuencia, uno tiene que estar muy atento al vaso para percatarse", cuenta este profesional que ha participado en películas como 'Deadpool' o la mencionada 'Interstellar'.

Foto: EC.
Foto: EC.

"Hace cuatro o cinco años, por no hablar antes, se requerían máquinas súper potentes, muy exclusivas, a veces hechas a medidas y que suponían una gran inversión. Sin embargo, el 'hardware' ha evolucionado muy rápido y ahora con ordenadores de gama alta 'estándar' ya podemos manejarnos", explica sobre la maquinaria necesaria para un trabajo que el define como el de pintar "un lienzo en blanco" con el trabajo de otros departamentos ya que integran piezas modeladas en 3D con escenarios reales, borras elementos,...

"Hay mucha demanda de trabajo", cuenta Páramo. "Faltan muchísimos profesionales en este ámbito. Es algo que nos cuentan todos los ejecutivos de las grandes casas de posproducción", añade este compositor, que también ejerce de consultor educativo para firmas como Foundry. "Al final esto retrasa y mucho la salida de las cintas. El rodaje de una película de Marvel como 'Black Phanter' puede estar ventilado en seis meses. Sin embargo, todo el trabajo previo al estreno se demoró dos años, precisamente por la falta de especialistas", remata.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios