Espías, detenciones y conspiraciones

Huawei, en problemas: 5 claves para entender su guerra con EEUU y cómo te afecta

Seguramente lleves meses viendo titulares que hablan de una supuesta guerra entre la tecnológica china y el gobierno americano, pero ¿qué es lo que ocurre exactamente?

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Es uno de los conflictos más importantes en el mundo de la tecnología y la seguridad a nivel mundial. La guerra entre Estados Unidos y la compañía tecnológica china Huawei lleva desde principios de 2018 protagonizando un culebrón interminable con espías, detenciones y conspiraciones de por medio. La última información ha llegado este martes con la denuncia de EEUU acusando a la tecnológica de fraude bancario y espionaje industrial. Pero, ¿de qué va todo este conflicto digno de una serie de Netflix?

El problema tiene numerosas aristas y van desde los problemas de espionaje al usar equipos extranjeros, a la guerra comercial que mantienen Estados Unidos y China pasando por la política internacional actual y la llegada de nuevas tecnologías como el 5G. Hay análisis para cada una de estas ramificaciones, pero aquí vamos a intentar construir con cinco claves un buen mapa sobre el conflicto.

1. ¿Cuándo empieza todo?

Como de costumbre, lo mejor para entender una historia tan compleja pasa por buscar en los inicios. Si echamos la vista atrás, encontramos numerosas informaciones sobre el tema, pero la mayoría señalan a una fecha: octubre de 2012. Huawei aún no era el gran gigante actual cuando el Gobierno de EEUU, a través de un informe del Congreso de Estados Unidos. identificó por primera vez a la empresa como una amenaza.

Es verdad que ya se había mirado con recelo a esta compañía en el pasado (en 2003 tuvo un grave conflicto con el gigante Cisco por infracción de patentes y tuvo que retirarse del mercado estadounidense), pero este informe consideraba por primera vez tanto a Huawei como ZTE, dos de las tecnológicas más potentes del país asiático, potenciales amenazas para las seguridad del país.

La investigación hacía especial hincapié en sus equipos para empresas ya que gracias a ellos tendrían en su mano información delicada que podían enviar al gobierno chino, apoyo clave de ambas compañías. Para argumentar esta acusación incluso hablaban de que Huawei se había negado a comentar el pasado militar de Ren Zhengfei, el exingeniero del ejército chino que fundó la compañía en 1987.

Ren Zhengfei, presidente y fundador Huawei, junto a Xi Jinping, presidente de China. (Foto: Reuters)
Ren Zhengfei, presidente y fundador Huawei, junto a Xi Jinping, presidente de China. (Foto: Reuters)

La cosa se mantuvo en una calma tensa durante el gobierno de Barack Obama pues fue imposible demostrar la filtración de información de las empresas a China, pero la llegada de Donald Trump acabó por reventar todo. Y lo hizo en una explosión que arrastramos hasta hoy.

2. ¿Cómo es la situación actual?

La batalla actual se remonta a principios de 2018, momento en el que el gobierno estadounidense, apoyado por instituciones como el FBI o la CIA deciden empezar a boicotear a Huawei de manera más o menos oficial. Pidieron a sus aliados que dejasen de comprar los equipos de la marca, recomendaron a sus ciudadanos no usar sus dispositivos y Trump decidió bloquear la compra de Qualcomm (americana) por parte de Broadcomm (con sede en Singapur) para intentar mantener a los chinos a raya en el terreno de las conexiones 5G.

La sede de Qualcomm en San Diego (California) (Foto: Reuters)
La sede de Qualcomm en San Diego (California) (Foto: Reuters)

Las medidas han ido creciendo con el tiempo y aunque parecía algo bastante lejano, ya hay quien, tras el último movimiento de llevar a la compañía a los juzgados ve como una posibilidad factible la prohibición total de esta compañía en todo el territorio estadounidense. Una decisión con importantes consecuencias para ambas partes en el terreno tecnológico y comercial. De momento, lo que sí es oficial es la acusación de Estados Unidos en la que aseguran que robaron tecnología patentada a T-Mobile y mintieron en relación a sus acuerdos con Irán.

3. ¿Qué se juegan Huawei y EEUU?

Cuando mencionamos a Huawei no hablamos de un fabricante medio, sino que se trata de una de las compañías tecnológicas más grandes a nivel mundial. Su objetivo de ventas para 2019 ronda los 125.000 millones de dólares, es la única empresa china en el ranking de marcas más valiosas de Forbes y es la segunda empresa que más teléfonos vende a nivel mundial. Con eso nos podemos hacer una idea de lo que se juega en esta guerra.

En el terreno de las ventas es cierto que a día de hoy la empresa no tiene EEUU como uno de sus mercados principales, pero obviamente se trata de un boicot claro por parte del país líder a nivel mundial. No hay datos de qué pasaría si finalmente decidem prohibir la venta de dispositivos de la marca, pero está el precedente de ZTE que después de que el gobierno americano les acusase de violar las prohibiciones comerciales con Corea del Norte e Irán perdió 1.000 millones de dólares en un trimestre.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Por su parte, el país nortemaericano también se juega cosas en este pulso, sobre todo en el terreno de las conexiones, y en el impacto sobre sus empresas nacionales. Huawei, lejos de amilanarse ante las amenazas ha asegurado que invertirá más de 100.000 millones de dólares en construir la mejor red del mundo y repartir sus sistemas de 5G por todo el planeta (ya se han posicionado en 10 naciones y quieren llegar a otras 20 en 2019). Algo que podría dejar a EEUU aislada en esta evolución si no consigue convencer a sus aliados y potenciar a la principal competidora del gigante asiático en este terreno: Qualcomm.

Sin duda alguna se trata de uno de los punto más delicados de la guerra comercial entre Estados Unidos y China y podría afectar de refilón a empresas como Apple. Los de Cupertino ya viven una crisis por la caída de ventas en el país asiático y que sufriría las consecuencias de un intercambio de golpes entre ambos gobiernos.

4. El resto del mundo y Meng

Como no podía ser de otra manera. el conflicto ya ha traspasado todas las fronteras y, aunque en España casi no lo hemos notado (de momento nadie en nuestro país se ha posicionado en este tema), se vive una especie de guerra fría comercial con Huawei. Países aliados de EEUU como Nueva Zelanda o Australia ya han anunciado que bloquearán la llegada de las redes 5G de Huawei a sus países y otros como Francia o Reino Unido lo están debatiendo ante las dudas por la seguridad y privacidad de sus comunicaciones. Nadie ha llegado a las restricciones de Trump, pero la influencia de este país se empieza a notar en medio planeta.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Por otro lado está el caso de Meng Wanzhou, directiva de Huawei e hija del dueño y fundador que fue detenida en Canadá el 1 de diciembre de 2018 y ahora se encuentra en libertad bajo fianza en el mismo país. ¿Por qué? EEUU le acusa de burlar las sanciones comerciales a Irán a través de una empresa pantalla de Huawei en Hong Kong, una acusación muy similar a la que hicieron sobre ZTE. Este miércoles han vuelto a pedir su extradición a su vecino del norte, pero de momento no la han conseguido.

Es, por ahora, el gran rostro de esta guerra y todo apunta a que el final del conflicto dependerá, y mucho, de cómo evolucione su caso.

Meng Wanzhou. (Foto: Reuters)
Meng Wanzhou. (Foto: Reuters)

5. ¿Puedo seguir fiándome de Huawei?

Todo este truculento asunto lleva a que cualquiera se haga esta pregunta: ¿puedo seguir confiando en mi móvil o mi ‘router’ Huawei? Pues si nos ceñimos a la posición actual de España, la respuesta es sí, o al menos no hay razón para alarmarse.

Huawei tiene un gran peso en nuestro país, compite por el liderazgo en las ventas de ‘smartphone’ con Samsung y su móvil Huawei P Smart fue el más vendido en todo 2018, y de momento esto no va a cambiar. España guarda silencio con respecto a las sospechas sobre la compañía china y lo único que ha pedido es que se aclaren las acusaciones.

Un hombre prueba un móvil en una tienda Huawei en Pekín (China). (Foto: Reuters)
Un hombre prueba un móvil en una tienda Huawei en Pekín (China). (Foto: Reuters)

España fue el puerto de entrada de Huawei en Europa hace casi 18 años y hace unos meses firmó un acuerdo con Telefónica con el objetivo de avanzar de forma conjunta en el terreno del 5G, pero es cierto que no se ha concretado nada en este aspecto. Por su parte, otra gran operadora como Vodafone ha llevado el camino contrario y esta misma semana decidió paralizar el uso de equipos de red de la compañía china en su núcleo europeo. La batalla está servida y solo queda esperar para ver cómo evoluciona este choque de trenes.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios