no te lies con las instrucciones

¿Estrenas móvil? Esto es todo lo que debes hacer nada más sacarlo de la caja

Con los Reyes Magos viene el ‘unboxing’ hogareño más esperado. Sea el modelo que sea, hay una serie de acciones que se repiten en todos ellos y que conviene conocer desde el primer momento

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

La Navidad ha terminado, y todos los regalos están ya repartidos. Ahora, queda rasgar el papel y encontrarse con lo que hay dentro: una colonia, unos pantalones… o un teléfono móvil. Uno de los más recientes modelos, ya en tus manos. Quitas el plástico protector a la caja, la abres y tomas con cuidado el presente. Y ahora, ¿qué?

Sea un iPhone o uno de los numerosos modelos Android, hay una serie de primeros pasos que hay que seguir a la hora de abrirlo. Modos de desbloqueo, formas de hacer ‘swipe’ o ‘zoom’... Sabiéndolo nada más encender el terminal, te ahorrarás mucho tiempo de trasteo.

Qué hacer con el iPhone X

Seguro que a muchas casas españolas ha llegado estos días un nuevo iPhone. Suponemos que ya le habrás buscado una funda para que no se rompa la pantalla en los primeros días. Pero hay una serie de normas que aprender una vez lo encendamos.

Lo más probable es que te hayan regalado un iPhone de los más nuevos, el X o superior. Si te lo han regalado para sustituir a uno antiguo, has de saber que casi todo el terminal es pantalla. O sea, que no hay el botón central característico que se veía en los modelos anteriores. Para buscar algunas funciones que antes hacías con ese botón, has de irte a uno lateral. Por ejemplo, habrías de pulsarlo para activar Siri, si no lo programas para que esté pendiente de tu voz (ya sabes, el “Oye, Siri”).

iPhone X en la tienda oficial de Apple en Pekín (China). (Foto: EFE)
iPhone X en la tienda oficial de Apple en Pekín (China). (Foto: EFE)

Pero antes de cacharrear con ese botón, debes hacer algo más importante: aprender a manejar Face ID, la herramienta de reconocimiento facial para desbloquear el iPhone que ha sustituido a la huella dactilar. Face ID prende poco a poco, así que no te preocupes si un día apareces con barba, maquillaje o gafas de sol: debe ser capaz de identificarte con el tiempo. Además de ‘programar’ tu cara para bloquear y desbloquear el terminal, puede usarse como contraseña para otros servicios, como documentos, notas o aplicaciones. Una vez programado, para acceder basta con mirar al teléfono y deslizar hacia arriba.

Ahora bien, nos sigue faltando ese botón redondo de inicio con el que salíamos de una ‘app’ para volver a la pantalla principal. ¿Cómo hacemos para regresar? Muchas de las acciones del teléfono se realizan mediante ‘swipes’ o arrastres, un gesto muy conocido por los usuarios de Tinder (sea en iPhone o en Android). Pero no hace falta ser un experto en esta ‘app’ de ligue: basta con saber deslizar arriba o abajo, izquierda o derecha.

Configurar el Face ID será una de las primeras cosas que tendrás que hacer al encender tu iPhone. (Foto: EFE)
Configurar el Face ID será una de las primeras cosas que tendrás que hacer al encender tu iPhone. (Foto: EFE)

Por ejemplo, echaríamos en falta el botón central para acceder a todas las aplicaciones abiertas: para acceder a ellas había que pulsarlo dos veces de forma muy rápida. A partir de ahora, bastará con arrastrar el dedo hacia arriba y dejarlo en la pantalla. Podremos entrar a la que deseemos con un toque. Si, en cambio, queremos cerrar alguna, mantendremos pulsado el icono hasta que aparezca un círculo rojo. Otra forma de saltar de ‘app’ en ‘app’ es, en la parte inferior, arrastrar de izquierda a derecha o de derecha a izquierda.

En el caso de las aplicaciones para volver a la pantalla de inicio, basta con arrastrar el dedo hacia arriba para que desaparezca y te encuentres en el menú principal. Si quieres acceder a las notificaciones de las ‘apps’ y has tenido antes un Android, solo tienes que hacer lo que en estos tipos de modelos: deslizar el dedo hacia abajo desde la parte central superior de la pantalla. Para acceder al Centro de control deberás arrastrar desde la esquina superior derecha. Otra función que te recordará a la de los modelos Android es la de los pantallazos: en un iPhone nuevo, posterior al 8, debes pulsar el botón de subir el volumen más el de encendido para hacer una captura de pantalla.

Por último, hay que configurar Apple Pay. Necesitas que iOS esté actualizado, una tarjeta de débito o de crédito válida y una sesión iniciada en iCloud. Así, puedes pagar, enviar o recibir dinero de contactos, no solo con el iPhone, sino también con el iPad y con el Apple Watch. Hay algunas especificaciones que no valen para todos los modelos X. Por ejemplo, si quieres ver las notificaciones con un toque de pantalla, sin desbloquear vía Touch ID, solo puedes hacerlo con los modelos iPhone XS y iPhone XR.

iPhone Xs y Xs Max. (Foto: Reuters)
iPhone Xs y Xs Max. (Foto: Reuters)

Después de una larga jornada de aprender a usarlo, llega la noche y quieres apagar tu nuevo iPhone X o superior. Pero ¿cómo se hace? A diferencia de en otros modelos, hay que currárselo un poco. Deberemos mantener pulsado el botón lateral hasta que aparezca la manzana mordida. Luego, sin soltarlo, pulsaremos también el del volumen (hacia arriba o hacia abajo, da igual). Por cierto, el botón lateral no sirve para encender la pantalla cuando está en reposo: para activarla, basta con deslizar el dedo de abajo arriba.

Al día siguiente, cuando ya tengas todo configurado, es hora de seguir con otro básico de los nuevos iPhone: los atajos o ‘shortcuts’. Pero no te preocupes: de eso ya te hablamos en otra guía.

Qué hacer con un Android

En cambio, puede que te hayan regalado un teléfono con sistema operativo Android. Modelos y marcas hay para aburrir. Sin embargo, hay una serie de características comunes a todos ellos, que se aprenden al comenzar a usarlo.

Una vez sacado de su caja, comprueba si tu modelo viene con una especie de pequeño destornillador para introducir la SIM; en ese caso, no lo pierdas, porque lo puedes necesitar en el futuro. Una vez lo enciendas, el primer paso es iniciar sesión con tu cuenta de Google, lo que te permitirá descargar las ‘apps’ de la Play Store, acceder a una cuenta de Gmail o sincronizar el navegador Chrome del ‘smartphone’ con el de, por ejemplo, tu tableta o Chromebook. También, combinar Calendar, para que las notificaciones que escribas desde el ordenador te lleguen también al dispositivo. Si no tienes cuenta en Google, la puedes crear ahí mismo.

Android: muchas marcas, muchos modelos, pero una serie de directrices comunes. (Imagen: Pixabay)
Android: muchas marcas, muchos modelos, pero una serie de directrices comunes. (Imagen: Pixabay)

A continuación, accede a la Play Store, para descargar las ‘apps’ que más te interesen. Si ya has tenido antes un móvil Android, puedes recuperar viejas ‘apps’ que instalaste en otros dispositivos. Para ello, pulsa en las tres rayas de la izquierda y ve a ‘Mis aplicaciones y juegos’. Allí, en ‘Colección’, están todas. Al día siguiente, si tienes alguna actualizacioń de las que instalaste, debería descargarse automáticamente. Si ves que alguna da problemas, recuerda meterte en la tienda para actualizarla manualmente.

Dependiendo del modelo, quizá al encenderlo por vez primera nos pida un PIN o trazo para bloquear la pantalla. Pero si no lo hace, debemos regresar a Configuración o Ajustes y buscar menús que digan ‘Huella digital’, ‘Contraseña’, ‘Seguridad’... para configurarla. Para ahorrar pasos en el próximo teléfono Android que tengas, ten sincronizados los contactos o sube tus imágenes a Google Drive o Google Fotos, dos sistemas en la nube. De esta manera, cuando te compres el nuevo, las tendrás disponibles a golpe de descarga.

Los tres botones táctiles de la pantalla inferior de un Android te servirán para ir más rápido por las ‘apps’ y menús. (Imagen: Pexels)
Los tres botones táctiles de la pantalla inferior de un Android te servirán para ir más rápido por las ‘apps’ y menús. (Imagen: Pexels)

La mayoría de teléfonos Android tienen tres botones táctiles en la parte inferior. Si mantienes presionado el de la izquierda, puedes acceder a un menú de ‘themes’ o fondos de escritorio. El del centro, con un solo toque, te llevará a la pantalla de inicio (en la que, por cierto, puede estar Google Assistant). Y el de la izquierda o el de la derecha, según el modelo, te puede desplegar todas las ‘apps’ que tienes abiertas. También uno de los laterales te servirá para dar un paso atrás en lo que estuvieras haciendo (cerrar la ‘app’ que acabas de abrir, por ejemplo). Trastea con los tres botones, porque te ahorrará tiempo en el uso diario o descubrirá nuevas opciones que desconocías.

El siguiente paso, una vez lleves varias horas o días con él, sería comprobar cuáles de las ‘apps’ que venían instaladas por defecto no te interesan, porque ocupan mucho espacio. Para ello, busca el menú de Configuración y Ajustes. Dentro de él, accede a Aplicaciones. Pulsa en esas aplicaciones preinstaladas molestas y prueba a eliminarlas. Si no puedes, intenta deshabilitarlas.

Empezar a usar tu nuevo teléfono es sencillo, porque hay procesos que se repiten en todos los nuevos modelos. Con seguir esta guía no te hará falta ningún manual de instrucciones ni videotutorial. ¡Que disfrutes del regalo!

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios