deberá pagar a la seguridad social por estos trabajadores

La ley anti-falsos autónomos contra Glovo: obligan a contratar a 200 'riders' en Valencia

La compañía catalana tendrá que abonar todo el dinero que debería haber pagado a la Seguridad Social durante el tiempo que estos trabajadores estuvieron colaborando con la empresa

Foto: Un repartidor de Glovo. (Glovo)
Un repartidor de Glovo. (Glovo)

Nuevo golpe a Glovo en Valencia. La compañía catalana ha sufrido otro varapalo en los tribunales por el caso de sus 'riders' y la pelea por si son autónomos o deberían ser personal contratado por la plataforma, y puede ser el más duro hasta la fecha. La Inspección de Trabajo acaba de concluir que estos repartidores son, como defendían los denunciantes, 'falsos autónomos' y no solo eso, sino que ha tirado de una norma recién aprobada para dar de alta a dichos empleados en el Régimen General de la Seguridad Social y obligar a la empresa a abonar todas las cuotas no pagadas al ente público durante este tiempo.

La ley anti-falsos autónomos contra Glovo: obligan a contratar a 200 'riders' en Valencia

Según adelanta el medio regional Levante, la Autoridad laboral ha incluido a los más de 200 empleados afectados (según el denunciante, CCOO) en el Régimen General de la Seguridad Social, tras una investigación que empezó en marzo de este año con diferentes visitas a los centros de trabajo y reuniones con los representantes empresariales. Tras este análisis, la Inspección considera que estos 'riders' "concurren los presupuestos constitutivos del contrato de trabajo, es decir, dependencia y ajenidad".

En consecuencia, y amparándose en el decreto contra los falsos autónomos aprobado en agosto por el Gobierno de Pedro Sánchez, añade que "se ha procedido a extender la correspondiente acta de liquidación de cuotas y a comunicar de oficio el alta de los 'glovers' afectados al Régimen General de la Seguridad Social en el código de cuenta de cotización de la empresa Glovoapp23, S.L. por los meses de prestación de servicios". Es decir, que no solo da de alta de oficio a los 'riders', sino que obliga a pagar a la empresa todos los pagos a la Seguridad Social que debía haber abonado por cada uno de los trabajadores durente el tiempo que estuvieron en la compañía. Eso sí, de momento no conocemos la cuantía final que deberá pagar la empresa.

Con esta resolución, Glovo se convierte en la primera gran empresa de la llamada 'Nueva Economía' afectada por la nueva legislación contra los falsos autónomos. Un nuevo arma para los inspectores de Trabajo y para la Seguridad Social que se creó para que aflorarán hasta 40.000 empleos que, aseguran sus impulsores, están dados de alta como autónomos, pero que en realidad deberían ser trabajadores por cuenta ajena.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios