una legislación de lo más flexible

Compré un móvil por 0€ pero MediaMarkt ha cancelado mi pedido. ¿Qué puedo hacer?

Cada vez son más las comunidades de ‘cazachollos’ y hasta el usuario más inexperto intenta sacar rédito de los fallos de las tiendas ‘online’. Pero ¿es posible y legal aprovechar estos errores?

Foto: (Montaje: G. C.)
(Montaje: G. C.)

Mañana del 22 de diciembre. Justo antes de Navidad y en plena campaña de compras de última hora. De repente un descuentazo me llega al móvil a través de uno de los ‘cazachollos’ que sigo. MediaMarkt ha puesto en su web uno de los modelos del Samsung Galaxy A7 a 0 euros, cuando normalmente cuesta 349 y, obviamente, no tardo ni un segundo en hacerme con él. Ya se sabe, estos ‘chollos’ duran muy poco.

Todo va como la seda, completo el proceso de compra sin problemas y hasta recibo la confirmación. Tengo que acudir a una tienda a por él, pero por 0 euros merece la pena. La euforia por haber hecho una compraza se transforma en tristeza poco después, cuando el almacén manda al traste mi pedido alegando que solo había sido un fallo en la tienda online. No me dan más explicaciones y cancelan incluso la recogida del otro producto que había añadido para completar la compra. Frente a mi enfado, ellos se lo toman como algo bastante normal, pero, ¿es esto legal?

“En este caso la cancelación está totalmente justificada, pues se ve con claridad que es un error y no una oferta, y es ahí donde se encuentra la clave en estos casos”, explica a Teknautas Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua. Según el experto, la jurisdicción en estos casos es bastante flexible, pero hay algo claro: si tú, como consumidor, ves que claramente es un fallo, lo más seguro es que los tribunales acaben dando la razón a la tienda. “No es lo mismo encontrar un móvil de 300 por 0 euros que una videoconsola de 250 por 100. La segunda si podría ser una gran oferta mientras que la primera es claro que no”, apunta.

En el caso del móvil todo es bastante sencillo (no me queda más que aguantarme), pero la flexibilidad de la norma hace que las polémicas sigan apareciendo, manchando a MediaMarkt, y también a otras tiendas. Sin ir más lejos, este mismo 24 de diciembre, El Corte Inglés decidió cancelar sus pedidos a todos los que habían adquirido sus ofertas de PlayStation 4 Pro y PlayStation VR, porque se habían confundido con su precio final. La rebaja fue de entre 100 y 200 euros en ambos casos, un buen descuento podría llegar a entrar en los márgenes que marca la ley para justificar una reclamación.

“Un usuario no tiene por qué saber de márgenes de beneficio ni de costes, por lo que de encontrarse una buena oferta, dentro de lo lógico, está en todo su derecho de comprarlo y exigir el producto. ¿Por qué no iban a bajarle 100 euros en una videoconsola?”, comenta Sánchez.

Confirmación y cobro importan poco

Debido al desconocimiento, las confusiones y al aumento de la popularidad de los ‘cazachollos’ (hay comunidades con más de 1 millón de usuarios solo en España) existen muchos mitos y bulos alrededor del aprovechamiento de estos 'chollos'. Hay quien dice que con el correo de confirmación del pedido ya están obligados a darte el producto, otros que con el pago, otros que si con la factura… Lo cierto es que, como comenta Sánchez, es bueno contar con esas pruebas a la hora de continuar con una reclamación, pero nada de esto es decisivo.

“Es una buena prueba para un juicio contar con la factura, o los correos de confirmación de la compra, pero no es definitivo. El cobro a través de internet, por ejemplo, se hace de forma automática, no es como si vas a una tienda y pagas a un dependiente”, apunta el abogado. “Nosotros hemos recibido casos de gente que incluso ha comprado una televisión por 50 céntimos, y alegan que es que les han pasado incluso el pago. Son casos que no se pueden ganar”.

Por último, en cuanto a cómo y cuándo reclamar, todo depende. Las tiendas están cada vez más protegidas y preparadas para evitar estos problemas, o al menos limitar las consecuencias, pero si ves que es un fallo claro y que el precio al que has comprado un producto está dentro de lo normal, lo lógico es que exijas su entrega y lleves tu reclamación a oficinas de Comercio y Consumo públicas (aquí tienes, por ejemplo, la de Madrid) o asociaciones como Facua o la OCU. Nadie dijo que la vida del 'cazachollos' fuera a ser fácil.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios