hará su viaje en 2023

Este es el primer turista espacial que dará la vuelta a la Luna en el megacohete de Musk

Tras crear, como de costumbre, un gran revuelo a su alrededor, esta madrugada hemos podido conocer al magnate que surcará los cielos con el BFR de SpaceX: Yusaku Maezawa

Foto: Yusaku Maezawa durante la presentación (Foto: SpaceX)
Yusaku Maezawa durante la presentación (Foto: SpaceX)

Como todo lo que rodea a Elon Musk, y a sus compañías, el nombre del primer hombre que va a ver la Luna de cerca en un viaje privado organizado por SpaceX también se ha caracterizado por el misterio y el marketing. Tan bien manejan ya estas artes en los círculos del magnate, que han conseguido que miles de personas tuvieran marcado en su calendario la madrugada de este 18 de septiembre para descubrir de primera mano la identidad de este nuevo 'astronauta' privado que surcará los cielos.

Pero, ¿quién será finalmente este turista espacial? Pues la hazaña la completará el excéntrico millonario japonés Yusaku Maezawa, que a sus 42 años es dueño de la mayor tienda de ropa online de Japón, Zozo y maneja un patrimonio de unos 2.900 millones de dólares. Maezawa verá la Luna en un viaje "muy peligroso", según palabras del propio Musk, que se lanzará en 2023 y durará una semana. Lejos de quedarse en una experiencia personal, para la ocasión, el empresario nipón se llevará a varios artistas que le acompañarán en este viaje y no ha querido desvelar el precio que pagará por todo el trayecto. "¡Finalmente, puedo decirte que elijo ir a la Luna!", ha asegurado el millonario, conocido por sus acciones filantrópicas y su apuesta por el arte, en el evento de SpaceX.

El encargado de dar la noticia ha sido el propio Elon Musk que sobre las 3:15 (hora española) se presentaba ante el mundo en un 'streaming' que puedes revivir en este enlace para contar todo sobre esta misión acompañado de sus naves. Con su particular forma de expresarse, y unos nervios que concuerdan con los malos momentos que pasa tanto personal como profesionalmente, Musk presentó al mundo entero a Maezawa. Un magnate que, pese a contar con un gran proyecto para el viaje basado en el arte (conocido como #DearMoon y que llevará a entre 6 y 8 artistas a este viaje totalmente gratis), compartirá protagonismo con el 'Big Fucking Rocket', el gigantesco cohete de SpaceX que la empresa californiana lleva desarrollando desde hace años con la idea de poder llegar a Marte antes que nadie.

La misión de Maezawa solo acaba de empezar y ahora deberá prepararse para ser, presumiblemente en 2023, el primer hombre que ve la Luna de cerca desde que en 1972 la NASA mandara su última nave tripulada al satélite. Es cierto que, salvo sorpresa, en este caso el empresario nipón no se posará sobre la superficie lunar, sino que dará una vuelta alrededor del satélite, pero no por ello deja de ser un evento histórico y altamente delicado. Si sale según lo previsto, y nadie adelanta a SpaceX, él y sus acompañantes no solo cogerán el relevo de los miembros del Programa Apolo sino que serán los primeros turistas espaciales en llegar tan lejos fuera de nuestro planeta.

Para poder realizar esta hazaña, el millonario japonés contará con la inestimable ayuda del BFR, el cohete más potente del mundo, y de la historia, que estará totalmente equipado para él y sus invitados (artistas de diferentes disciplinas que se encargarán de plasmar el viaje en unas obras que después se presentarán en la Tierra) y se encargará de llevarle sano y salvo por su 'safari' espacial de siete días. Como ya pudimos ver en las imágenes compartidas tanto por SpaceX como por Elon Musk, no se trata de un BFR cualquiera sino que tendrá modificaciones con respecto al mostrado hace casi un año para poder cumplir los requisitos de un paseo alrededor de la Luna de una semana de duración.

En concreto, tendrá un motor más (siete en total) y se le añadirán una serie de mejoras, como una tercera aleta, necesarias para poder aterrizar suavemente en nuestro planeta y poder realizar toda la misión con garantías. Eso si, deberemos esperar para ver el resultado final de este cohete, pues aunque Musk se caracteriza por su optimismo, todo apunta a que no estará a punto hasta dentro de unos años. Sus ingenieros deberán trabajar a destajo para que nadie pueda adelantárseles en esta nueva carrera espacial, pero hablamos de un monstruo de 118 metros que debe dar la vuelta a la Luna en una semana.

¿Un pero? El dinero

Si habitual es que Musk y sus equipos envuelvan sus anuncios como hechos históricos, no lo es menos que todo el mundo se cuestione la viabilidad del proyecto por la falta de financiación. Elon Musk ya dijo en el pasado que construir el BFR para ir a Marte costaría unos 10.000 millones de dólares y lo cierto es que se desconoce de dónde podrán sacar el dinero para crear este monstruoso invento y todo lo que rodea a esta nueva misión.

Debería venir de los que pague Maezawa por el viaje (Musk ha asegurado que este pago "ha sido diferencial"), de los contratos que tiene SpaceX con la NASA y otras empresas y lo que se ahorra teniendo naves mucho más baratas que el resto, pero a día de hoy no se sabe cómo se financiará esto. Y tanto el magnate estadounidense como el japonés han esquivado todas las preguntas sobre el coste de esta misión.

La otra duda que queda en el ambiente es saber cómo preparará SpaceX todo para que el viaje sea un éxito. La compañía ya está programando viajes con humanos con la ayuda de la NASA para 2019, pero los plazos siguen siendo muy ajustados para este paseo lunar y será muy arriesgado probar un cohete nuevo, con un diseño y unas características creadas para la ocasión usando una única bala con astronautas sin experiencia. Hasta el propio Musk ha dicho que será un viaje "muy peligroso". Pero bueno, lo que está claro es que desde el punto de vista del marketing el proyecto será todo un éxito. Con Musk eso está garantizado.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios