"No conozco de nada Ni a pablo ni a irene"

De 'startup' a 'casoplón': esta es la empresa que nació en el chalé de Iglesias y Montero

Una pequeña compañía de 'software' tuvo de 2016 a 2017 su sede social en el nuevo hogar de Pablo Iglesias e Irene Montero en La Navata, Galapagar

Foto: El famoso chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero.
El famoso chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero.

El chalé comprado por Pablo Iglesias e Irene Montero en la zona de La Navata (Galapagar, Madrid) por unos 600.000 euros se ha convertido en uno de los misterios del año. Cientos de personas buscan desde hace días y por todas partes hasta el más mínimo detalle sobre este tranquilo enclave de la sierra madrileña que ha puesto patas arriba a Podemos. Y un curioso dato sale a la luz: antes de que todos los focos se centrasen en este lugar, existía tras sus muros una 'startup' española de desarrollo de 'software' a la que ahora el teléfono no le para de sonar.

"Viví como alquilado allí durante un año, de 2016 a 2017, justo cuando creé, en solitario, mi empresa. Por eso puse la sede social en esa dirección. Pero vamos, te aseguro, y lo quiero dejar muy claro, que no conozco de nada ni me he cruzado nunca con Pablo Iglesias ni con Irene Montero", comenta a Teknautas abrumado el dueño de Evendim, una pequeña 'startup' tecnológica. "De repente, hoy he empezado a recibir un montón de llamadas y mensajes sin tener ni idea de a qué venían", explica este empresario que prefiere no dar su nombre y que quiere mantenerse alejado del terremoto en el que se ha convertido su antigua casa.

Desde el momento en que apareció la información en varios foros de internet (Forocoches y Burbuja.info, sobre todo) durante la madrugada de este lunes, los nombres de esta empresa tecnológica y el de otra compañía que también aparece como situada en la misma dirección, Jotache-Prolab (dedicada al sector textil), han empezado a correr como la pólvora por la red. Incluso hay quien ha llegado a relacionar estas empresa con una especie de tapadera de Pablo Iglesias para poder mantener en el anonimato la compra de este inmueble durante años y que nadie supiese que lo había adquirido.

Esto mismo lo niega en redondo el gestor de Evendim. "Sin querer entrar en ninguna polémica, ni mucho menos, eso no es posible. Yo mismo se la alquilé a los propietarios. Después de que me fuera, además, vino otra inquilina que estuvo viviendo durante unos meses en esta misma casa", explica el gestor, que aún recuerda con detalle su antiguo hogar. "El edificio en sí es más pequeño de lo que se comenta por ahí, pero eso sí, el enclave es muy tranquilo y la parcela es grande".

Allí, entre esas cuatro paredes, este ingeniero dio a luz su pequeño proyecto dedicado al 'software' como servicio (SaaS, en sus siglas en inglés), al desarrollo y personalización de programas informáticos y al 'cloud computing'. Él trabaja, aún lo sigue haciendo, junto a una serie de colaboradores, con proyectos para todo tipo de empresas. "No adaptamos o personalizamos un sistema ya existente, sino que desarrollamos en exclusiva para ti el 'software' que necesitas, desde cero", explica.

Desde que dejara el gestor el chalé, la dirección de su empresa cambió a otro lugar de la Comunidad de Madrid, pero aún sigue manteniendo como sede social la famosa finca de Galapagar. "Eso es culpa mía, lo cierto es que poner esta dirección es algo que se te pide al crear la empresa y luego no es necesario cambiarlo. Tienes que ir al notario para poder modificar esa dirección, y es algo bastante pesado para un negocio tan pequeño como el mío, por eso aún no lo he hecho. Pero vamos, que ahora sí que voy a tener que hacerlo, visto lo visto", explica preocupado por que los clientes puedan relacionar su compañía con su antiguo hogar.

Por último, preguntado por la otra compañía que, según se puede consultar en la red, estuvo ubicada en ese espacio, el empresario dice no tener nada que ver, pero sí recuerda que de vez en cuando le llegaban al chalé algunas cartas dirigidas a esa compañía. "Puede que fueran unos inquilinos anteriores. Que yo sepa, los propietarios llevaban tiempo intentando vender el inmueble y mientras encontraban comprador lo iban alquilando". Desde Teknautas, hemos intentado contactar con los propietarios de Jotache-Prolab pero, de momento, ha sido imposible.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios