el resultado, a veces depende de un detalle

Llevas años cogiendo mal el teléfono (y otros 5 errores cuando sacas fotos con tu móvil)

Disparar a la altura de los ojos, abusar del HDR o fijarse en el brillo de la pantalla y no en la exposición son algunos de los fallos que podrías solventar para mejorar tus imágenes

Foto: Colocando dos dedos en la parte trasera, reduciremos la vibración a la hora de disparar la foto. (M. MC.)
Colocando dos dedos en la parte trasera, reduciremos la vibración a la hora de disparar la foto. (M. MC.)

Las lentes y los sensores que incluyen las cámaras de nuestros móviles han ido mejorando progresivamente hasta convertirse en la única herramienta de cientos de miles de personas para sacar fotografías en fiestas, vacaciones o cualquier momento. Hay quien incluso fía los recuerdos gráficos de su boda a un 'hastag' y a las destrezas fotográficas de sus invitados (que a buen seguro se van reduciendo a lo largo de la celebración).

Aunque en la época de Instagram cualquiera puede dignificar casi cualquier foto que saque con el móvil 'untando' el archivo con dos o tres filtros de esta aplicación. Pero cuidando algunos detalles a la hora de disparar evitarás tener que abusar de estos y otros retoques. ¡Ah! Los 'fotones' no están solo al alcance de los terminales más avanzados y caros del mercado, que incluyen cada vez mejores estabilizadores de imagen o soluciones en forma de 'software' de procesado. También puedes hacerlo con móviles mucho más asequibles de los que no incluyen algunas de estas especificaciones o, directamente, tienen cámaras mucho más modestas.

Hemos hablado con Rodrigo Rivas, fotógrafo especializado en fotografía con 'smartphones' y autor de 'La fotografía móvil' y 'Fotografía de la calle: memoria de la ciudad', para que nos ayude a identificar los errores más comunes que realizamos.

Empieza por coger bien el móvil

Con esta forma de agarrar el móvil, al disparar, las vibraciones son mayores. (Z. Aldama)
Con esta forma de agarrar el móvil, al disparar, las vibraciones son mayores. (Z. Aldama)

Es algo que se suele ver con móvil grandes... o manos pequeñas. La persona en cuestión evita colocar un solo dedo en la parte trasera del terminal y los sitúa en los bordes del mismo. Una vez ha encuadrado, despega el pulgar o hace equilibrios con otro dedo y lo acerca a la pantalla para presionar el botón de disparo. ¡Error! Por muy común que sea, lo único que puedes acabar consiguiendo es que el terminal se mueva ligeramente y la imagen salga movida o completamente desenfocada en el peor de los casos.

Un pequeño gesto como apretar con el pulgar la pantalla puede acabar con una imagen borrosa

La forma para evitar esta vibración es que coloques el meñique de tu mano predominante en la borde inferior y el índice en la parte superior (como en la imagen de apertura del artículo). A continuación, con el dedo corazón y el anular en la parte trasera (haciendo una ligera presión), utiliza el pulgar para disparar. Con la otra mano, sin tapar nada de la cámara, colocaremos dos dedos en el otro extremo para darle aún más estabilidad. "Así conseguimos que la presión que ejercemos en la parte trasera absorba la vibración que generamos involuntariamente al apretar el botón de disparo. Esto es idóneo para condiciones de poca luz o con terminales que no tienen estabilizador".

Olvidarse de la 'rejilla'

La rejilla es importante a la hora de componer escenarios. (EC)
La rejilla es importante a la hora de componer escenarios. (EC)

La rejilla, lo llaman algunos. Se conoce habitualmente como cuadrícula. Técnicamente, su nombre es 'grid'. Es uno de los grandes olvidados a la hora de hacer una fotografía con el móvil. Muchos aún no terminan de entender su utilidad y, directamente, pasan de utilizarlo. "La gente no suele prestar demasiada atención a la composición de la imagen", cuenta este fotógrafo.

Pero... ¿para qué sirve la rejilla? Pues básicamente para mantener las proporciones de la imagen y lograr una mejor composición. "El 'grid' nos marca la regla de los tercios y es importante seguirla". Además de una mejor composición, nos ayudará a dar más fuerza al resultado final de la fotografía: "Lo mejor es colocar el punto de interés en uno de los puntos de las intersecciones". Para activarla, en iPhone acude a Ajustes > Cámara. En Android puedes hacerlo directamente desde las diferentes 'apps' de cámara desde los ajustes.

¿HDR a tope?

La Blackberry KeyONE. (C. Castellón)
La Blackberry KeyONE. (C. Castellón)

Tecnología High Dinamic Range. Es más conocida por sus siglas, HDR, Se trata de una funcionalidad que ha permitido a los móviles un mejor desempeño a la hora de capturar las zonas más oscurecidas y más luminosas de las fotos. "Mucha gente se limita a ponerlo en automático y se olvida de ello. Otros lo tienen activo todo el tiempo", explica Rivas.

El HDR es muy útil, pero si lo utilizas cuando no debes, obtendrás una imagen irreal al ojo humano

Es importante que esto no sea así. Si no nos encontramos con una situación que lo precise, mejor tenerlo desactivado. ¿Por qué? Porque puede distorsionar, probablemente lo hará, las tonalidades de los colores de la imagen. "Se tiende a usar el HDR en todo tipo de escenas. Esto genera en muchos casos imágenes bastante irreales al ojo humano", avisa Rivas.

El brillo de la pantalla

La pantalla del S9 vuelve a ser una de las mejores del mercado. (M. Mcloughlin)
La pantalla del S9 vuelve a ser una de las mejores del mercado. (M. Mcloughlin)

Cogemos el móvil, abrimos la 'app' de cámara y disparamos sin preocuparnos de mucho más, confiando en que el modo automático hará lo posible para recoger la imagen tal y como la vemos en esos momentos. "Uno de los errores más habituales es creer que las fotos están bien expuestas fijándose en el brillo de la pantalla del móvil y no en la exposición que marca la cámara".

El resultado puede ser que nos encontremos con fotos más oscuras de lo que esperábamos o incluso quemadas. "Hay que recordar que la pantalla de nuestro teléfono nunca marca la exposición real de una fotografía".

No dispares a la altura de los ojos

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Es una situación muy repetida. Mucha gente levanta el móvil hasta la altura de los ojos pensando que de esta manera el encuadre será igual a lo que están observando a través de la vista. Nada más lejos de la realidad.

Hay que pensar que el ángulo de visión de la cámara de los móviles dista muchísimo de lo que nosotros percibimos. Además, nos ofrecerá una perspectiva plana y monótona. "Es una cosa que debemos intentar evitar. Es mejor cambiar el punto de vista para generar fotografías diferentes y más interesantes de cara al espectador", añade Rivas. Y esto de la perspectiva no lo arregla un simple filtro de Instagram o la chapa y pintura de Snapseed.

#Foodporn: cuidado con las sombras

Foto con el S9 Plus. (M. Mcloughlin)
Foto con el S9 Plus. (M. Mcloughlin)

No podía faltar en esta pequeña guía un pequeño consejo dirigido a los 'foodies' y a esos que fotografían cualquier bocado que se les ponga, en plan pintón, por delante. Aquí, Rivas avisa: hay que tener cuidado con las sombras. Hay que fijarse bien en la iluminación de los locales y, sobre todo, no colocarse delante del punto de luz. "Esto generará sombras muy feas en el plato", concluye.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios