el modo retrato está guay, pero ya cansa un poco

¿Estrenas móvil con doble cámara? Todos los trucos para sacar las mejores fotos

Contar con angulares o teleobjetivos adicionales o tomar directamente imágenes en blanco y negro son algunas de las ventajas de estos dispositivos

Foto: (Foto: E. Villarino)
(Foto: E. Villarino)

Cada vez vemos más móviles de gama media que se unen a la nueva moda de la doble cámara. Esto significa dos sensores independientes en la parte trasera de un mismo dispositivo. Sin duda, el sueño de muchos enamorados de la fotografía que han visto en los avances de las cámaras de los ‘smartphones’ la oportunidad perfecta para desarrollar su pasión.

Sin embargo, no todas estas dobles cámaras ofrecen los mismos resultados. Las hay que te permiten jugar con el ‘zoom’ con un solo disparo, mientras que otras se encargan de mejorar la calidad de las imágenes al combinar las dos tomas.

Por eso, antes de lanzarnos a utilizar la doble cámara de nuestro nuevo móvil, es importante conocer qué hace exactamente cada una y cómo puedes aprovecharla para sacar las mejores fotos. Si todavía no tienes un móvil con esta característica pero estás pensando en comprarte uno, esta guía también te servirá para atinar en tu elección según las fotos que quieras conseguir en tu día a día.

La profundidad de campo del HTC One M8

HTC One M8 fue uno de los primeros dispositivos que se presentaron con doble cámara. Sin embargo, su segunda lente no sirve para sacar fotos, sino que se encarga de registrar todos los datos relativos a la profundidad de campo. Esto quiere decir que, mientras la cámara principal realiza la toma, la secundaria se encarga de calcular y almacenar la distancia de la que se encuentran los diferentes objetos de la imagen, tal y como lo hacemos nosotros gracias a la visión estereoscópica.

Esta funcionalidad puede que sea una de las más añoradas por los amantes de la fotografía que no cuentan con una cámara réflex. Enfocar y jugar con la profundidad de campo permite resaltar objetos y lograr un efecto de atención sobre la imagen que muy pocas otras técnicas fotográficas consiguen con tanto éxito. Ahora bien, con la doble cámara del HTC One M8 no lo harás mientras enmarcas la toma, sino a la hora de editar las fotografías. A través de la herramienta Ufocus podrás enfocar un objeto de la imagen después de tenerla guardada en tu móvil. ¿Cómo? Solo tendrás que seleccionarlo y automáticamente quedará enfocado gracias a toda la información de profundidad de campo que se ha guardado.

Esto permite, por ejemplo, conseguir fotos ‘bokeh’, que juegan con efectos de grandes desenfoques selectivos en la imagen y, en los últimos tiempos, se han puesto muy de moda especialmente con luces de colores de fondo. Además, entre sus ilimitados usos creativos, ofrece grandes resultados para resaltar en 'selfies' o en fotografía macro.

HTC no ha sido la única que ha apostado por esta utilidad para su doble cámara. Modelos más actuales como el ZTE Blade V8 (con la posibilidad de realizar fotos 3D) o el Honor 6X también usan la cámara secundaria para crear efectos de desenfoque.

La apuesta de Huawei: dos sensores trabajando juntos

Damos un paso más y en la doble cámara certificada por Leica que Huawei presentó con el P9 nos encontramos con que la unión hace la fuerza. Sus dos sensores de 12 megapíxeles trabajan juntos para ofrecer una imagen de mayor calidad. Así, mientras uno se encarga de registrar la información de color, otro captura la imagen en blanco y negro. El resultado son fotos con un nivel de detalle muy elevado.

Esto se explica porque mientras que un sensor prioriza el color, el monocromo no filtra la luz de la misma forma y captura todos los matices del negro, resaltando su nitidez al máximo. Además, gracias a su sensor monocromo, podrás hacer fotos directamente en blanco y negro evitando conversiones posteriores en las que se pierde el realismo y la viveza de la imagen. Para ello, en su último modelo P10, el sensor monocromático pasó de 12 a 20 megapixeles.

Para estas tomas tendrás que desplegar todos tus dotes creativos. Aunque casi cualquier imagen acepta el blanco y el negro, solo tu ojo de fotógrafo te hará saber si la estampa ante la que te encuentras tendrá más fuerza en color o en monocromo. Sin duda, es un ejercicio que si eres un enamorado de la fotografía será parte de tu pasión.

Otra particularidad es que, al poder contar con dos sensores para tomar una misma imagen, la cantidad de luz que se captará también será mayor, así que con esta cámara dual podrás tomar fotos cuando las condiciones de luz no sean las idóneas. Por eso, si eres de los que gustan de sacar fotos en interiores (no siempre bien iluminados) o captar la magia de los atardeceres, con este Huawei conseguirás buenas imágenes.

Eso sí, debes de tener en cuenta una gran ausencia: no tiene estabilizador en la óptica, por lo que mucho mejor si cuentas con un trípode para tus tomas más espectaculares.

Además, con esta doble cámara también podrás tirar de efecto ‘bokeh’ para tus fotos más creativas. Por ejemplo, para primeros planos de objetos fijos, solo tendrás que seleccionar el objeto que quieres enfocar, enmarcándolo con dos dedos, y en la imagen captará toda la atención mientras el fondo queda difuminado. También encontrarás este tipo de sensores en modelos como el Nubia Z17 mini o el Honor 8, aunque en estos casos no hay certificación de la prestigiosa Leica.

Cómo aprovechar al máximo el gran angular de LG

El fabricante coreano LG fue pionero en ofrecer un segundo objetivo con gran angular en su LG G5. En este caso, su uso no penaliza ni mejora la calidad de la cámara principal, sino que le da una herramienta más a los usuarios para que desplieguen sus dotes fotográficas.

Los objetivos gran angular ofrecen una visión mucho mayor que la humana y son utilizados principalmente para vistas panorámicas, así que contar con uno de ellos en tu móvil te permitirá conseguir grandes fotos de paisajes en una sola toma y no superponiendo varias como se hacía en los móviles de antaño.

En este caso, la propia cámara abarca 135 grados de ángulo de visión, pero deberás tener en cuenta que no será lo mismo que usar la principal con 16 megapíxeles y estabilización óptica. Al utilizar el gran angular prescindiremos de la estabilización, perderemos algo de luminosidad (al pasar de F 1.8 al convencional F 2.4) y conseguiremos imágenes inferiores a los 16 megapíxeles. Sin embargo, merecerá la pena, especialmente porque es una funcionalidad propia de objetivos de cámaras réflex que hasta hace poco los aficionados a la fotografía no podían disfrutar en sus móviles.

Para sacarle el máximo partido, nuestra recomendación es que no te limites a usarla para captar la inmensidad de los paisajes. Prueba, por ejemplo, a hacer contrapicados a edificios, a tomar retratos de primerísimo plano (y ver sus efectos de distorsión), fotografiar objetos en interior o a aprovechar las líneas de la naturaleza, como caminos o árboles, para crear combinaciones diferentes.

 Haciendo contrapicados podrás conseguir fotos de este estilo (Fuente: Scott Swigart/Flickr)
Haciendo contrapicados podrás conseguir fotos de este estilo (Fuente: Scott Swigart/Flickr)

En estos casos, será muy importante que trabajes la composición, y recuerda que en fotografía, muchas veces, menos es más. No es un tipo de objetivo fácil de usar pero tenerlo en el móvil te hará explorar tu creatividad.

LG, en su versión G6, rebajó el gran angular trasero a unos 125 grados (por considerar que se ajustaba más a la visión humana) y aumentó sus megapíxeles. Aunque, sin duda, la gran novedad fue su gran angular delantero de 100 grados, ideal para los selfis en grupo.

Sumando un teleobjetivo a su doble cámara

El ‘tele’ es el otro de los objetivos más deseados por los amantes de la fotografía, y ahora también lo puedes tener en tu móvil. No solo lo incorporó por primera vez el iPhone 7 Plus (que también cuenta con un gran angular), sino que también podrás disfrutar de él en el iPhone 8 Plus, el Samsung Note 8, el Asus Zenfone 3 Zoom, el Oppo R11 o el OnePlus 5. En todos ellos, la segunda cámara se convierte en un potente teleobjetivo que te vendrá de perlas para sacar imágenes a distancia. Por ejemplo, en el caso de Apple, el zoom óptico permite acercarse entre dos y tres veces más que la lente principal.

Esto, sin duda, será útil para sacar fotos de detalles de monumentos o captar animales salvajes en su hábitat durante nuestros viajes. Eso sí, para conseguir grandes resultados con este tipo de imágenes influye mucho que las condiciones de luz sean apropiadas. El hecho de que algunos modelos no cuenten con estabilizador óptico o que su apertura máxima no sea muy amplia hace que cuando no hay luz suficiente, las fotos pierdan mucha calidad. Así que, en estos casos, lo mejor será hacerlas a plena luz del día o en un interior perfectamente iluminado y huir de atardeceres o rincones oscuros.

Todas estas nuevas funcionalidades demuestran el esfuerzo cada vez mayor de los fabricantes por ofrecernos cámaras cada vez más potentes y versátiles. De nosotros depende aprender a aprovecharlas al máximo para sacar las mejores fotos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios