Y todo por un timbre inteligente

Amazon se gasta 1.000 millones en Ring, una 'startup' rechazada en un 'reality show'

La compañía de Jeff Bezos ha adquirido esta 'startup' de timbres inteligentes con el objetivo de controlar, también, la seguridad de tu hogar

Foto: Ring, la compañía comprada por Amazon
Ring, la compañía comprada por Amazon

En 2013 Jamie Siminoff y su equipo llegaban a un 'reality show' de 'startups' de la televisión estadounidense llamado Shark Tank con el objetivo de vender su timbre inteligente. Iban a por todas pero fueron rechazados por el jurado por no ser "algo de internet". Ahora, 5 años después, Amazon les ha comprado su idea, convertida en la compañía Ring, por más de 1.000 millones de dólares. Según explica el medio estadounidense Quartz, en el programa Siminoff solo buscaba participaciones de 700.000 dólares, poco podía imaginar que se convertiría en la segunda adquisición más cara de la historia del gigante del comercio electrónico.

La idea de Siminoff es la nueva apuesta de Jeff Bezos para intentar convencernos de que dejar que sus repartidores entren en nuestra casa para dejar sus pedidos aunque nosotros no estemos presentes es una buena idea. Una idea que Amazon empezó a probar en octubre, con el lanzamiento de Amazon Key, el sistema que desarrolló con este objetivo, pero la polémica saltó pronto por los fallos de seguridad que éste albergaba. Ahora, cinco meses después, Bezos vuelve a la carga y ha decidido comprar Ring, la 'startup' tecnológica centrada en la creación y desarrollo de timbres inteligentes con cámaras integradas y otros sistemas para hogares inteligentes.

Según ha publicado Reuters, la operación se habría cerrado en unos 1.000 millones de dólares, siendo la segunda compra más cara de la historia de Amazon (después de Whole Foods, que la adquirió por 13.700 millones). Un altísimo precio que da muestras de la importancia que la empresa de Jeff Bezos está dando a este asunto. Ni siquiera se gastó tanto en la compra de Twitch (970 millones).

Todo apunta a que con este movimiento Bezos busca aplacar la gran cantidad de quejas y críticas que la compañía ha recibido en Estados Unidos ante los fallos de Amazon Key, una de sus mayores apuestas, y demostrar al mundo que su futuro también pasa por los hogares inteligentes. Y es que en noviembre ya hubo especialistas en ciberseguridad que desmontaron el sistema de Key y enseñaron que era mucho menos fiable de lo que se esperaba.

Al comprar Ring, la compañía da un paso adelante en su idea y demuestra a sus clientes que van muy enserio con esto de pedirte que dejes pasar a tu hogar a un desconocido con el logo de Amazon para que te deje un paquete.

Una relación de varios años

Aunque la compra ha sorprendido a muchos, lo cierto es que Amazon y Ring llevan tiempo colaborando en diversos negocios. Los sistemas de Ring están integrados en Alexa e incluso el propio CEO de la 'startup' de timbres, Jamie Siminoff, ya dejó caer en la cadena de televisión norteamericana CNBC hace unos meses su buena sintonía con la compañía de Seattle. "Son como la energía nuclear. Son muy, muy poderosos y puedes obtener energía increíble y limpia de ellos, pero también existe la posibilidad de recibir radiación muy dañina si no tienes cuidado", explicaba.

Hoy, tras la compra, un portavoz de Ring ha hablado también con la misma cadena. "Ahora podremos crecer aún más al asociarnos con una empresa tan original y centrada en el cliente como Amazon. Esperamos ser parte de su equipo y que juntos podamos seguir trabajando para conseguir nuestro objetivo que no es otro que crear unos vecindarios más seguros".

Jamie Siminoff, CEO de Ring
Jamie Siminoff, CEO de Ring

De momento, todo apunta a que Amazon dejará Ring como un ente independiente al estilo de Twitch o el propio Whole Foods y que poco a poco irá mostrando la integración entre ambas compañías.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios