Móviles: Me he muerto 10 veces en un minuto en el juego más difícil creado (y debes probarlo). Noticias de Tecnología
¿Es realmente imposible pasárselo?

Me he muerto 10 veces en un minuto en el juego "más difícil creado" (y debes probarlo)

Trap Adventure 2 se ha hecho viral por la dificultad de sus pantallas. Un juego retro al estilo de los clásicos que te sacará de tus casillas

Foto: Imagen de TrapAdventure 2
Imagen de TrapAdventure 2

A ver, seamos sinceros, yo tampoco conocía nada sobre esto del 'Trap Adventure 2' hasta ayer. Pero, como tantos otros cotillas (el juego ha pasado de estar en el puesto 54 en la lista de 'Arcade' al 15 en la App Store), al ver los vídeos virales decidí que tenía que probarlo, sí o sí. Y ya que nos hemos confesado, lo puedo confirmar: me he enganchado bastante. Es verdad que según me descargué el juego, y conseguí entender cómo funcionaba (el inicio es un poco raro y está mal hecho, como buen videojuego alternativo), me mataron 10 veces en un minuto, pero no me cansó. La misma frustración que crecía en mí con cada muerte sin sentido, me llevaba a volver a intentarlo. Temed el día que un ‘coach’ motivacional encuentre esto.

Pero, comencemos por el principio, como en las buenas historias. ¿Qué es esto de Trap Adventure 2? Para que te hagas una pequeña idea, se trata de una especie de versión retro de 'Super Mario' en 8-bit, publicada en 2017, en la que un tipo con 'look' de Indiana Jones (el sombrero le delata) va corriendo, saltando y agachándose por un mapa lineal de pantallas esquivando todo tipo de obstáculos hasta que muere y vuelve a empezar de cero, una y otra vez. Vamos, un 'arcade' de toda la vida.

Te vas haciendo una idea ¿no? Ahora te preguntarás que qué tiene de gracioso para que haya pasado de ser otro juego raro de los que se esconden en los cuartos oscuros de las tiendas virtuales a la fama mundial. Pues que el gran Mario Bros se cargaría de miedo y no volvería a bajar por esa tubería si viera lo difícil que es pasarte sus malditas pantallas, y lo duro que puede llegar a ser un desarrollador con ganas de fastidiar.

Hay quién define este juego como "el más difícil y frustrante del mundo", igual que ya definieron con esos calificativos a otros títulos míticos como el polémico Flappy Birds, que acabó bastante mal, por cierto, o más recientemente al Dark Souls III, pero en este caso, creo, merece unas palabras a parte. No es el título más difícil, o al menos no lo es más que alguno de sus competidores. Tiene salidas y pistas que te permiten saber cómo actuar en cada momento, pero sí puede ser el más desquiciante que existe, por no usar un término más fuerte.

¿Por qué? La razón es simple: la muerte te espera en cada esquina. El fin del juego te acecha y sabe cómo vas a reaccionar en cada momento, aprovecha tus pasos para acabar contigo y mandarte de vuelta a la casilla de salida. El amigo Hiroyoshi Oshiba, creador que firma este título, y otros similares, coloca sus trampas sabiendo a la perfección tus movimientos y utiliza lo básico del juego, solo puedes ir adelante, atrás, saltar y agacharte, para, justamente poner la guadaña en los puntos estratégicos. Si crees que en un lugar estás seguro, olvídate, algo malo te puede pasar, siempre. ¿Qué no te lo crees? Bueno, mira la primera pantalla. Solo ahí ya te muestra bien claro sus intenciones.

¿Es verdaderamente imposible?

Bueno, es más relativo de lo que parece. Es verdad que, como decíamos antes, su creador maneja a la perfección la anticipación y juega siempre con la ventaja de que es bastante fácil en un juego de este tipo predecir lo que vas a hacer (las opciones son muy justas). Pero también es cierto que ese aspecto tan básico le obliga a darte una salida, más o menos clara en cada pantalla.

Es decir, vas a morir unas cuantas veces en cada punto, pero a la segunda o tercera intentona ya vasa tener claro cómo superar ese obstáculo, aunque seguramente después te venga una de esas desesperaciones de las buenas.

El secreto está, como casi siempre, en pagar

Algo que no se enseña en ninguno de los vídeos que se han viralizado en las redes, y que frustra aún más que cualquier trampa, es lo que ocurre después de morir y que hace que añores hasta la Super Nintendo. Por cada muerte, si no tienes la versión ‘Premium’, obviamente, te tienes que tragar un bonito anuncio de otro juego que suele durar unos 10 segundos, y que acaba por minar la poca moral que te queda después de que tu Indiana Jones haya muerto una vez más.

Además, si no tienes la versión de pago, que vale algo más de un euro, tu partida no se guardará, por lo que cada vez que mueras volverás, otra vez, a la primera pantalla. ¿Esto influye mucho? Bueno, si quieres pasarte el juego es fundamental. Los pocos vídeos que ya circulan en la red en los cuales algún jugador ha conseguido vencer a la máquina son con la versión de pago que permite a estos ‘gamers’ enfrentarse a los obstáculos al menos con la garantía de que si mueren volverán a aparecer en la misma pantalla y no al principio.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios