busca internacionalizar el conflicto en la red

Del catalán al inglés: así usa Puigdemont su Twitter como maquinaria de propaganda

Desde noviembre de 2016 Puigdemont ha lanzado más de 1000 tuits de los cuales más de la mitad son en catalán y el resto se reparten en inglés y unos pocos en castellano.

Foto: (Imagen: Enrique Villarino)
(Imagen: Enrique Villarino)

Que Puigdemont es un fan absoluto de Twitter no es ninguna novedad. Todo el mundo sabe que esta red social es la que más usa desde hace años. Incluso cuando ni siquiera tenía un puesto político de importancia, ya contaba allí todo lo que le pasaba día a día. Pero desde que llegó a la presidencia de la Generalitat su cuenta se ha convertido en una herramienta de propaganda valiosísima tanto para dar a conocer todo tipo de noticias sobre el ‘procés’, y en contra del Estado español, como para intentar internacionalizar el conflicto y ganarse a los usuarios de todo el mundo.

Intentando explicar mejor el uso de esta herramienta, hemos analizado todos los mensajes publicados en su perfil (incluyendo retuits) desde hace un año. Y ha sido fácil encontrar un cambio de tendencia claro de la cuenta del ex 'president' desde aquel mes de noviembre en el que el foco estaba puesto en Estados Unidos y en el terremoto Trump (Puigdemont le llegó a felicitar hablando de que esperaba que la buena colaboración “entre las dos naciones” siguiese “floreciendo”) hasta hoy con medio govern en Bruselas y el otro entre rejas.

Los mensajes en catalán son los más repetidos con mucha diferencia respecto a los segundos, encontrando un total de 995 tuits en ese idioma. En segunda posición están los contenidos en inglés, un total de 123 y por último tenemos el castellano, que solo cuenta con 83. Pero lo que más llama la atención es que, con el avance de los meses, Puigdemont ha acabado bajando el número de contenidos hechos en catalán y aumentando los publicados en otros idiomas.

Aunque, mientras la mayoría de los tuits publicados en catalán los crea el propio jefe de Junts pel Sí, tanto los recogidos en inglés como en castellano, suelen ser contenidos retuiteados de otras cuentas que usan esas lenguas para expresarse en la red social.

Ahora, tras ver el mapa general, veamos lo que ha ido ocurriendo en cada época de este largo e intenso año. Así ha cambiado la cuenta de Carles Puigdemont en apenas 12 meses.

De octubre a febrero

En estos cinco meses el foco del mundo estaba puesto sobre Estados Unidos. Lo que parecía ser más una charlotada que otra cosa, la candidatura de Donald Trump, acababa convirtiéndose en realidad y muchos se lanzaban a predecir el fin del mundo. Nadie se acordaba en ese momento del desafío secesionista catalán. Eso sí, Puigdemont ya hablaba de transversalidad y soñaba con esa independencia prometida, siempre en catalán.

Los pocos mensajes enviados en otro idioma tratan sobre algún asunto muy concreto (también hay algún tímido llamamiento a la UE) o son mensajes protocolarios sobre reuniones con agentes internacionales. El castellano solo lo usa para compartir noticias contra el PP o el PSOE.

De febrero a junio

La situación de Cataluña sigue más o menos igual, aunque Puigdemont va metiendo algunos mensajes sobre el derecho a decidir y el apoyo internacional que en teoría la Generalitat tendría si finalmente sacaba las urnas a la calle. Incluso habla sobre las empresas que están invirtiendo en la región intentando mostrar la fortaleza frente a las críticas del gobierno central.

En castellano e inglés los mensajes son noticias compartidas de medios internacionales en los que hablan sobre el problema catalán aunque todavía de una forma muy ligera y teórica. Destacan dos mensajes. Uno que versa sobre una entrevista hecha en La Vanguardia en la que una experta dice que es seguro que el Papa aceptaría la independencia y otro que habla de que “la realidad desmiente al catastrofismo”.

De junio a agosto

El problema empieza a escalar posiciones. La fecha elegida para el referéndum se acerca y la tensión sube. Incluso el presidente cesado ya habla del 1 de octubre.

Sus mensajes hacia las autoridades internacionales comienzan, y deja ya una pregunta en el aire “¿Quieres que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de República? #1Oct?”. En cuanto a los tuits en castellano solo comparte noticias contra el gobierno central y artículos que tratan sobre el “retraso” de las infraestructuras en Cataluña. Incluso hay uno en el que habla de las personalidades internacionales que están a favor del 1-O que comparte también en catalán.

De agosto a octubre

En estos meses toda la política catalana salta por lo aires. El mes de agosto, que ya se planteaba complicado, rompe con los atentados de Barcelona y Cambrils. En ese momento Carles centra su cuenta en mandar apoyo a las víctimas y felicitar a los Mossos por el trabajo realizado. Incluso comparte algunos tuits de líderes españoles mandando apoyo y a Cataluña y habla de la manifestación junto al Rey. El terrorismo centra el discurso.

Pero sin casi tiempo para recuperarse de lo sucedido, la realidad pega un nuevo vuelco y Puigdemont se ve obligado a hablar sobre la aprobación en el Parlament de las leyes de Referéndum y de Transitoriedad.

Aprovecha el momento también para tuitear muchos más mensajes en inglés y en español intentando centrar el debate en el derecho a decidir. Su idea, vender el referéndum como algo totalmente legítimo y que apoyan incluso algunos partidos políticos frente al “estado policial” que ha creado el PP.

El día 20, con los registros de la Guardia Civil, manda un total de 23 tuits alternando catalán, inglés y castellano. Busca aglutinar a todo el público posible y llegar con sus mensajes a todos los usuarios.

De octubre a noviembre

Por último, el cambio de tendencia de la cuenta llega en octubre. Emepezando con el 1-O en el cual busca captar todos los focos de la prensa internacional, pasando por los días posteriores y la lucha con el gobierno central y acabando con la salida del país. Solo en octubre Puigdemont tuiteó 58 veces más mensajes en inglés que el año anterior en el mismo mes.

A día de hoy su idea sigue siendo la misma: dejar un poco de lado el catalán y usar más el castellano y el inglés para abrir el conflicto a otras latitudes. Porque ya se sabe, la propaganda no sirve para nada si no se adapta a los tiempos. Aunque la adaptación signifique que haya que hablar neerlandés.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios