su cuenta de twitter es una mina de oro

Así predijo Puigdemont en la red en 2008 su 'declaración trampa' de independencia

Antes de llegar a presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont era un auténtico fanático de las redes sociales, y allí, sin querer, en 2008, hizo una rocambolesca predicción de la declaración de ayer

Foto: Carles Puigdemont durante el pleno del 10-O (Foto: Reuters)
Carles Puigdemont durante el pleno del 10-O (Foto: Reuters)

Carles Puigdemont vivió anoche uno de los momentos más importantes de su vida. Con todo el mundo atento a sus palabras, tuvo que enfrentarse al Parlament catalán y dar un discurso en el que debía defender su idea de independencia pero a la vez calmar a la CUP y a los constitucionalistas.

El discurso no gustó a nadie pero lo que no sabía la mayoría de la gente, ni el mismo lo conocía, es que en 2008 ya predijo cómo sería este fatídico 10-O y lo dejó registrado en su cuenta de Twitter.

Antes de llegar al parlamento catalán y convertirse en la figura clave del gobierno independentista, Puigdemont, al igual que otros conocidos políticos españoles, como Pedro Sánchez, sin ir más lejos, era un fanático de las redes sociales y contaba en la plataforma del pajarito todo lo que le ocurría en su día a día. Ahora, casi diez años después, sus mensajes antiguos vuelven como los fantasmas del pasado y nos dejan incluso grandes predicciones. Hemos hecho una selección de las mejores. Así contó en 2008 el 10 de octubre de 2017.

Comienza el día

Carles tenía claro desde un principio que su día iba a ser bastante largo. Fíjate si lo tenía claro que en 2008 ya sabía que las reuniones se le iban a multiplicar e iba a acabar muy cansado.

Pero pronto se repuso, a las 18 horas empezaba el show, y solo para verle a él había más de 1.000 periodistas acreditados. Cámaras por todos lados, cronistas llenando el Parlament, manifestantes a las puertas. El circo le esperaba.

La hora extra de espera

Todo estaba preparado para las 18.00 (hora española) de la tarde, pero la cosa se complicó. Con toda la Oposición sentada en sus escaños el gobierno y los partidos independentistas no aparecían por ningún lado.

Los nervios estaban a flor de piel en toda España. Los lavabos a reventar. Carles se paseaba por los pasillos de la Cámara regional y la tensión se podía cortar con un cuchillo.

Y llegó la hora de hablar. Los nervios siempre pueden provocar algún fallo.

El discurso

Desde el principio se sabía con bastante seguridad de qué hablaría el presidente. Cargas, independencia, derecho al voto, libertad del pueblo catalán... Y no podían faltar Franco y la Policía, obviamente.

Siguió criticando la actuación de los cuerpos de seguridad del Estado durante el 1-O pero en su conciencia recordaba sus buenos momentos con la Policía y la Guardia Civil en el pasado. Cómo han cambiado las cosas.

Por último declaró aquella ya histórica independencia de 6 segundos. Eso no lo habría podido predecir nadie pero en 2008 Carles sí dejó una frase que vendría muy bien para definir lo ocurrido.

Y las llamadas al diálogo, siempre las llamadas al diálogo. A todos los grupos políticos, a todos los países, incluso en chino.

El final del día

Como ya sabía Carles el día fue larguísimo y agotador. Entre el pleno y la firma del documento por la independencia su día eran más de las 22.00 horas cuando Puigdemont y sus compañeros pudieron irse para casa. El presidente acabó destrozado.

Eso sí, todo apunta a que la semana sólo acaba de empezar. Aunque estemos a miércoles.

Rajoy habla, y él ya lo veía venir

Rajoy acaba de pedir a Puigdemont aclarar si ayer declaró o no la independencia. Pero el President, como buen visionario, ya lo vio venir en 2013. Un gran día de la marmota.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios