Bruselas pide a Google cesar su conducta en 90 días

Multa récord de Europa a Google: 2.420 millones por perjudicar a sus rivales 'online'

Duro golpe a Google. Bruselas le acusa de favorecer su servicio de comparación de precios, Google Shopping, sobre sus rivales en los resultados de búsqueda. La multa: 2.420 millones de euros

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Casi ocho años de lenta investigación acaban de llegar a su fin. La Comisión Europea ha anunciado hoy una multa récord a Google por abuso de poder dominante con Google Shopping, su comparador de precios online. La sanción asciende a 2.420 millones de euros, una cifra récord al buscador, que ahora no solo deberá hacer frente al pago, sino que también tendrá que cambiar la forma en la que funciona su algortimo para satisfacer las exigencias de Europa. La penalización irá a más si la compañía no rectifica en el plazo de 90 días.

C. OttoC. Otto

Se trata de una multa sin precedentes a la firma de Mountain View, y es solo el comienzo. Aún quedan abiertos dos investigaciones más de la Comisión a la compañía que podrían desembocar también en multas millonarias.

Tras siete años de negociaciones a puerta cerrada con la tecnológica, el departamento liderado por la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha decidido dejar a un lado los intentos para lograr un compromiso pactado entre ambas partes. No ha sido posible, con lo que la danesa ha decidido dar un paso al frente y concluir uno de los tres expedientes que tiene abiertos contra Google.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. (EFE)
La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. (EFE)

En este caso, la Comisión Europea acusa a Google de dar prioridad a sus propios servicios de ventas online cuando un usuario utiliza su motor de búsqueda para localizar un producto que quiere adquirir, marginando a otros competidores. Google, por su parte, ha alegado que los clientes no compran solo a través de motores se búsqueda como el que ofrecen, sino que normalmente acuden a portales de venta -y rivalea- como Amazon, eBay o Trip Advisor. Sin embargo, sus argumentos no han persuadido a Bruselas.

Cambio de modelo de negocio

Bruselas acusa a Google de haber abusado de su posición dominante, al favorecer de forma sistemática su servicio de comparación de precios en sus páginas de resultados de búsqueda. Dicho de otro modo: la Comisión cree que Google prioriza sus propios servicios dentro de los resultados de búsqueda, de modo que perjudica a otros competidores. Y por ello le exige ahora que cambie su modelo de negocio. Y rápido.

En concreto, le da 90 días para que ponga fin a estas prácticas, bajo amenaza de que la multa aumente hasta un 5 % de los ingresos mundiales medios, no ya de Google, sino de Alphabet, la compañía matriz del buscador.

Google: "Estamos en desacuerdo con las conclusiones. Vamos a revisar con la Comisión la decisión y consideraremos apelar"

"Lo que ha hecho Google es ilegal bajo las reglas antimonopolio de la Unión Europea. Ha negado a otras compañías la oportunidad de competir en méritos y de innovar, aún más importante, ha negado a los consumidores europeos (la opción de tener) una elección genuina de servicios y todos los beneficios de la innovación", ha asegurado Vestager.

La reacción de Google a la multa ha sido inmediata y ya anuncian que considerarán apelar la sanción. "Cuando compras online quieres encontrar los productos que estás buscando de manera fácil y rápida y los anunciantes promocionarlos. Por esta razón Google muestra shopping Ads, con el objetivo de conectar a usuario con miles de anunciantes, pequeños y grandes, de una manera que sea útil para ambos. Dicho esto, estamos en desacuerdo con las conclusiones anunciadas hoy. Vamos a revisar con la Comisión la decisión en detalle y consideraremos apelar y continuar exponiendo nuestros argumentos", ha asegurado en un comunicado Kent Walker, responsable legal de Alphabet (matriz de Google) en este proceso.

(Reuters)
(Reuters)

"Google ha degradado a sus rivales"

En las conclusiones publicadas hoy tras casi ocho años de investigación, la Comisión Europea asegura que Google implementó un cambio de estrategia en 2008 para impulsar su propio comparador de precios, Google Shopping, en los resultados de búsqueda. "Esta estrategia se basaba en el dominio de Google en el mercado de búsquedas en internet", explica Bruselas. La cuota de la compañía ronda el 90% en la mayoría de países europeos. La Comisión explica que cuando un usuario busca un producto cualquiera en Google, este solo muestra sus propios resultados en lo alto del buscador. ¿El resultado? "Los comparadores de precios rivales han sido degradados".

Según Bruselas, el comparador de precios de Google no está sujeto a las mismas reglas a las que la compañía somete a sus rivales

"Google ha incluido una serie de criterios en su algortimo y, como resultado de los mismos, los comparadores de precios rivales han sido degradados [en los resultados de búsqueda]. Las pruebas demuestran que incluso el rival con mejor ranking aparece de media solo en la página numero cuatro de los resultados de búsqueda, y otros aparecen incluso más abajo", dice Bruselas. Es decir, el comparador de precios de Google no está sujeto a las mismas reglas a las que la compañía somete a sus rivales.

Más visibilidad y negocio (ilegal) para Google

¿Cuál es el efecto final de todo esto? La Comisión explica que el resultado de todo este comportamiento ilegal, según las leyes antimonopolio europeas, es que Google Shopping ha estado ganando tráfico (y negocio) a expensas de sus rivales. "Los 10 primeros resultados de búsqueda en la primera página de Google reciben aproximadamente el 95% de todos los clics (el primer resultado recibe el 35% del tráfico total)", argumentan los documentos.

Como resultado de todo esto, el tráfico que reciben los comparadores de precios rivales de Google ha disminuido a lo largo del tiempo. "Dado el dominio de Google en el mercado de buscadores, la Comisión ha encontrado pruebas de caídas repentinas en el tráfico de webs rivales de un 85% en Reino Unido, un 92% en Alemania y un 80% en Francia".

(EFE)
(EFE)

Para desmontar estos argumentos, Google señala que la Comisión no ha tenido en cuenta cómo otras webs rivales, como Amazon o eBay, han crecido exponencialmente en los últimos años. "Cuando la Comisión pregunta por qué algunas páginas web de comparación de precios no lo han hecho igual de bien que otras, creemos que debería tenerse en cuenta cuántos sitios han crecido en este periodo, incluidas plataformas como Amazon y eBay. Amazon es un formidable competidor que se ha convertido en la primera puerta de entrada para búsqueda de productos", explican.

Google tiene ahora 90 días para enviar a la Comisión un documento con propuestas sobre cómo va a cambiar su modelo de negocio para cumplir las leyes europeas. Comienza ahora un tira y afloja legal y técnico que muy probablemente durará más de tres meses. Y todavía quedan dos casos más sobre los que Bruselas se tendrá que pronunciar: el posible abuso de posición dominante en Android y en Google AdSense. A Google tal vez no le importe el dinero que tendrá que pagar (tiene más de 90.000 millones de dólares en caja listos para usar), pero el impacto que las restricciones tendrá en su negocio puede ser a largo plazo más que considerable.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios