un tren supersónico en la frontera

'Otra Nation', el plan alternativo al muro de Trump: un 'hyperloop' de 15.000 millones

El servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU ha recibido un proyecto curioso: lejos de ladrillos y cemento, unos ingenieros proponen convertirlo en una nación compartida

La barrera fronteriza entre Estados Unidos y México no es una invención de Donald Trump, aunque muchos así lo crean. Su firme deseo de separar ambos países ha disparado la creatividad, hasta el punto de que ya ha llegado a la Casa Blanca un proyecto para reemplazar dicho muro por un tren supersónico que se desplazaría por el interior de un tubo casi a la velocidad del sonido.

Fue en 1994, con Bill Clinton, cuando se construyó el primer tramo en la frontera de California con las ciudades mexicanas de Tijuana, Mexicali y Tecate. Años después, ese muro se ha ampliado, pero no ha sido hasta que el magnate anunció su candidatura a la Casa Blanca cuando su ampliación se convirtió en uno de los temas centrales no solo de su campaña electoral sino de su política nacional tras ganar a Hillary Clinton. Su objetivo sigue en pie: construir 1.609 kilómetros de muro por un precio que él mismo situó en 8.000 millones de dólares; sin embargo, las últimas estimaciones aseguran que la cantidad sería más del doble. Según el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, el montante ascendería a 21.600 millones, aunque 'The Washigton Post' lo cifra en 25.000 millones, mientras que desde el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) señalan que el desembolso podría ser de 38.000.

Una nación compartida construida al 50%

Entre los proyectos presentados ante el servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU se encuentra el de MADE Collective, una firma de ingenieros estadounidenses y mexicanos expertos en planificación urbana. Su idea es convertir el muro de Trump en una nación compartida a la que ya le han puesto nombre: 'Otra Nation'. En ella, habría un gobierno sostenido económicamente por Estados Unidos y México con representantes locales de ambos países. Ambas naciones serían las encargadas de proveer el terreno físico y la inversión inicial, y los servicios e infraestructuras se construirían con un 50% de obreros mexicanos y el otro 50% estadounidenses.

Así sería el mapa de la red del 'hyperloop'. (Foto: www.otranation.com)
Ampliar
Así sería el mapa de la red del 'hyperloop'. (Foto: www.otranation.com)

En la página web del proyecto se advierte de que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial "el planeta ha visto un aumento enorme de barreras físicas". "Estas cicatrices son aún más profundas cuando dos naciones comparten una historia rica y una relación activa. Por ello, proponemos un 'nuevo acuerdo' transnacional para construir una 'co-nación' innovadora basada en el empoderamiento económico local, la independencia energética e infraestructura y transporte revolucionario". Precisamente el proyecto se centra en este último punto, ya que el objetivo esencial es la construcción de un tren supersónico —muy parecido al 'hyperloop' que proyecta el propietario de Space X y Tesla, Elon Musk, entre Los Ángeles y San Francisco— cuya construcción costaría 15.000 millones de dólares, una cifra muy inferior a la que maneja el Gobierno de Donald Trump para la construcción del muro.

2.000 kilómetros de red de transportes

El futuro 'hyperloop' tendría poco más de 2.000 kilómetros y energéticamente se alimentaría de varios parques solares que se repartirían a ambos lados de la frontera en más de 90.000 kilómetros cuadrados. Además de transportar personas, también serviría para fomentar el intercambio comercial no solo entre México y Estados Unidos sino también entre Norteamérica y el resto del continente. De hecho, MADE Collective ha ideado además una red de 'trenes bala' que unirían ciudades clave de ambos países de norte a sur que pasarían por el eje central del proyecto, que simularía un muro fronterizo que no es tal con varias paradas. La inversión, según los directores del proyecto, se recuperaría en menos de tres años por el ingente intercambio de bienes que generaría este sistema.

Entre esas futuras conexiones, estarían las que unen Santa Fe (Nuevo México) con Chihuahua o la que conecta Phoenix y Tucson con Hermosillo, en México. Sin embargo, la mayor red es la que conectaría en varios centenares de kilómetros las ciudades de Dallas y San Antonio —en EEUU— con Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara. También ciudades tan importantes como San Diego y Los Ángeles forman parte de esta red y se prevé, si sale adelante el proyecto, que el 'hyperloop' llegue hasta San Francisco, a más de 830 kilómetros de la frontera con México.

No será hasta el próximo mes de junio cuando la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU anuncie cuáles son los proyectos elegidos. Aunque la premisa del Gobierno de Trump era que fueran propuestas realistas y sólidas, este proyecto ya ha recabado apoyos en las redes. Quizá no los suficientes. El tiempo dirá.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios