Habría chocado a 300 kilómetros por hora

RIP Schiaparelli: nuevas imágenes confirman que se estrelló contra Marte

Tras dos días sin respuestas, nuevas imágenes publicadas por la ESA muestran el lugar donde se habría estrellado el módulo Schiaparelli

Foto: El punto de 'aterrizaje' de Schiaparelli (Imagen: ESA)
El punto de 'aterrizaje' de Schiaparelli (Imagen: ESA)

Dos días después del momento previsto de su aterrizaje, parece fuera de duda que el módulo Schiaparelli se estrelló contra la superficie de Marte. Esta era la segunda operación que la misión ExoMars realizó el pasado miércoles por la tarde. Desde ese momento, en que se perdió contacto con el módulo la ESA ha tratado de averiguar cuál había sido su suerte.

Este viernes por la tarde, la agencia ha publicado nuevas imágenes que parecen despejar las dudas. En ellas se ven las marcas sobre la superficie que habría dejado el módulo al caer desde una altura de entre 2 y 4 kilómetros a un velocidad superior a los 300 kilómetros por hora. Demasiada altura y demasiada velocidad como para haber sobrevivido en buen estado. 

Las imágenes han sido captadas por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA, que orbita en torno al planeta, y que ha identificado nuevas marcas sobre el suelo y que la ESA considera relacionadas directamente con la entrada, descenso y 'aterrizaje' del módulo.

Según la información obtenida, Schiaparelli entró en la atmósfera marciana a las 16:42, hora española, tal y como estaba previsto para comenzar con el descenso de 6 minutos que debía llevarle hasta depositarse sano y salvo sobre la superficie. Sin embargo, su señal se perdió pocos instantes antes del supuesto aterrizaje. Los datos recogidos por su compañero de misión, el Trace Gas Orbiter (TGO), todavía están siendo analizados para entender qué ocurrió durante ese proceso. 

La secuencia de aterrizaje de Schiaparelli tal y como estaba prevista
La secuencia de aterrizaje de Schiaparelli tal y como estaba prevista


Mientras tanto, es la cámara de baja resolución a bordo de la MRO de la NASA la que ha aportado la información más concluyente. En esa imagen, con una resolución de 6 metros por píxel, se pueden ver dos nuevas marcas sobre el suelo marciano que no estaban allí en la imagen anterior de la zona, tomada en el mes de mayo de este año. 

Dos nuevas marcas sobre Marte

Una de las marcas es brillante, y la ESA cree que corresponde al paracaídas de 12 metros de diámetro utilizado en la segunda fase del descenso de Schiaparelli. Ese paracaídas y el escudo al que estaba enganchado se desprendieron del módulo poco antes de la fase final del descenso, en la que sus nueve motores debían haber frenado la caída hasta alcanzar una velocidad muy, muy baja justo a tiempo para posarse sobre el suelo.

Imágenes de la MRO del pasado mes de mayo y de este viernes muestran dos marcas que corresponden al paracaídas de Schiaparelli y a punto donde cayó el propio módulo (Fuente: ESA)
Imágenes de la MRO del pasado mes de mayo y de este viernes muestran dos marcas que corresponden al paracaídas de Schiaparelli y a punto donde cayó el propio módulo (Fuente: ESA)


La otra marca es una señal oscura de unos 15x40 metros aproximadamente a 1 kilómetro de distancia del paracaídas. Esta parece corresponder al impacto del propio Schiaparelli tras una caída libre mucho más larga de lo esperado debido a que los motores se apagaron prematuramente.

Las estimaciones de los ingenieros señalan que Schiaparelli debió caer desde entre 2 y 4 kilómetros de altura, de forma que impactó contra el suelo a una velocidad considerable, de unos 300 kilómetros por hora. El tamaño relativamente grande de la marca sobre la superficie de Marte se debe al material del suelo que se levantó con el impacto. También es posible que Schiaparelli explotase al chocar, ya que los tanques de combustible de sus cohetes en teoría seguían llenos en ese momento. Posteriores análisis servirán para confirmar o descartar estas hipótesis. 

Es posible que Schiaparelli explotase al chocar, ya que los tanques de combustible de sus cohetes en teoría seguían llenos en ese momento

Otra cosa que han revelado estas imágenes es que Schiaparelli se dirigía a unos 5,4 kilómetros al oeste del punto previsto de aterrizaje, si bien se encontraba dentro de la elipse de 100x15 kilómetros que contemplaban los responsables de la misión. 

El TGO continúa con su misión

A pesar del triste destino de Schiaparelli, el otro componente de la misión ExoMars, el TGO, se encuentra en su lugar y funcionando tal u como se esperaba. Orbita en una trayectoria de 101.00x3.691 kilómetros (respecto al centro del planeta) a una velocidad de 1 vuelta cada 4,2 días.

Sus equipos trabajan correctamente y seguirán haciéndolo durante varios meses, realizando mediciones del metano presente en la atmósfera marciana para determinar su origen, que es el principal objeto de esta misión.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios