Movistar carga de nuevo contra Rojadirecta: exige compensación pese al cierre
  1. Tecnología
la próxima semana será el turno de mediapro

Movistar carga de nuevo contra Rojadirecta: exige compensación pese al cierre

El juez suspende la audiencia previa contra la web ante el gran volumen de pruebas documentales. Las televisiones calculan un daño patrimonial de 500 millones al año

Foto: El ex árbitro Collina, imagen icónica de Rojadirecta
El ex árbitro Collina, imagen icónica de Rojadirecta

Rojadirecta ya no emite el fútbol gratis a través de internet, pero puede que esa no sea su última derrota. Este viernes se inició en A Coruña la audiencia previa en uno de los procedimientos impulsados por las televisiones contra la web que creó y mantuvo activa durante más de 10 años el coruñés Igor Seoane. Movistar Plus ha dejado claro que no le basta con el cese de emisiones, una medida cautelar dictada en noviembre que acabó con los partidos en la popular web, sino que quiere ser resarcida por los daños causados durante el largo período en que su señal fue pirateada. La próxima semana le toca el turno a Mediapro, que se presenta con una reclamación similar.

Aunque las cantidades con que Rojadirecta tendría que resarcir a las empresas tenedoras de los derechos de la Liga y la Champions, entre otras competiciones, se determinarán más tarde, las empresas afectadas cuantifican los daños patrimoniales en 500 millones de euros anuales. En la audiencia previa de este viernes se determinaron las pruebas y se siguió adelante con la causa, lo que pone en una incómoda situación al misterioso propietario de la web, cuya empresa, Puerto Project, llegó a alcanzar un valor de 112 millones de dólares, según diversas estimaciones. Ahora no emite, pero mantiene activo un mensaje en el que afirma que sus servicios están suspendidos en España solo “temporalmente”. “Te esperamos aquí, como siempre, muy pronto”, añade la web.

Tras varias horas de audiencia previa, el magistrado del juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña, que lleva el caso de Canal + (ahora Movistar +, dueña de DTS), decidió suspender hasta el 23 de mayo la audiencia previa, por considerar que el abogado de la acusación no tuvo tiempo suficiente para estudiar la prueba documental presentada por la defensa hace menos de cinco días, y que incluye 1.371 archivos. El juez acepta así la reclamación del letrado de la demandante, que también explicó que en dicho documento se habían añadido cuatro pruebas periciales que no aparecían en la contestación inicial de la defensa.

La posición de la magistrada del Mercantil número 2 de la misma ciudad, que lleva el caso de Mediapro, quedó parcialmente expresada en sus medidas cautelares de noviembre, cuando determinó que Rojadirecta incurrió en competencia desleal contra la empresa de televisión, aunque admitió que la posible vulneración de los derechos que protege la Ley de Propiedad Intelectual genera “más debate”.

Cese de servicio y posibles sanciones

El ocaso de Igor Seoane, que no se presentó personalmente en la audiencia previa de este miércoles, comenzó el 25 de noviembre pasado, día en que el juzgado Mercantil de A Coruña ordenó un plazo de siete días para cesar la actividad de rojadirecta.com. Los abogados de Seoane intentaron una de las muchas vueltas de tuerca judiciales que anteriormente les habían dado tan buen resultado, en este caso sustituir el cierre cautelar por una compensación económica de 10.000 euros, de forma que pudiera seguir publicando sus famosos enlaces a los partidos de fútbol. Pero los abogados de Mediapro se opusieron, al considerar que así se vaciaban de contenido las medidas cautelares que había dictado meses antes un juzgado de Madrid. La juez le dio la razón al grupo de comunicación.

Para aceptar un depósito económico, la compañía que preside Jaume Roures reclamaba una cantidad de entre 50 y 100 millones de euros, lo que da idea de las elevadas indemnizaciones a las que se expone Seoane. Pero la juez ordenó directamente el cierre, con la advertencia de que, en el caso de que los responsables de la web no cesasen las emisiones, ella misma ordenaría a los operadores y proveedores de Rojadirecta que suspendieran “la transmisión, el alojamiento de datos, el acceso a redes de telecomunicaciones o cualquier otro servicio equivalente”. Es decir, que impidieran el acceso a la web. Añadía además que no aplicar las medidas cautelares “supondría un peligro económico de gran entidad” para las televisiones.

Fundó Rojadirecta hace 10 años, cuando apenas superaba la veintena. Hijo de un conocido industrial, comenzó muy joven a destripar ordenadores

Igor Seoane Miñán fundó Rojadirecta hace 10 años, cuando apenas superaba la veintena. Hijo de un conocido industrial coruñés del sector textil, comenzó muy joven a destripar ordenadores y adentrarse en los secretos del 'hardware'. Hasta su cierre, la polémica web recibía anualmente 100 millones de visitas al año, lo que le permitía generar unos cuantiosos ingresos en concepto de publicidad.

Meses antes de que el caso llegara a los juzgados de A Coruña, el juez de lo Mercantil número 11 de Madrid ordenó cautelarmente a la web el cese inmediato y provisional de la facilitación de enlaces o 'links' de internet de cualquier tipo, así como el acceso al visionado en directo o en diferido de los partidos de fútbol producidos o emitidos por Mediapro. En caso de incumplimiento, daba orden a todos los proveedores de internet españoles, a los que el auto citaba expresamente, de bloquear el acceso al sitio web.

Seoane solicitó entonces el cambio judicial a A Coruña, dado que su empresa tiene su sede en Arteixo, una petición que las televisiones afectadas consideraron una “maniobra dilatoria”. Ganó tiempo, pero el auto de aplicación de las medidas cautelares decretado en noviembre parece indicar que el tiempo de Rojadirecta finalmente se ha terminado.

Rojadirecta Mediapro
El redactor recomienda