Google tacha de "incorrecta" la acusación de la UE de posición dominante
  1. Tecnología
califica de "incorrecta" la acusación

Google tacha de "incorrecta" la acusación de la UE de posición dominante

El buscador ha calificado hoy de "incorrectos" los argumentos de la Comisión Europea para acusarle de abuso de posición dominante. La investigación podría resultar en una multa millonaria.

placeholder Foto: La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. (EFE)
La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. (EFE)

Google ha presentado hoy su respuesta formal a la acusación de la Comisión Europea (CE) del pasado abril por presunto abuso de posición dominante. El organismo europeo había acusado a Google de favorecer sus propios productos en las búsquedas de internet. En su respuesta, la compañía alega que los argumentos de la Comisión son "incorrectos".

El buscador afirma en una entrada de su blog europeo titulado "La mejora de la calidad no es anticompetitiva" que, en contra de las alegaciones "incorrectas" de la Comisión Europea, la multinacional "aumenta la capacidad de elección para los consumidores europeos y ofrece oportunidades valiosas para las empresas de cualquier tamaño".

Google disponía hasta el 31 de agosto para presentar su respuesta formal, tras recibir una prórroga adicional para ejercer su derecho a la defensa. La Comisión acusa a Google de ofrecer "sistemáticamente un trato favorable a su producto de comparación de precios", llamado Google Shopping, en sus páginas de resultados de búsqueda general.

Google: las preocupaciones de la Comisión Europea son “infundadas“

En opinión de la Comisión, esto puede desviar artificialmente el tráfico de servicios rivales de comparación de precios y obstaculizar su posibilidad de competir en el mercado. El departamento que dirige la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, considera que Google debe tratar su propio servicio de comparación de precios de la misma manera que el de sus rivales.

Google cree que su buscador es "firmemente competitivo"

En su respuesta a la CE, Google ofrece "pruebas y datos" para mostrar por qué las preocupaciones de la Comisión son "infundadas". Según la compañía, los datos económicos recopilados a lo largo de más de una década y una serie de documentos y afirmaciones de querellantes "confirman que la búsqueda de productos es firmemente competitiva", indica Kent Walker, vicepresidente sénior y abogado general de la empresa en el blog.

Google también considera la acusación "incorrecta" porque no compara el impacto de los principales sitios de compras - como Amazon y eBay-, "que en la actualidad tienen un tráfico mucho mayor que los anuncios de Google Shopping". El gigante de la tecnología sostiene que el universo de los servicios de compras ha experimentado "un enorme incremento de tráfico desde Google", además de crear nuevas empresas e inversiones y de ampliar la capacidad de elección de los clientes".

Para afirmar que existe suficiente competencia, Google señala que los usuarios desean a menudo acudir directamente a comercios de confianza con presencia establecida en internet. Por otro lado, Google afirma que la introducción en 2012 de la unidad Google Shopping, con un nuevo formato publicitario además de los anuncios tradicionales, "no daña la competencia". Y agrega que mostrar anuncios basados en datos estructurados ofrecidos por los comerciantes mejora la calidad de la publicidad y facilita a los consumidores encontrar lo que buscan. La pelota está ahora en el tejado de la Comisión Europea.

Google Internet Comisión Europea
El redactor recomienda