Las envidias entre físicos y matemáticos terminan con el cese del director del ICMAT
  1. Tecnología
se han señalado irregularidades en su gestión

Las envidias entre físicos y matemáticos terminan con el cese del director del ICMAT

Manuel de León era hasta hace unas semanas el director del Instituto de Ciencias Matemáticas. El CSIC le ha cesado tras una auditoría, y él asegura que hay envidias y una guerra de poder detrás

placeholder Foto:

Esta semana, el CSIC comunicaba a Manuel de León, hasta entonces director del Instituto de Ciencias Matemáticas, que era cesado de su puesto. La medida venía provocada por una auditoría coordinada por el Consejo en la que se habían detectado "graves fallos en los procedimientos de gestión del gasto". Los informes de la auditoría, que era un proceso interno del CSIC y por tanto no eran públicos, fueron revelados por El País: "Existen indicios fundados y racionales de vulneración de la normativa económico-administrativa aplicable al sector público, además de encontrarnos ante prácticas de gestión irregulares que pueden ser susceptibles de responsabilidad administrativa, que tendrá que determinarse por cada una de las instituciones”.

En Teknautas nos hemos puesto en contacto con De León, que aseguraba que esos informes contenían muchas inexactitudes, para conocer su versión de los hechos. Tanto él como su sucesor al frente del ICMAT, Rafael Orive, hasta ahora su vicedirector, pintan un panorama complejo, en el que la animadversión latente y de discrepancias con su vecino, el Instituto de Física Teórica, así como el complicado equilibrio de poder entre el CSIC y las universidades públicas que participan en el ICMAT, han terminado con la gestión de De León al frente de una institución que ha puesto a España en el mapa de la investigación matemática mundial.

Un edificio... y poco más

En julio de 2010, el ICMAT se mudó a su sede, en el campus de la Universidad Autónoma de Madrid. Aunque por fin tenían edificio, que compartían con el Instituto de Física Teórica, faltaban muchos medios esenciales para llevar a cabo el trabajo de investigación. "Necesitábamos por ejemplo un equipo técnico que pusiese en marcha el sistema informático". Ante la lentitud de los trámites, los responsables de ambos institutos, con la autorización del CSIC y demás autoridades decidieron contratar a una pequeña empresa, Mirasierra Networking, para que empezase a trabajar en la tarea.

'Tienes que ser tan competitivo como centros como el Max Planck alemán, pero con una mano atada a la espalda'

Esta es una de las irregularidades que recoge la auditoría:"No se tiene constancia de la oferta de Mirasierra Networking, que fue finalmente la empresa elegida con la que se contrató el suministro" y se fraccionaron los pagos (a partir de 18.000 euros tendrían que haber realizado un procedimiento abierto.

De León asegura que no hubo ninguna ilegalidad, ya que "se hizo todo con contrato, se pagaron los servicios contratados y se documentaron los pagos con facturas y registros", documentación que aportaron voluntariamente durante la auditoría, incluida alguna no solicitada,pero que sí es cierto que no se siguieron estrictamente los procedimientos administrativos, por falta de recursos humanos: "cometimos errores pequeños en circunstancias muy difíciles". Argumenta que en muchos casos esos procedimientos suponen cargas burocráticas de dificultan la actividad científica. "Tienes que ser tan competitivo como centros como el Max Planck alemán, pero con una mano atada a la espalda".

Una burocracia para la que en muchas ocasiones no contaron con ayuda ni consejo. De León cuenta que la gerente de ambos centros, del ICMAT y del IFT, no era una persona competente, que empezó a haber retrasos en los pagos a proveedores e investigadores, y que los procesos quedaban paralizados durante semanas, teniendo que recurrir a instancias superiores del CSIC para que el trabajo del instituto no se viese afectado. A causa de sus quejas al Consejo, cuenta De León, la situación se torna en una clara animadversión en la que llegó a desaparecer toda comunicación entre su equipo y ella.

"Me dejaron en la indefensión absoluta"

Fue a principios de año cuando la entonces gerente (que desde entonces ha sido relevada del puesto), así como Carlos Muñoz, director del IFT, interpusieron ambas denuncias ante el CSIC a causa de las irregularidades que habían detectado en la gestión del ICMAT. Unas denuncias, asegura De León, de las que nadie le avisó. "Me dejaron en la indefensión absoluta". Poco tiempo antes, en diciembre de 2014, celebraron elecciones para el cargo de director. De León se presentó para prolongar su gestión, y su propuesta convenció sobre la de su contrincante por 38 votos frente a 14. "Pero no había forma de que se confirmara mi nombramiento, pasaban los meses y seguía siendo provisional".

En el informe de la auditoría se reconoce de hecho la falta de personal, y se pide que se fortalezca la estructura de la plantilla de apoyo y gestión al centro

Poco después llegó la auditoría, que tenía el objetivo de detectar dónde había fallos administrativos y aconsejarles el modo de mejorar las gestiones burocráticas. La dirección aportó toda la documentación solicitada, "incluso más que no nos habían pedido y también la aportamos. Estuvimos cuatro días enteros sentados con esto, respondiendo preguntas". Un proceso cuyo fin o resultado no les fue comunicado y que ha sido ahora publicado "lleno de errores" porque no les han dado la oportunidad de responderla.

La consecuencia ha sido el cese del ya exdirector, que lo asume como la consecuencia de las decisiones que tomó para que el instituto pudiese funcionar con normalidad. En el informe de la auditoría se reconoce de hecho la falta de personal, y se pide que se fortalezca la estructura de la plantilla de apoyo y gestión al centro. Manuel de León señala que la auditoría recoge que no ha habido desvío de dinero por parte de nadie.

"Tenemos diez becas ERC, y ellos una"

De León asegura que el proceso que ha desembocado en su ceseha estado causado poruna cuestión personal "en la que se ha señalado directamente mi cabeza", impulsada en parte por las discrepancias y enemistades con el Instituto de Física Teórica. "Nosotros somos un instituto más grande, con más investigadores trabajando en más proyectos y con más proyección internacional. En el ICMAT hay diez ERC Starting Grants (las prestigiosas becas otorgadas por el Consejo Europeo de Investigación a científicos jóvenes), y en el IFT solo una. Esas cosas a veces pican".

Manuel de León asegura que su cese ha estado impulsado por una cuestión personal 'en la que se ha señalado directamente mi cabeza'

Señala también que el equilibrio de poder en instituciones como el ICMAT es muy complejo, ya que se trata de un organismo mixto entre el CSIC, la Universidad Autónoma, la Complutense y la Carlos III. "Piensa que el Consejo y las universidades funcionan de forma muy distinta. Por ejemplo, en uno el presidente es elegido por el Consejo de Ministros, y él elige a sus vicepresidentes y demás cargos, mientras que enlas universidades son los profesores, trabajadores y alumnos quienes eligen al rector. Las filosofías son diferentes, y por eso los centros mixtos son complicados de gestionar".

El caso es que igual que ha sido cesado De León, debería haberlo sido el propio Carlos Muñoz, director del IFT y también en teoría responsable de malas prácticas en ese centro igualmente recogidas en la auditoría. Sin embargo, la Universidad Autónoma, que también participa en el centro de física, debe firmar su cese y todavía no lo ha hecho, de forma que se mantiene en su puesto. "Puesto que es un centro más pequeño, hay menos intereses en juego".

El ICMAT, un centro de referencia en matemáticas

Tanto De León como Orive se muestran tranquilos y llaman a la normalidad para seguir trabajando y desarrollando sus investigaciones "que al final es a lo que nos dedicamos aquí". El ICMAT se ha hecho un hueco en la escena de la investigación en matemáticas, un campo en el que es la institución europea con más becas ERC, por delante de universidades como Cambridge u Oxford. Al tratarse de una ciencia tan compleja y abstracta como las matemáticas, sus logros no llegan fácilmente a conocimiento del público, pero su trabajo es reconocido a nivel internacional.

Como ejemplo, Alberto Enciso y Daniel Peralta, científicos del ICMAT, fueron noticia el pasado mes de noviembre cuando resolvieron un problema enunciado hace 140 años."Esto es ciencia básica, una demostración matemática. Pero también es conocimiento, y el conocimiento es información, y la información es poder. Esto abre puertas a nuevos campos", declaraba Peralta.

Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Matemáticas
El redactor recomienda