en vez de aceptar o negar en bloque

El próximo Android permitirá al usuario decidir qué permisos otorga a una aplicación

Google piensa incluir en la próxima versión de su sistema operativo una serie de funciones para que el usuario controle a qué datos acceden las aplicaciones que instala en su 'smartphone'

Foto: El próximo Android permitirá al usuario decidir qué permisos otorga a una aplicación
Autor
Tiempo de lectura3 min

Descargas una aplicación cualquiera y en el proceso de instalación te topas con todos los permisos que te exige: la cámara de fotos, los contactos, la red wifi, el altavoz, los archivos guardados... Es cierto que muchos de esos permisos los solicita sólo con vistas a cubrir posibilidades muy poco probables y en realidad nunca llegan a acceder a esas informaciones, pero a la mayoría de los usuarios no les transmite mucha tranquilidad tener que aceptarlos en cualquier caso.

Que se lo digan a Facebook, que vivió un auténtico motín cuando publicó su aplicación independiente de mensajería y los usuarios no se tomaron nada bien lo que consideraron una petición de permisos totalmente abusiva.

Google parece estar a punto de alinearse con sus usuarios en esta batalla, incluyendo en la próxima versión del sistema operativo, Android 5.1 Lollipop, bautizado también como M, opciones más detalladas sobre a qué partes de un smartphone puede acceder una app cuando es instalada, según informa Bloomberg.

En vez de aceptar de una vez todas las peticiones de permiso, o denegarlas en bloque, los usuarios podrán aceptar algunas y rechazar otras

La idea es que cambie el modo en que instalamos aplicaciones en nuestro móvil. En vez de aceptar de una vez todas las peticiones de permiso para acceder a distintas funciones, o denegarlas en bloque (impidiendo con ello que la app se instale), los usuarios podrán aceptar algunas y rechazar otras. Además, Android incluirá la opción de revocar permisos a posteriori, algo que ahora no existe.

También incorporará funciones para mantener un control más personalizado sobre datos como el número de teléfono, la localización o las direcciones. Esto le acercaría a iOS en el modo de tratar la seguridad de los usuarios, uno de los puntos de las comparativas en los que tradicionalmente sale perdiendo. 

Un desarrollo ya presente en Jelly Bean

Como cuenta The Guardian, Google ya incluyó un sistema oculto para gestionar los permisos de las aplicaciones, llamado AppOps, en Android Jelly Bean, que sólo era accesible a través de algunas aplicaciones de terceros. Esto fue calificado como un error y el código se eliminó de la siguiente versión, Android KitKat.

Sin embargo, versiónes adaptadas de Android por otros fabricantes, como el Cyanogen instalado en el OnePlus One, sí que han aportado a los usuarios una mayor variedad de posibilidades a la hora de gestionar los datos accesibles para las aplicaciones.

Apple también cuenta con un sistema parecido: las aplicaciones deben pedir permiso al usuario para poder utilizar determinados datos, y el usuario puede concedérselo una vez o hacerlo permanentemente.

Veinte trucos para alargar la batería de tu 'smartphone'

Se trata de un asunto complicado, porque no sólo está en juego la privacidad del usuario, también que su uso de la aplicación en cuestión sea satisfactoria. Y es que sin acceso a determinados datos, las aplicaciones se pueden bloquear o no funcionar correctamente, de forma que los desarrolladores pueden encontrarse con la necesidad de actualizarlas para que no se resientan.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios