todavía en fase de pruebas

Un nuevo tratamiento láser promete ojos azules para todos

Si siempre quiso tener los ojos azules pero tuvo que conformarse con un marrón más que común, su suerte podría cambiar pronto. Una técnica láser promete la oportunidad de modificar el color de ojos

Foto: Un nuevo tratamiento láser promete ojos azules para todos

Uno de los principios básicos de la economía es la escasez, cuando hay menos oferta que demanda y cómo eso afecta al precio de un bien. En el caso del color de ojos, hay poco que comprar o vender pero el principio de la escasez se aplica de la misma forma. ¿Cuántos de los agraciados con unos bonitos aunque monótonamente comunes ojos marrones no querrían haber sido dotados de unos igualmente bonitos pero mucho más escasos ojos azules? Solo el 10% de la población mundial tiene los ojos azules, mientras que más del 80% los tiene marrones (el verde, con un 3% es el menos habitual de los tres colores más comunes, quedando fuera el ámbar, el avellana o el gris).

El color de ojos de cada uno está determinado por la combinación genética que recibimos de nuestros padres, y cuya probabilidad se puede calcular a partir de los ojos de estos (aquí tienen una calculadora de color de ojos, por si quieren echar cuentas). Si ambos tienen los ojos marrones, la probabilidad de que su descendiente los presente del mismo color es aproximadamente del 75%, del 19% que los tenga verdes y del 6% que los tenga azules. La combinación de azul y marrón aporta un 50/50 de probabilidades para los ojos del descendiente. Si ambos progenitores tienen los ojos azules, el descendiente tendrá en un 99% de los casos los ojos del mismo color.  

Y aún así, hay quien se rebela contra los designios de la genética y se plantea cambiarse los ojos de color. Hasta ahora, las opciones se reducían a las lentillas de colores que enmascaran el iris con el color elegido. Pero una empresa asegura haber desarrollado un tratamiento capaz de modificar el color de los ojos de forma permanente. Eso sí, solo funciona para pasar de marrón a azul (aunque ya trabajan para añadir más posibilidades) y no es reversible, de forma que hay que tener las cosas claras y muchas ganas de cambiarse este rasgo tan característico.

El tratamiento también serviría para remediar la heterocromía, una condición (no patológica ni perjudicial en ningún caso) por la que cada ojo es de un color o aparece más de un color en uno de los iris. 

'Eliminar' la capa marrón que esconde el azul

"Todos tenemos los ojos azules. Sin embargo, en el caso de los ojos marrones, hay una fina capa de pigmentación marrón por encima del iris", explica Stroma Medical, la compañía que desarrolla el procedimiento, en su página web. De forma que han planteado utilizar un láser de baja intensidad que descompone esta capa de pigmentación para que el cuerpo la degrade y elimine poco a poco, dejando al descubierto el estroma del iris, las fibras de tejido conjuntivo que forman los músculos que son, en definitiva, el anillo del iris. "Cuando la luz incide en estas fibras, estas reflejan solo una longitud determinada de onda del espectro luminoso, que es la que corresponde al color azul", explica Gregg Homer, fundador de Stroma Medical, a CNN.

El tratamiento que proponen aún no está disponible para aplicarse, puesto que se encuentra todavía en fase de pruebas clínicas. Sin embargo, ya es posible conocer algunos detalles, como que el procedimiento apenas llevaría unos minutos pero el cambio de color de los ojos sería gradual y tardaría en total entre dos y cuatro semana hasta completarse. 

Sin embargo, la idea de manipular algo tan delicado como los ojos con motivos estéticos no ha convencido a muchos científicos y oftalmólogos, inlcuida la doctora Celia Sánchez Ramos, investigadora en el campo de la visión. Desde Teknautas nos hemos puesto en contacto con ella para conocer su opinión sobre este tratamiento y ante la falta de información más concreta, ha expresado sus reservas. "No hablan de qué tipo de láser utilizarían, y eso es importante, porque aseguran que los rayos no entrarían por la pupila hasta la retina, pero no sé cómo iban a evitar que entrase ninguna radiación", explica.

Siempre con cautela, asegura no entender "por qué alguien querría jugarse algo tan valioso como la vista para conseguir lo mismo que se podría lograr con unas lentillas de colores, y por mucho menos dinero seguramente". 

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios