Casi 8.000 fotografías componen el primer atlas digital del águila imperial ibérica
  1. Tecnología
un proyecto de la universidad de sevilla

Casi 8.000 fotografías componen el primer atlas digital del águila imperial ibérica

Un grupo de estudiantes y profesores de la Universidad de Sevilla ha creado The Virtual Museum of Life, en el que pueden contemplarse cráneos y esqueletos en 3D

placeholder Foto: Pollo de águila imperial ibérica (EFE/Eduardo Abad)
Pollo de águila imperial ibérica (EFE/Eduardo Abad)

“Más allá del museo”. Es el lema de The Virtual Museum of Life, una iniciativa española que pretende sacar las colecciones científicas de universidades y museos para llevarlas al hogar del público a través de internet. La última incorporación a este museo virtual es un esqueleto completo de águila imperial ibérica, que ahora puede observarse con todo lujo de detalles y en 360⁰.

Este proyecto conjunto de antiguos alumnos de la Universidad de Sevilla y la Estación Biológica de Doñana comenzó como unas prácticas de empresa. “Digitalizamos por completo el esqueleto de un lince ibérico durante un verano”, explica a Teknautas el biólogo y cofundador de Bioscripts, Francisco Gálvez.

Dos meses necesitó el equipo para digitalizar los 200 huesos del felino. “Primero hacemos multitud de fotografías a las que posteriormente damos un efecto 3D mediante el ordenador”, asegura Gálvez.

Ahora, el catálogo de este museo ha aumentado con catorce nuevas especies, con cráneos de oso pardo, lobo y gato montés, que son algunos de los principales carnívoros europeos. Pero un animal destaca entre las nuevas incorporaciones: el águila imperial, ave endémica de la Península Ibérica cuyo estado de conservación es vulnerable, ya que apenas quedan 300 parejas.

Con más de 7.600 fotografías y más de un mes de trabajo, este es el segundo esqueleto que se digitaliza por completo en el museo virtual, tras el lince ibérico. Gracias a esta ingente cantidad de fotografías, es posible observar con todo detalle el esqueleto del ave rapaz con una visión de 360⁰.

El trabajo de The Virtual Museum of Life permite que el público pueda examinar un esqueleto o un herbario antiguo desde su ordenador, algo que normalmente no es tan sencillo. Aunque existen numerosos ejemplares en las colecciones de museos y universidades la manipulación podría dañarlos: “De esta forma lo puedes ver sin riesgos ni necesidad de desplazarte”, explica Gálvez. Además, esta forma de visualización online es de gran interés para los arqueólogos que desean identificar huesos encontrados.

Este museo virtual comenzó con un humilde esqueleto de lince, pero ya cuenta con un par de herbarios antiguos, unos 20 cráneos y dos esqueletos completos. Gálvez explica que ya trabajan con la Estación Biológica de Doñana, pero que esperan que otras instituciones, universidades y museos “vean que es importante aumentar la visibilidad de sus colecciones”.

Por este motivo, en The Virtual Museum of Life también han creado un mapa con 652 colecciones nacionales, una especie de catálogo online que reúna todos los ejemplares del sistema científico español. “Hay un montón de colecciones científicas de todo tipo y muchas de ellas no tienen forma de compartir su contenido”, explica Gálvez.

Fundado por un Machado y digitalizado por estudiantes

El origen de este museo virtual se remonta nada menos que a 1850, cuando Antonio Machado (familiar del famoso poeta sevillano) fundó en Sevilla un Gabinete de Historia Natural. El profesor de Zoología de la Universidad de Sevilla, Juan Francisco Beltrán, explica a Teknautas cómo ese museo, de gran importancia en su momento, prácticamente había desaparecido.

“Mi sueño era recuperar ese museo para Sevilla, y se nos ocurrió hacerlo virtual”, asegura el investigador. El objetivo era mostrar las posibilidades que ofrecen las TIC en este contexto, para divulgar así las colecciones científicas: “Hay mucho material accesible que la gente no conoce ni sabe dónde está, y que podría formar parte de un futuro museo”, asegura Beltrán.

“El proyecto está en marcha pero me parece que va a ser el último, porque no hay financiación”, se lamenta Beltrán. “Vendemos cultura, y eso ahora mismo en España no se valora mucho”, añade. Y es que los alumnos voluntarios con los que trabaja no disponen de ningún tipo de ayuda que les permita continuar ampliando el museo.

A pesar de todo, pretenden añadir más muestras al museo virtualcomo un delfín del Amazonas, un animal, según Beltrán, “dificilísimo de ver”. También les gustaría digitalizar el esqueleto completo de un chimpancé, del que buscan la manera deconseguir uno.

Beltrán explica que han logrado todo esto con recursos muy limitados, y que con recursos las posibilidades habrían sido muy superiores. El investigador explica que la intención última sería llevar el museo literalmente a tu casa, y permitir la impresión en 3D de las piezas.

Por suerte esto no impide, de momento, que el museo virtual avance a paso lento para incorporar cuantas muestras puedan, y Beltrán considera que ha conseguido su objetivo de visibilizar estas piezas. Gálvez se consuela pensando que, aunque su trabajo haya sido por amor al arte, al menos ha conseguido que la ciencia llegue a la gente.

Internet Parque de Doñana
El redactor recomienda