A LA VENTA EN 2015 A PARTIR DE 349 EUROS

Por fin, el reloj de Apple

Se ha hecho esperar, pero la firma de Cupertino ya tiene una pica en el mundo de los weareables. Será por medio del Apple Watch, que funciona junto al iPhone

Foto: Por fin, el reloj de Apple

Ha habido que esperar dos años para verlo, pero ya está aquí. Apple presentó anoche, en la que ha sido una de sus keynotes con menos artificio, el Apple Watch, quizá por contradecir a todos los que lo bautizaron de facto como iWatch. "Es el dispositivo más personal que hayamos hecho nunca", dijo Tim Cook para presentarlo. En efecto, se trata del primer producto innovador, al menos en Cupertino, que lanzan desde la muerte de Steve Jobs.

Mas no se crean que tenemos todos los datos. El gadget, inscrito en la categoría de los weareables, o vestibles, como guste, no tiene previsto el lanzamiento hasta el año que viene. Por lo que que se pudo saber anoche, el Apple Watch tendrá una pantalla táctil algo mayor que una pulgada, quizá de 1,5, desde luego más pequeña que los últimos modelos de Samsung (Galaxy Gear S) y Peeble. Por cierto, éste será el dispositivo que venga con el famoso cristal Zaphire, resistente a los rayajos, y no el iPhone 6 como se venía especulando.

Estará equipado con con acelerómetro, ideal para la práctica deportiva, aunque funcionará obligatoriamente junto al iPhone, del que utilizará el GPS y la señal wifi. Y, por cierto, no valdrán todos, sólo los del modelo 5 en adelante. Porque, lamentablemente, el Apple Watch no tiene sentido sin el iPhone, con el que se comunica vía Bluetooth. ¿Podría haberse hecho autónomo? Seguro, pero en ese caso saldría más caro y, lo que es más grave para Apple, no incentivaría las ventas del iPhone, que es el producto que le procura mayores beneficios.

 

Biosensores y vibración localizada

Un detalle que ha gustado es la presencia de biosensores en la parte posterior. No se ha especificado su utilidad, si bien las pantallas que hemos podido ver sugieren que, al menos, servirá para monitorizar el ritmo cardíaco. También se ha valorado positivamente su versatilidad: vendrá en dos tamaños, con tres acabados distintos, y toda una suerte de correas intercambiables. Por supuesto, el aspecto de la esfera es personalizable, creando la sensación de llevar un reloj nuevo cada día si es lo que se desea.

Estará equipado con con acelerómetro, ideal para la práctica deportiva, aunque funcionará obligatoriamente junto al iPhone, del que utilizará el GPS y la señal wifi

También se ha adelantado un sistema de vibración localizada, capaz de guiar al conductor cuando este haya marcado un destino en el mapa. Así, cuando tenga que girar a la izquierda, el reloj vibrará en la parte izquierda de la muñeca y viceversa. En cuanto a las funcionalidades avanzadas, apunten: escuchar música, responder a los mensajes, hablar con Siri y enviar tuits. Y pago con NFC, que se engloba dentro del Apple Pay, una "revolución" que huele a rancia. Nada nuevo, todo bueno.

Y nada más sabemos. Ni el chip, ni la memoria, ni el peso... ni tampoco la batería, que es el talón de Aquiles de este tipo de dispositivos. Tan sólo que con sus 349 euros es el smartwatch más caro del mercado, aunque quizá no el de mayores prestaciones.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios