ASEGURAN REVOLUCIONAR EL PAGO MÓVIL

Apple Pay: jaque a las tarjetas de crédito

Apple Pay es el nuevo sistema de pago que promete dejar atrás las abultadas billeteras. Para lograrlo Apple se ha aprovechado de Passbook, su cartera virtual

Foto: Phil Schiller, vicepresidente de Marketing de Apple (Fotografía: Reuters).
Phil Schiller, vicepresidente de Marketing de Apple (Fotografía: Reuters).

“Esto es lo que realmente mejor hacemos”. Un Tim Cook exultante explica que donde Apple realmente brilla es en ofrecer al usuario soluciones sencillas a problemas cotidianos. Y lo dice con el peso de los hechos a sus espaldas. Sin embargo, en este caso no se está refiriendo al nuevo iPhone, sino al proceso de pago en los comercios, o si quieren algo más concreto, a las tarjetas de crédito.

La escena la conocemos bien por lo cotidiano: entregamos en el súper resignados la VISA y el DNI para efectuar el pago, la dependienta coteja ambos documentos (uno tiene la duda si realmente revisa el nombre o es un mero paripé), para luego introducir la tarjeta en el lector. Pasan los segundos. Los clientes que esperan en la cola se muestran inquietos. La cajera aporrea con los dedos el terminal en unos segundos que se antojan interminables. Por fin el terminal da el okey y podemos irnos con las bolsas, la tarjeta en la mano y el recibo entre los dientes, dando paso al siguiente cliente que pasa por el engorro. ¿Por qué no ha evolucionado en años la forma de pago?

Ya no será necesario presentar documentos identificativos porque el propio dedo del usuario le acreditará como propietario de la tarjetaLo cierto es que han sido muchos los intentos pero ninguno ha cuajado realmente. Técnicamente no hay grandes dificultades: los smartphones pueden conectarse inalámbricamente con los TPV y ahí confirmar el pago desde el móvil. Square lo intentó con cierto éxito, pero una pequeña startup no puede imponerse en un sistema financiero atado al plástico, parece que de por vida.

Cook está en lo cierto: donde realmente brilla Apple es en convertir en sencillos procesos complejos a los que ya estamos habituados. Y lo ha vuelto hacer, de una manera brillante, además. Apple Pay es el nuevo sistema de pago que promete dejar atrás las abultadas billeteras, y llevará tiempo, pero parece que tiene todas las papeletas para lograrlo.

Adiós al plástico

La idea no puede ser más sencilla: un terminal punto de venta específico dotado de NFC y el usuario simplemente tiene que colocar el dedo en el sensor de huella del iPhone 6/6 Plus y la autorización es instantánea. Sin firmas, sin comprobaciones, y lo que resulta más interesante, con una mayor seguridad que el sistema actual.

Más rápido, más seguro, pero sobre todo, mucho más sencillo. Pay marcará sin duda el principio del fin de las tarjetas de crédito y estamos seguros de que nadie las echará de menos realmente.

El verdadero mérito del sistema reside realmente en combinar varios elementos del propio iPhone con un TPV específico con conexión, por fin, mediante NFC. El lector TouchID ha resultado ser un sistema de identificación seguro y que funciona a la perfección en el iPhone 5S, pero que además identifica de forma biométrica al propietario del móvil. Es decir, que ya no será necesario presentar documentos identificativos porque el propio dedo del usuario le acreditará como propietario de la tarjeta.

Pero además Apple ha aprovechado la estructura de Passbook, su cartera virtual, para almacenar todas las tarjetas de crédito de nuestro banco. Otro movimiento magistral puesto que a diferencia de Square, permite que los bancos sigan emitiendo su plástico aunque luego no sea utilizado de forma física.

Apple ha aprovechado la estructura de Passbook, su cartera virtual, para almacenar todas las tarjetas de crédito de nuestro bancoEl otro gran obstáculo al que se han enfrentado los muchos que han intentado acabar con el yugo de las tarjetas de crédito ha sido luchar contra un estándar establecido. Pero en realidad Apple no lucha contra los estándares, sino que crea los suyos propios y salvo honradas excepciones se consolidan en el mercado abriendo el camino a sus rivales.

En realidad, únicamente un grande puede cambiar la forma en la que utilizamos determinados productos o servicios. Amazon lo hizo con el Kindle y parece que los de Cupertino lo harán con Pay.

¿iPhone 6? Sí, muy impresionante ¿Apple Watch? Nada realmente nuevo que no hayamos visto en el mercado, aunque eso sí, será un auténtico hit de ventas. No se despisten: la verdadera jugada maestra de Apple en la keynote de ayer fue Pay, el servicio que marca el fin de las tarjetas de crédito. Y de los billeteros.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios