La armada 'troll' de Vladimir Putin
  1. Tecnología
rusia limpia su imagen en internet

La armada 'troll' de Vladimir Putin

Al igual que muchas personas con acceso a internet y una funda llena de gadgets, Vladimir Nesterenko está viviendo una doble existencia. En la vida real,

placeholder Foto:

Existe una creencia según la cual antes de un conflicto entre dos potencias se produce siempre un incremento del tráfico de malware. Ocurrió antes de los ataques de Gaza,según la empresa de seguridad FireEye, y también a medida que iba aumentando la tensión entre Rusia y Ucrania.

Actualmente son muchas las potencias que han recurrido a la tecnología para realizar ataques de denegación de servicio (DDoS) obloquear redes móviles. Las ventajas son muchas. Esta especie de batalla en la sombra te permite colapsar los servidores y páginas web de un país en concreto o acceder a determinada información secreta. Y en todo esto, Vladimir Putin es experto.

Como no podía ser de otra forma, tras el inicio del conflicto de Ucrania también se multiplicaron los ataques informáticos a redes y ordenadores ucranianos. Ahora, el Gobierno de Vladimir Putin ha contratado a todo un ejército de trolls para llevar a cabo una campaña masiva de desinformación destinada a legitimar la anexión rusa de Crimea y el apoyo a los separatistas en el este de Ucrania.

Bots, los robots que simulan ser comentaristas en las redes sociales

El presidente de Rusia se está gastando millones dedólares en llevar a cabo una campañapara limpiar la imagen del país y moldear, de esta forma, la opinión pública sobre todoen los medios de comunicación de EEUU.Según un informepublicado enBuzzFeed,ya se cuentan por cientos lostrolls que inundan con infinidadde cuentas falsas sitios comoFox News, The Huffington PostoPolitico.

Cada uno de estos mercenarios publica más de 50 comentarios al día, mantiene varias cuentas de Facebook y Twitter abiertas y multiplica cada día su número de seguidores. Pero no son los peores. El Kremlin dispone de infinidad de bots mucho más efectivos (y sobre todo económicos) que las personas de carne y hueso.

"Una de las ventajas de losbots esque trabajan solos. Estos robots están tan perfeccionados que cuesta distinguirlos de las personas reales. Pueden estar comentando en medios de comunicación e incluso manteniendo conversaciones gracias a algoritmos y tú no darte cuenta. Sólo cuando los que los programan ven que el tema que están tratando merece la pena y tiene cierta repercusión, es cuando intervienen", explicó a TeknautasJosep Albors, director de Comunicación y Laboratorio deEset España.

Con el fin de promover su narrativa, el Kremlin ha adoptado una estrategia a dos manos:desatando sus hordas de trolls al mismo tiempo que, paradójicamente, limita internet en su casa.

El pasado mes de julio el Parlamento ruso aprobó una ley que obligaba a los sitios de internet que almacenan información personal de los ciudadanos a guardarla dentro del país, algo que el Kremlin aseguró que protegeríalos datos pero cuyos críticos vieron como un ataque a las redes sociales, el único flujo libre de información que queda en este país sobre la guerra en Ucrania.

"Cada vez es más frecuente que los Gobiernos recurran a estas malas prácticas porque es relativamente barato y ofrece grandes resultados", explicó el director de investigación de F-Secure, Mikko Hyppönen, durante la pasada conferencia de Black Hat. No le falta razón. Las últimas revelaciones de Edward Snowden destaparon que fue la NSA la responsable del apagón de internet en Siria allá por 2012. Pero como este hay muchos casos más. La pregunta que hay que hacerse ahora es: ¿se incrementarán estos ataques en un futuro? Según Josep Albors, que estuvo presente en esa conferencia, la conclusión a la que se llegó es que sí.

Hace cuatro años, el miembro del Consejo de Seguridad Nacional de Rusia y director del Instituto para la Información sobre los Problemas de Seguridad en la Universidad Estatal de Moscú, Vladimir Sherstyuk, presumía de poseer armas cibernéticas. "Las armas cibernéticas, así como las nucleares, pueden afectar a una gran cantidad de personas", aseguró en una entrevista al MIT Technology Review. "Pero hay una gran diferencia entre ellas. Las armas cibernéticas son muy baratas, casi gratis".

Noticias de Rusia Internet Ucrania
El redactor recomienda