Es noticia
Menú
HTC está en racha: el One M8 se erige como uno de los mejores 'smartphones'
  1. Tecnología
dispone de doble cámara y una potente batería

HTC está en racha: el One M8 se erige como uno de los mejores 'smartphones'

HTC acaba de presentar su nuevo buque insignia, el One M8. La compañía que se llevó el premio al mejor móvil del 2013, promete dar guerra también este año

Foto:

El HTC One se presentó en sociedad el año pasado a la sombra de otros gigantes más mediáticos como el iPhone 5S o el Galaxy S4 de Samsung. Sin embargo, se llevó el premio al mejor móvil en el Mobile World Congress que tuvo lugar en Barcelona. Ahora, la compañía acaba de anunciar su nuevo modelo One M8 de la misma forma: de puntillas, tras el anuncio de otros gigantes como el Galaxy S5 o el Sony Xperia Z2. Y como la última vez, no ha dejado indiferente a nadie.

Lo primero que llama la atención nada más sujetar el M8 con una sola mano es su increíble diseño y sorprendente ligereza. Algo que sin lugar a dudas volverá a posicionarlo en el mercado diferenciándolo de la competencia. Se trata de un dispositivo con pantalla de cinco pulgadas que está fabricado en una única pieza de metal pulido. El fabricante ha cambiado aristas por curvas respecto del modelo anterior, obteniendo un terminal más redondeado y sorprendentemente más elegante.

Esto es importante porque donde otros fabricantes parecen peleados con el estilo, HTC podría haber dado con la clave para encontrar el equilibrio y lograr uno de los teléfonos mejor construidos. No incluye ningún mediático sensor de huellas o lector de ritmos cardíacos, pero desde la casa parece no importarles: "No lo necesitamos", explican. Y a tenor de las características técnicas que le han incorporado, no andan desencaminados.

El One M8 dispone de unos componentes de primer nivel. Estamos hablando de una pantalla LCD full HD 1.080 x 1.920 y un procesador Qualcomm Snapdragon de cuatro núcleos a 2,3 GHz. Lo que se traduce en una imagen muy nítida y realista, difícilmente superable, unas transiciones fluidas y una velocidad de vértigo en todo tipo de tareas.

Además, cuenta con una batería de 2.600 mAh que permite usar el terminal durante un 40% más de tiempo que el modelo anterior. Por contra, tiene una memoria de almacenamiento de sólo 16 GB. Eso sí, ampliable mediante microUSB.

Por su parte, sus altavoces ya no usan Beats Audio, pero sí Boom Sound que ofrece un sonido en estéreo. El hecho de que además los tenga colocados en el frontal hace que suene mucho mejor que cualquier otro dispositivo de su gama. Algo que se nota inmediatamente reproduciendo un vídeo en YouTube y comparándolo con otro terminal premium como por ejemplo el iPhone 5C, que en este caso no salió muy bien parado. Para que se hagan una idea, su volumen alcanza los 95 dB.

Pero lo que sin duda más llama la atención es su cámara de fotos. Este terminal dispone de nada más y nada menos que tres cámaras. Una delantera de 5 megapíxeles (suficientes para hacer selfies), y dos traseras.

placeholder

La razón de esta apuesta tan peculiar está en que según la compañía esto multiplica las opciones a la hora de editar fotos. La cámara trasera principal es similar a la del modelo One, que hay que recordar que no utiliza megapíxeles sino ultrapíxeles, que son hasta cuatro veces mayores que los convencionales y absorben mucha más luz. Lo que permite hacer mejores fotos en condiciones de poca luminosidad.

Por su parte, la segunda cámara está enfocada a captar la profundidad a la que están los objetos que aparecen en los diferentes planos de la imagen. Y he aquí la novedad. Cada vez que el usuario toma una foto, esa información adicional se almacena en la memoria. En la práctica, esto significa que cuando se quiera editar cualquier instantánea se podrá acceder a esa información y trabajar por separado con cada una de las capas de la imagen.

En Teknautas hemos tenido la oportunidad de ponerlo a prueba y hemos comprobado cómo se pueden realizar acciones como por ejemplo desenfocar por completo el fondo con sólo tocar la pantalla con un dedo en el modo edición; reenfocar la fotografía una vez tomada o aplicar un efecto sobre el protagonista de la instantánea y dejar el resto como siempre.

La velocidad de enfoque y de disparo también son bastante buenas, así como el resultado final (que solo hemos podido comprobar en el propio dispositivo). La cámara enfoca a una velocidad de 300 milisegundos, produciendo imágenes muy nítidas. Por último, hay que destacar que dispone de un flash dual que selecciona automáticamente la intensidad de luz exacta para lograr un tono más natural, además de grabación de vídeo en full HD a 1080p.

Por dentro, el One M8 inclue un Android modificado llamado Sense. Esta capa de software que HTC coloca sobre todos sus terminales estrena en este modelo su versión 6.0, aunque no incluye novedades muy importantes.

La interfaz permite tener a mano y en una sola pantalla toda la información relevante para el usuario y además personalizarla a su gusto. Algo que ya sucedía en el One.

placeholder

El denominado BlinkFeed recopila desde los mensajes publicados en las distintas redes sociales hasta los resultados deportivos, pasando por las últimas noticias, el tiempo, la agenda o el correo. Si se preguntan de dónde sacan la información, cuenta con 10.000 fuentes de todo el mundo.

Mucho más sorprendentes son otras tecnologías que incorpora. Para empezar, Motion Launch permite encender el teléfono incluso cuando está apagado, a partir de un simple gesto y gracias a los sensores que incorpora. Por su parte, Sense TV ofrece la posibilidad de utilizarlo como un mando a distancia. Esta plataforma busca los programas según las preferencias de visualización y recibe las publicaciones de Facebook y Twitter en tiempo real sobre lo que se esté viendo.

Entre otras novedades está también la de poder desbloquear la pantalla tocándola dos veces con el dedo, algo que ya incluyen otros dispositivos como por ejemplo el último de LG. También activa la cámara simplemente elevándola al nivel de los ojos.

Otro apartado que nos ha llamado la atención ha sido la carcasa que ha puesto a la venta HTC con este dispositivo. Se trata de un protector cuyo frontal totalmente perforado muestra información relevante mediante una especia de LEDs, incluso cuando el One M8 se encuentra tapado. La forma de hacerlo es mediante dos sencillos toques a la funda.

placeholder

De esta manera se puede ver por ejemplo la hora o el estado del tiempo mediante unas luces en forma de puntos diminutos que quedan visualmente muy atractivas. Las notificaciones también se muestran en estas fundas cuando se reciben llamadas o mensajes. Como apuntamos, para interactuar con ellas no hace falta retirar la tapa porque en realidad es táctil.

Eso permite que podamos contestar una llamada sin necesidad de descubrir el teléfono. Las fundas están disponibles en varios colores como por ejemplo en negro, azul, rojo o naranja.

El One M8 estará disponible mundialmente en más de 230 operadores, y a partir de mediados de abril en los principales distribuidores españoles a 729 euros. Por sus prestaciones y diseño podría convertirse en todo un referente de los smartphones de gama alta e impulsar de una vez por todas las ventas de la compañía. Pero su alto precio, que lo coloca entre los teléfonos más caros junto con otros como por ejemplo el iPhone 5S o el LG G Flex, promete ser un inconveniente para más de uno. Algo que ya le pasó a su antecesor, el mejor móvil del año pero uno de los peores en ventas...

El HTC One se presentó en sociedad el año pasado a la sombra de otros gigantes más mediáticos como el iPhone 5S o el Galaxy S4 de Samsung. Sin embargo, se llevó el premio al mejor móvil en el Mobile World Congress que tuvo lugar en Barcelona. Ahora, la compañía acaba de anunciar su nuevo modelo One M8 de la misma forma: de puntillas, tras el anuncio de otros gigantes como el Galaxy S5 o el Sony Xperia Z2. Y como la última vez, no ha dejado indiferente a nadie.

Samsung
El redactor recomienda