¿SE PUEDE RENUNCIAR A LA COMPENSACIÓN?

Siete cuestiones que se deben aclarar en la nueva 'tasa Google'

El borrador de la nueva ley de propiedad intelectual incluye la conocida como 'tasa Google', un sistema de compensación a la prensa poco definido y razonado

Foto: Un usuario lee la prensa en la aplicación Flipboard (Wired)
Un usuario lee la prensa en la aplicación Flipboard (Wired)

El borrador de la nueva ley de propiedad intelectual incluye la articulación de una tasa Google, una medida que prolifera en Europa y que tiene por objeto compensar a los medios de comunicación por el uso de sus noticias en los agregadores de contenido. Todas comparten el espíritu de hacer pagar a Google, si bien los textos finales distan mucho entre sí. 

Por todo el ámbito comunitario, Google ha plantado cara a la normativa. En Bélgica excluyó a los medios de comunicación que no renunciasen al cobro hasta que posteriormente llegaron a un acuerdo. En Alemania lanzó una campaña en la que instaba a sus usuarios a colapsar los teléfonos del Bundestag exigiendo sus derechos de búsqueda, aunque en teoría paga. En Francia resolvió la creación de una fundación para financiar la transición digital de la prensa por valor de 60 millones de euros. Italia se desmarca obligando a Google a explotar la publicidad de a través de empresas italianas para evitar las trampas fiscales de Irlanda.

En España no tenemos un texto definitivo, sino un borrador que solo dedica dos párrafos a definir la tasa Google. Parece apuntar a servicios como Google News o Menéame, pero su redacción no explica algunas preguntas básicas.

¿Quién puede cobrar la 'tasa Google'?

Es el mayor de los interrogantes. En principio, a raíz de las reacciones al borrador y de la tendencia en Europa, dimos por hecho que los beneficiados eran los medios de comunicación. Sin embargo el texto del borrador, corroborado punto por punto por el ministro Wert, hace una definición mucho más amplia. Habla de "publicaciones periódicas" o "sitios web que tengan una actualización periódica" y "muestren una finalidad informativa, de creación de opinión pública o entretenimiento".

Todos los días, todas las noticias de los grandes medios se tuitean o se comparten en Facebook. Es más, los digitales en España reciben un 5% de su tráfico promedio por redes socialesCabría preguntarse, en primera instancia, a qué se refieren con "actualización periódica". Los medios de comunicación digitales, por ejemplo, se actualizan constantemente, pero no siguen unos patrones periódicos, en tanto que el flujo de información no es simétrico. Si tomamos la definición de la prensa de papel, que se actualiza periódicamente una vez al día, hemos de incluir en el sistema de compensación a una infinidad de blogueros cuya obra pasa por comentar la actualidad o generar noticias de mayor o menor alcance. Aquí surge una cuestión derivada: ¿cobrarán los editores según el tráfico que les redirijan de una determinada noticia (doble win para los editores) o lo harán por pieza, a modo de tarifa plana?

¿Qué excluye a las redes sociales?

Las redes sociales, por supuesto, también cumplen los requisitos. Todos los días, todas las noticias de los grandes medios se tuitean o se comparten en Facebook. Es más, los digitales en España reciben un 5% de su tráfico promedio por redes sociales y son, cada día más, una vía de acceso para leer la información de modo transversal. En este caso habría una particularidad: los que agregan las noticias son usuarios y los propios medios de comunicación a través de sus perfiles, a diferencia de Google News que indexa mediante bots. Así, se daría la paradoja de ver a medios cobrando por el número de noticias que ellos mismos comparten en las redes sociales. En cualquier caso, ¿se penaliza la indexación automática con respecto a la manual?

Por otra parte, muchos usuarios cumplen las funciones informativa y periódica en redes sociales. ¿No deberían también ser compensados como editores por la difusión que Twitter o Facebook hacen de su contenido?

¿Acabará con los agregadores de RSS?

Un modelo mixto de indexación manual y automática. ¿Qué sucederá con los programs y apps, tipo Flipboard o Feedly, que están suscritos al chorro de RSS de los medios? ¿Cómo los compensarán considerando que cada usuario genera su propio menú informativo? Emplean la misma tecnología que Google News, inspirador de la ley, con el agravante de que el uso de noticias de terceros constituyen su core business y no un servicio más, como en el caso del buscador.

¿Por qué no puede un editor renunciar al pago?

El borrador deja claro que la compensación es obligada : "Este derecho será irrenunciable y se hará efectivo a través de las entidades de gestión de los derechos de propiedad intelectual". Sin embargo, a los medios más pequeños podría no interesarles el trato, ya que Google se vería en la tesitura de cribarlos o enfrentarse a una factura casi infinita (aunque los precios de compensación fuesen simbólicos, Google News indexa miles de noticias al día). Estas páginas modestas serían también favorecidas en caso de que Google adoptase una postura de fuerza y sacase a los medios inscritos en la AEDE de su servicio de noticias, pues posicionarían mejor y ganarían tráfico. ¿Se les niega el derecho a escoger su estrategia empresarial por unos cuantos euros?

Por su parte Menéame, el agregador fundado por Ricardo Galli, ha advertido que vetará los enlaces de editores que consieren "ilícito" la reproducción de parte de una noticia. Galli argumenta que su servicio ha generado a los medios casi medio millón de euros de ingresos publicitarios solo en 2013, cinco veces más que lo que facturó Menéame en ese tramo.

¿Qué es un "fragmento no significativo"nbsp;

Según RAE: "(Del lat. significatīvus). 1. adj. Que da a entender o conocer con precisión algo." En prensa, un titular puede ser tremendamente significativo o no serlo en absoluto aun uniéndole antetítulo, entradilla y dos párrafos. ¿Habrá un organismo encargado de juzgar enlace por enlace o será el periodista, con su forma de titular, quien decida si ese artículo es subvencionable? La ley deberá fijar un criterio objetivo en la versión final que, si es cuantitativo (titular, antetítulo y entradilla, por ejemplo), no se ajustará al criterio cualitativo de significatividad.

¿Qué es un buscador de "palabras aisladas"?

Se la conoce como tasa Google porque apunta directamente a Google. Pero al servicio de noticias Google News, no al buscador, porque eso sería como tratar de vallar el Universo.

La clave estará en la cuantía de las compensaciones y, en el peor de los escenarios, de las multas. ¿Le saldrá a cuenta saltarse la ley a los grandes del sector? ¿Ahogará a los más pequeños? La reforma de la ley de Propiedad Intelectual dedica un párrafo a eximirlo: "Sin perjuicio de lo establecido en el párrafo anterior, la puesta a disposición del público por parte de prestadores de servicios que faciliten instrumentos de búsqueda de palabras aisladas incluidas en los contenidos referidos en el párrafo anterior no estará sujeta a autorización ni compensación equitativa siempre que tal puesta a disposición del público se produzca sin finalidad comercial propia y se realice estrictamente circunscrita a lo imprescindible para ofrecer resultados de búsqueda en respuesta a consultas previamente formuladas por un usuario al buscador y siempre que la puesta a disposición del público incluya un enlace a la página de origen de los contenidos."

La definición es correcta de no ser porque incluye el adjetivo "aisladas". ¿Qué es un buscador de palabras aisladas? Google permite buscar frases completas e incluso imágenes. ¿Significa que se podrá acceder a las noticias solo a través de una palabra, como "terrorismo", pero no por "atentados en Iraq de Al Qaeda 11 mayo"? ¿No implicaría esto una regresión de las funcionalidades que los españoles disfrutamos en internetnbsp;

Y sobre todo, ¿cuánto va a costarle a los agregadores?

Si finalmente el texto se aprobase tal y como se ha presentado, la clave estaría en la cuantía de las compensaciones y, en el peor de los escenarios, de las multas. ¿Le saldrá a cuenta saltarse la ley a los grandes del sector? ¿Ahogará a los más pequeñosnbsp;En el caso de que el impacto económico haga inviable la subsistencia de algunos agregadores, ¿no bastará con que saquen sus servidores y sede social de España para eludir los pagos?

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios