El gigante Lonely Planet se hace con la 'startup' española TouristEye
  1. Tecnología
para REVOLUCIONAR su tecnología móvil

El gigante Lonely Planet se hace con la 'startup' española TouristEye

La marca líder de la industria de los viajes ha comprado la empresa fundada en Madrid en 2010 para actualizar sus servicios de tecnología móvil

Foto:

Es difícil hacerlo solo. Una de las salidas más frecuentes de las startups tecnológicas para encontrar su sitio en el mercado, con el objetivo de continuar creciendo, es seducir a una gran empresa. Ya ocurrió el año pasado con Pixable, la startup española que compró por veinte millonesde dólares el segundo operador de telefonía móvil en Asia, SingTel.

Ambas empresas han llegado al compromiso de no revelar la cifracon que se ha cerrado la operación, pero el gigante que se acaba de cruzar en el camino deTouristEye no tiene nada que envidiar a los asiáticos. Lonely Planet es una de las marcas más prestigiosas del mundo:desde su fundación hace más decuarenta años se ha convertido enlíderglobalde la industria de los viajes, sector donde es una referencia en la producción de contenidos editoriales turísticos.

Lonely Planet no es primeriza enlas nuevas tecnologías. Además de una presencia relevante en redes sociales, el grupo cuenta conuna extensa colección de eBooks, portales alternativosyaplicaciones móviles. Pero necesitaban algo más;y es lo que han encontrado en la startup española. Concretamente, en su producto: una guía de viajes para web, iPhone y Android que permite planificar viajes en pocos segundos. Con una comunidad superior a los 500.000 usuarios, la app cuenta a día de hoy con información de más de 10.000 ciudades y 300.000 puntos de interés en todo el mundo.

"Teníamos muchas ganas de contarlo. Estamos muy satisfechos. LonelyPlanet estáconstantemente buscando talento, y éstaes una de las primeras operaciones que realiza en ese sentido", cuenta a Teknautas desde San Francisco Ariel Camus, fundador de la startup junto con Javier Fernández Escribano.Aunque TouristEye nacióen Madrid en 2010, no tardó en dar el salto a Estados Unidos, en este caso a través del prestigioso programa de aceleración 500 Startups.

Retos compartidos

El objetivo de Lonely Planet con la adquisición es ganar agilidad en el sector de latecnologíamóvil. Un sprint de innovaciónque, precisamente por su inmenso tamaño, no es capaz de protagonizar una gran empresa por sí misma.En esa línea, han encontrado enTouristEyeuna oportunidad para adquirir (de un plumazo) el know how necesariopara revolucionar sus aplicaciones móviles y comunidades online.

"Esta adquisición supone un importante paso en nuestro camino de cara a convertirnos en un negocio multi-plataforma enfocado a los contenidos y el comercio en la industria del turismo. El objetivo de esta alianza es crear información turística de confianza para la comunidad viajera y que les inspire y les ayude a planificar sus viajes", apunta el director tecnológico de Lonely Planet, Gus Balbontin.

"A partir de ahora, pasaremos a formar parte de Lonely Planet, pero lo bueno es que nuestro producto y nuestra marca permanece intacta. Ahora dispondremos de más recursos y estaremos apoyados por una comunidad más grande. A día de hoy, lo que ellos saben es que nos movemos muy rápido, por eso nos dejan trabajar con total libertad", agrega Camus.

Urgencia tecnológica

En un momento en que los tradicionales grupos hegemónicos buscan respuestas en las nuevas tecnologías para reinventar sus modelos de negocio, las pequeñas startups representan un nicho de conocimiento indispensable para ellos.

"Hace cuatro meses, Lonely Planet se nos acercó. Tenían una serie de retos por delante, y coincidían con los nuestros. Ellos generan un contenido increíble,y nosotros podemos aportar nuestra experiencia en la parte móvil", apunta Camus.

placeholder

"Han hecho un gran trabajo en el ámbito de las aplicaciones móviles y ambos equipos comparten la visión de cómo la tecnología móvil es clave en la industria turística", añade Matthew McCroskey, responsable de tecnología móvil en Lonely Planet.

Es un tópico, pero sin su entrada en el mercado estadounidense TouristEyeno habríapodido conseguirlo;o habrían tardado más tiempo. "Empezamos con 21 y 22 años, al principio con la financiación de la familia, yestá siendo la experiencia más interesante de nuestras vidas. La verdad es que haber venido hacemás de un año a Estados Unidoste abre muchas oportunidades y, sobre todo,te abre la cabeza. Escuestión de esfuerzo, pero es posible".

Inversores Estados Unidos (EEUU) App Talento Innovación Tecnología
El redactor recomienda