Es noticia
Menú
Justin Bieber se convierte en 'business angel' de una 'app' de 'morritos'
  1. Tecnología
SHOTS OF ME ES UNA EVOLUCIÓN DE INSTAGRAM

Justin Bieber se convierte en 'business angel' de una 'app' de 'morritos'

Las fotos de uno mismo pueden ser un modelo de negocio. Justin Bieber es uno de los pioneros de esta tendencia, y por eso ha invertido en Shots of Me

Foto:

¿Tímidos? No tanto. Un paseo por las redes sociales de moda pone de manifiesto que cada vez son más los usuarios que no tienen empacho en mostrar su rostro, no una, sino varias veces al cabo de la semana. Va todo muy rápido, cada vez más, y parece que los más jóvenes no tienen tiempo ni para leer. Tal vez por eso el email es una herramienta jurásica para esta generación, Twitter se haya impuesto, y ahora sean las redes sociales basadas en imágenes las que están ganando terreno a pasos agigantados.

¿Hay algo que diga más que una imagen? Kevin Systrom lo vio claro y dio vida a Instagram, una red que hace furor y que cayó, como saben, en las garras de Facebook. Pues bien, los adictos a esta red de fotografías conocen bien qué tipo de instantáneas son más habituales, e incluso ya hay bromas al respecto: las fotos de gatitos, comida o los pies en la playa son el pan nuestro de cada día, pero otro género se ha abierto paso con fuerza. Nos referimos a los selfies, o la autofoto.

La idea de fotografiarse a uno mismo por la mañana, al mediodía y al acostarse está ganando adeptos por miles, y mucho más entre los jóvenes. ¿Narcisismo? ¿Afán de protagonismo? Los psicólogos podrían escribir largo y tendido sobre este fenómeno, pero lo cierto es que el selfie es, hoy por hoy, una moda que va in crescendo.

El auspicio de Bieber

Tanto ellos como ellas exponen sin rubor su cara ante la red, y la foto es sometida a los votos y comentarios de los followers. Un paseo rápido por Instagram nos da una idea de la dimensión del asunto y de usuarios que han centrado únicamente sus perfiles en las autofotos. Pues bien, alguien ha visto oportunidad de negocio en este fenómeno dentro de Instagram, y no es un cualquiera precisamente…

Al cantante canadiense Justin Bieber le presentaron la idea de Shots of Me (fotos de mí) y no lo dudó: decidió invertir un dineral en el proyecto y manifestando públicamente por primera vez el apoyo a una red social. Pero en realidad esta aplicación fue idea de John Sahidi, el máximo responsable de Rocklive, una diminuta startup fundada por él mismo y su hermano para dar vida a esta criatura.

Sahidi se fijó en que las fotos de personas eran lo que más tirón tenía en Instagram: “a la gente le gusta ver a otras personas, no sólo a ellos mismos”, afirmó al ser preguntado por el origen de la app. A esta conclusión llegó tras comprobar el éxito de los selfies en Instagram, pero en aquella red social este fenómeno resultaba un arma de doble filo: al ser posible comentar las fotos, uno se exponía al juicio de todo el mundo.

Sin comentarios

Dicho de otra manera, que una mala foto podía ser objeto de burlas y siendo los adolescentes los que más utilizan esta red, un comentario negativo en esa etapa de la vida podía resultar muy dañino. De eso sabe mucho Bieber, que recibe insultos a diario en Instagram y Twitter, y tal vez por eso rubricó sin dudarlo el apoyo financiero a Shots of Me.

Su vendetta personal. Y es que a diferencia de otras redes sociales, la nueva app social no permite comentarios, sólo votos positivos, y si alguien tiene algo que decir de alguna foto puede hacerlo mediante mensajería privada. Un golpe maestro, si lo pensamos bien: se acaba con el escarnio público, pero se deja la puerta abierta al ligoteo 2.0

Shots of Me está muy bien confeccionada: con dinero a espuertas para su desarrollo, los Sahidi no han escatimado en horas de análisis y desarrollo, y han creado una app limpia, pero sobre todo muy centrada en lo suyo. Al igual que Instagram en su origen, únicamente puede usarse en el iPhone (por el momento, suponemos) y apenas tiene opciones: desde el registro, se presiona al usuario para que saque su primer selfie y lo comparta con el mundo. No sabemos si será un producto de nicho o un fenómeno de masas, pero Shots of Me va a dar que hablar.

¿Tímidos? No tanto. Un paseo por las redes sociales de moda pone de manifiesto que cada vez son más los usuarios que no tienen empacho en mostrar su rostro, no una, sino varias veces al cabo de la semana. Va todo muy rápido, cada vez más, y parece que los más jóvenes no tienen tiempo ni para leer. Tal vez por eso el email es una herramienta jurásica para esta generación, Twitter se haya impuesto, y ahora sean las redes sociales basadas en imágenes las que están ganando terreno a pasos agigantados.

Instagram Justin Bieber
El redactor recomienda