Es noticia
La triste historia de Duna, la galga que fue ahorcada en Tajonar
  1. Sucesos
HAY UN SOSPECHOSO DE 34 AÑOS

La triste historia de Duna, la galga que fue ahorcada en Tajonar

Duna, una galga de 4 años, fue raptada y ahorcada en Tajomar (Navarra). El sospechoso, de 34 años, se enfrenta a una pena de entre 6 y 18 meses de prisión por maltrato animal

Foto: La triste historia de Duna, la galga que fue ahorcada en Tajonar (Twitter @MaiiEtxarte)
La triste historia de Duna, la galga que fue ahorcada en Tajonar (Twitter @MaiiEtxarte)

Una pareja de Pamplona denunció ante la Guardia Civil de Pamplona que un hombre raptó a su perra cuando se encontraban con ella en la sierra de Tajonar (Navarra) impartiendo clases de adiestramiento y que, posteriormente, la ahorcó en una finca situada en el pueblo.

Los hechos ocurrieron el pasado 26 de noviembre, cuando Juanma Trillo y Laura Blázquez, junto a una adiestradora de perros, impartían su última clase de formación a Duna, una galga de 4 años de edad, que la pareja había adoptado hacía dos.

En un determinado momento, perdieron contacto visual con la perra pero, gracias al dispositivo GPS que llevaba en el collar, pudieron rastrear sus movimientos desde el teléfono móvil en todo momento. Según relataron a la Guardia Civil, siguieron la señal del geolocalizador durante un kilómetro aproximadamente, hasta el pueblo de Tajonar.

Un hombre de 34 años, sospechoso

Una vez allí se desplazaron hasta una finca donde llamaron a Duna de forma reiterada, pero la perra no respondió en ningún momento, ni se la oía ladrar. Extrañados y preocupados accedieron a un cobertizo y se encontraron con la peor de las escenas. La galga estaba ahorcada y sin vida, pues ya había transcurrido mucho tiempo desde que la perdieron de vista.

Acto seguido, se personaron en la comandancia de la Guardia Civil de la capital navarra a interponer una denuncia ante el Seprona. Los agentes identificaron al supuesto autor del delito del maltrato animal, un hombre de 34 años, al que citaron a declarar al día siguiente y que se enfrenta a una pena de seis a 18 meses de prisión.

Con un dispositivo GPS los dueños siguieron el rastro de Duna a la que encontraron ahorcada

Los dueños de Duna no encuentran explicación a lo sucedido pero han querido darle la máxima difusión para que este tipo de sucesos no vuelvan a ocurrir. Los usuarios de las distintas redes sociales se han volcado ante este hecho tan deleznable. Maii Exarte, secretaria de los Derechos Animales y Transición Ecológica de las Juventudes Socilistas de Navarra, se hizo eco de la noticia en su perfil de Twitter y pidió "justicia para Duna".

Historia GPS
El redactor recomienda