¿Nuevo giro en el caso Alcàsser? La fuga de Antonio Anglés y la autopsia de las niñas, en jaque
  1. Sucesos
crimen de 'las niñas de Alcàsser'

¿Nuevo giro en el caso Alcàsser? La fuga de Antonio Anglés y la autopsia de las niñas, en jaque

Una petición de la acusación particular podría aumentar las incógnitas sobre la autopsia de las 'niñas de Alcàsser' y esclarecer la culpabilidad de Antonio Anglés en el triple crimen gracias a 11 pelos. La jueza tiene la última palabra

Foto: Los cambios de imagen de Antonio Anglés en 1993 (Interpol)
Los cambios de imagen de Antonio Anglés en 1993 (Interpol)

A poco de cumplirse el 29º aniversario de los asesinatos de Toñi, Míriam y Desirée, el caso Alcàsser parece volver a resurgir con la promesa de posibles novedades. La investigación, que ahora está en manos del juzgado de instrucción número 6 de Alzira, podría dar un nuevo giro tras la última petición por parte de una de las acusaciones particulares que sugiere que se analicen los 11 pelos de vello púbico que fueron hallados recientemente en los cuerpos de las víctimas y otra línea de investigación que apunta a que Antonio Anglés, principal sospechoso de los crímenes que aún permanece en paradero desconocido, pudo despistar a las autoridades porque alguien le ayudó a fugarse.

Estas últimas novedades en el caso, que han salido a la luz por el diario Las Provincias, hacen referencia a los últimos hallazgos que rodean la investigación y, especialmente, a la denominada 'tercera vía de Alcàsser' que planteó el doctor Luis Frontela. Pero, ¿qué es lo que se sabe hasta ahora del triple crimen? ¿Realmente se fugó Antonio Anglés? ¿Por qué son importantes los 11 pelos encontrados en la autopsia? Esto es todo lo que se sabe del triple crimen que asoló la localidad valenciana en 1992.

La tercera vía: ¿Dónde está Antonio Anglés?

Hace dos años, Luis Frontela, el médico forense que realizó dos autopsias a los cuerpos de las tres menores, hizo saltar todas las alarmas al anunciar que tenía una nueva teoría sobre el caso. Su hipótesis se centraba concretamente en la figura del sospechoso número uno, Anglés —sigue siendo uno de los hombres más buscados por la Interpol—, y su supuesta fuga. Según explicó el médico en septiembre de 2019 en el programa de Iker Jiménez, 'Cuarto Milenio', la desaparición del asesino no fue voluntaria, ni tampoco cree que lograra salir de España, puesto que, en su opinión, "sabía demasiado", algo que podría haberle costado la vida.

Foto: Cartel de la desaparición de las niñas de Alcásser. (Netflix)

Sin embargo, ni el programa ni fuera de él ha dado más detalles al respecto. Lo que sí dejó caer con estas afirmaciones es que, de ser cierta su conclusión, esto tumbaría la 'versión oficial' del caso Alcàsser, aquella que sostiene que el principal autor material del triple crimen logró evadir a las autoridades (nacionales e internacionales) y escapó sin dejar rastro. De ser así, las esperanzas de que el presunto culpable pague por sus actos se verían tristemente frustradas antes de 2029, fecha en la que prescribiría el delito.

placeholder Ficha policial de Antonio Anglés
Ficha policial de Antonio Anglés

Entonces, ¿qué pruebas nuevas se pueden aportar sobre el paradero de Anglés? Realmente, la existencia actual del criminal sigue siendo un misterio y un quebradero de cabeza para las autoridades. No obstante, la última propuesta de la acusación particular de analizar esos vellos encontrados en los cuerpos de las tres víctimas podrían esclarecer, de alguna manera, cuál fue su participación en cada uno de los delitos cometidos contra las menores.

Lo que los huesos podría revelar del caso Alcàsser

Con respecto a su supuesta fuga, la declaración de un oficial del buque City of Playmouth, un barco irlandés en el que Anglés se ocultó, apunta a que el fugitivo viajó como polizón en dicha embarcación. Mientras que otros testimonios señalan a que dos marineros le ayudaron a escapar sin ser visto para salir al puerto de Dublín.

Los 11 pelos: la prueba definitiva contra Anglés

La última novedad en el caso, cuya última palabra la tiene el Juzgado de Alzira, ha venido de la mano de la Asociación Laxshmi para la Lucha contra el Crimen y la Prevención que ha reclamado que se analicen once pelos hallados en los cadáveres de Miriam, Toñi y Desirée. De hacerlo, los resultados de las pruebas podrían determinar la implicación del prófugo en los crímenes a través de pruebas genéticas, tal y como publica el diario Las Provincias. Según explicó en el programa de Jiménez el criminólogo Félix Ríos, estos análisis servirían para inculpar a Anglés con pruebas forenses.

placeholder Luis Frontela en 'Cuarto Milenio'
Luis Frontela en 'Cuarto Milenio'

¿De dónde proceden estos restos? Los once pelos a los que hace referencia la asociación fueron encontrados durante la segunda autopsia de los cuerpos de las víctimas que Frontela halló en la alfombra que cubría los cuerpos de las niñas en la fosa de La Romana. Lo destacable de este descubrimiento fue que, en su momento, durante el levantamiento de los cadáveres en 1993 (del que ni siquiera hubo fotos), nadie se percatara de estas pruebas. Además, en este segundo examen, Frontela determinó la existencia de pelo de "hasta ocho personas" diferentes —ninguno procedente de los dos sospechosos—, lo que implicaría la participación de varios individuos.

En ese momento, cuando el doctor ya estaba a punto de terminar con el examen forense, el juez de instrucción le remitió un auto "urgente" por el que ordenaba paralizar esta segunda autopsia. De esta forma, Frontela lamenta no haber podido finalizar el análisis de los cuerpos y de esos vellos públicos que podrían haber aportado pruebas cruciales al caso; una hipótesis que podría verse confirmada o refutada tras la decisión de la jueza de aceptar la petición de la acusación.

Crimen de Alcàsser Antonio Anglés Sucesos
El redactor recomienda