Fijan la fecha del juicio por el asesinato de Naiara, la niña torturada por no estudiar
  1. Sucesos
piden la prisión permanente

Fijan la fecha del juicio por el asesinato de Naiara, la niña torturada por no estudiar

La Audiencia de Huesca juzgará al tío político de la menor por presuntamente torturar a la niña durante horas y en presencia de sus primas, también menores

Foto: Fotografía cedida en donde aparece la niña Naiara Bastardo Paulino. Foto: Efe
Fotografía cedida en donde aparece la niña Naiara Bastardo Paulino. Foto: Efe

El próximo 25 de mayo dará comienzo el juicio en la Audiencia de Huesca por el asesinato de Naiara, la menor de 8 años que murió el 6 de julio de 2017 en Sabiñánigo como consecuencia de las torturas a las que se vio sometida por su tío político, quien le castigó por no saberse la lección que le había mandado estudiar. Tanto la acusación particular como la Fiscalía piden para el acusado la prisión permanente revisable como presunto autor de un delito de asesinato.

El auto, recogido por Efe, relata en primer lugar los hechos narrados por las acusaciones en sus respectivos escritos de calificación acerca del presunto asesinato de Naiara a manos de su tío político, así como de la implicación de su abuelastra y de su padrastro por presuntos delitos de violencia física y psíquica habitual sobre la niña.

A lo largo de todo el proceso judicial, las acusaciones deberán probar las torturas a las que la víctima se vio sometida durante horas y ante sus primas. Entre ellas, el acusado la obligó a permanecer de rodillas sobre ortigas, grava, granos de arroz o sal gruesa, le forzó a que no durmiera, le propinó golpes en todas las partes del cuerpo y, a modo de humillación, le colocó unas orejas de burro; todo ello grabado con los teléfonos móviles.

Fue la rebeldía de la menor lo que desató la "ira incontrolable" del acusado, según la defensa

Asimismo, la Audiencia valora como hecho a probar si el acusado la cogió fuertemente del cabello y la golpeó contra el suelo y una mesa hasta que quedó inconsciente provocando finalmente su muerte, en el Hospital Infantil de Zaragoza.

Por el contrario, la defensa plantea en su escritos que el presunto asesino no solo "no estaba pasando por un buen momento anímico", sino que en los dos últimos meses había sufrido pérdidas de conciencia por una enfermedad neuronal anterior agravada por problemas de "estrés y preocupación". Además, sostiene que fue el carácter "rebelde" de la menor lo que despertó en él una "ira incontrolable, un estado de arrebato y obcecación insuperables".

El juicio, según fuentes de la Audiencia, podría prolongarse hasta el 2 de junio para dar cabida a las declaraciones de los acusados, de los 32 testigos inicialmente citados y de las quince pruebas periciales convocadas, así como a las deliberaciones del jurado.

Asesinatos Sucesos
El redactor recomienda