Es noticia
Menú
El 63,3% de españoles no sabe qué productos para fumadores son libres de humo
  1. Sociedad
encuesta el confidencial-philip morris

El 63,3% de españoles no sabe qué productos para fumadores son libres de humo

Cerca del 80% de fumadores españoles sería más propenso a cambiar a productos alternativos al tabaco tradicional si supiera sus diferencias respecto a los cigarrillos

Foto: Foto: Getty.
Foto: Getty.

Los españoles van poco a poco entendiendo algunas alternativas al cigarrillo tradicional, pero aún hay camino por delante. Así lo revela la encuesta que recientemente hizo El Confidencial entre sus lectores con la intención de evaluar sus conocimientos sobre los productos libres de humo, de tabaco calentado, el cigarrillo electrónico y el tradicional, entre otros.

En dicha encuesta, cuando se preguntó qué productos no estaban libres de humo de combustión, la opción más votada era la correcta: los puros, los cigarrillos y el tabaco de liar. Sin embargo, esta opción representó el 36,7% de los votos, con lo que el 63,3% apostó por otras opciones: el 35,54% por los 'snus' y bolsas de nicotina de consumo oral, el 18,61% por los cigarrillos electrónicos y el 9,15% por los productos de calentamiento de tabaco.

Por otro lado, un 80% de los encuestados tiene claro que la combustión es el principal problema ligado a las enfermedades derivadas del hábito de fumar, aunque sigue habiendo cierta confusión, ya que más del 35% no acaba de tener claro que el potencial de reducción del riesgo de los nuevos productos proviene precisamente de la ausencia de dicha combustión. En este sentido, Ignacio González Suárez, director científico de Philip Morris International, insiste en que "el humo de un cigarrillo tiene niveles muy elevados de sustancias tóxicas y también partículas sólidas de carbón, y eso es causa principal de enfermedad". Sin embargo, en el sistema de tabaco calentado "los estudios muestran que estas partículas sólidas no están presentes y que los niveles de tóxicos se reducen, de media, en alrededor de un 90%".

placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

En lo que respecta a la nicotina, más del 20% no tiene claros sus efectos en la salud y, por tanto, sigue pensando que este es el principal problema, cuando realmente lo es la combustión. En cualquier caso, parece que se empieza a conocer mejor en qué consiste el tabaco calentado, pero sigue habiendo un tercio de los encuestados que no acaba de entenderlo bien. Suárez asegura que "los productos libres de humo, como el cigarrillo electrónico o el tabaco calentado, están diseñados para eliminar la combustión, no quemar tabaco y, por tanto, reducir los niveles de sustancias tóxicas en comparación con el humo del cigarrillo". En ese sentido, "son una mejor opción que continuar fumando", aunque recuerda que "no hay ningún producto de tabaco o nicotina que sea inocuo; lo mejor, lo sano, es siempre dejar de fumar".

En otros aspectos, los encuestados sí acertaron de manera más amplia. Por ejemplo, el 65,3% apuntó que los productos de tabaco calentado liberan un vapor que contiene nicotina al calentar dicho tabaco. Así mismo, el 52,1% indicó que los productos libres de humo están dirigidos a fumadores adultos que, de lo contrario, seguirían fumando o consumiendo productos con nicotina.

El 77% reclama información sobre alternativas

La encuesta complementa otros estudios de Philip Morris International (PMI) sobre la materia. En un informe publicado en abril de 2021, la compañía abordó la posición de los ciudadanos respecto del papel de las alternativas sin humo sobre temas de la salud pública y reveló un interés general por adoptar otros enfoques para reducir el daño que provocan los cigarrillos en la sociedad. La encuesta, realizada en 20 países como Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Estados Unidos, Italia, Japón o Reino Unido, contó con muestra total de más de 22.000 personas.

En dicho informe, cerca de ocho de cada 10 fumadores en España eran más propensos a considerar cambiar a productos alternativos al tabaco tradicional, como los cigarrillos electrónicos o los productos de tabaco para calentar, si tuvieran claridad sobre cómo se diferencian de los cigarrillos tradicionales y sobre la ciencia que los acompaña. Y es que "hay que ser realistas y tener en cuenta que la mayor parte de los fumadores sigue fumando", insiste González Suárez, por lo que "es importante proporcionar información acerca de estas alternativas y acceso a productos que la ciencia nos diga que son menos perjudiciales".

Como se puede ver, la mayoría de los adultos encuestados deseaba que se produzca un cambio en el enfoque social de la reducción del daño en tabaquismo, incluyendo una mayor colaboración entre las autoridades y las tabaqueras. De hecho, seis de cada diez apoyaban la colaboración entre tabaqueras, autoridades, reguladores y expertos en salud pública para garantizar que los fumadores puedan tener acceso y disponer de información fiable sobre las alternativas sin humo.

Del mismo modo, aproximadamente nueve de cada diez encuestados en España consideraban que tanto los gobiernos (el 92%) como las empresas (84%) tienen la responsabilidad de aprovechar los desarrollos científicos y tecnológicos más recientes.

"Los productos sin humo ya han comenzado a ejercer un papel muy importante en la reducción de las tasas de fumadores", afirma Enrique Jiménez, director general de Philip Morris para España y Portugal. "Con la regulación adecuada, el apoyo de la sociedad y el respaldo de la ciencia, creo que es posible responder a esta llamada de la sociedad y hacer que los cigarrillos en 10-15 años sean algo del pasado en muchos países, incluido España".

Los españoles van poco a poco entendiendo algunas alternativas al cigarrillo tradicional, pero aún hay camino por delante. Así lo revela la encuesta que recientemente hizo El Confidencial entre sus lectores con la intención de evaluar sus conocimientos sobre los productos libres de humo, de tabaco calentado, el cigarrillo electrónico y el tradicional, entre otros.

Tabaco ECBrands