22 de noviembre

Santa Cecilia, patrona de la música por un (probable) error de traducción

En las Actas halladas en el siglo VI que cuentan su historia, se relata cómo fue martirizada por convertirse al cristianismo durante el periodo de persecución en el Imperio Romano

Foto: Santa Cecilia de Roma, patrona de la Música
Santa Cecilia de Roma, patrona de la Música

Un movimiento musical lleva su nombre. A Cecilia de Roma, que pasó a la historia como Santa Cecilia, se le dedica cada año el Día de la Música, el 22 de noviembre, día en que falleció, en el año 230. Lo hizo tres días después de sufrir un duro martirio durante el periodo de persecución del siglo III en el Imperio romano. Y es que Cecilia, nacida pagana, se convirtió al cristianismo y con ella, lo hicieron muchas de las personas de su entorno, razón por la cual los soldados paganos romanos trataron de acabar con ella. La historia de Cecilia de Roma no tiene tras de sí muchas confirmaciones, sus homenajes se basan en conjeturas e historias poco fehacientes, y aun así es una de las santas más celebradas en la Iglesia católica.

Sin embargo, su declaración como patrona de la música se debe, probablemente, a un error de traducción. En el siglo V fueron halladas las conocidas como las Actas de Santa Cecilia, en las que se cuenta la historia de una virgen nacida de una familia pagana romana de los Metelios, convertida desde muy joven. A pesar de que su familia la dio en matrimonio a un noble también pagano, Valerius, éste también acabó por convertirse, después de que ella le dijera que había entregado su cuerpo a Dios y que un ángel cuidaba de su cuerpo, el que él jamás podría llegar a tocar. "Si me tocas como si yo fuera tu esposa, el ángel se enfurecerá y tú sufrirás las consecuencias. En cambio, si me respetas, el ángel te amará como él me ama a mí". Entonces, Valerius aceptó convertirse y después de esto, un ángel se le apareció a los dos y los coronó como esposo. En el camino, el hermano de Valerius, Tiburcio, también fue convertido.

Los dos hermanos fueron condenados a muerte, ejecución que iba a llevar a cabo un funcionario del prefecto Almaquio, de nombre Máximo. Pero finalmente, él también se convirtió al cristianismo y se sumó a la lista de personas a ejecutar. Cecilia fue condenada a morir ahogada en el baño de su vivienda, en el que sobrevivió. Trataron de quemarla con agua hirviendo, pero también sobrevivió, por lo que decidieron que la mejor opción sería decapitarla, pero el verdugo, tras varios intentos, tampoco lo logró. Cecilia sobrevivió durante tres días más y finalmente murió el 22 de noviembre.

En las Actas se puede leer en el texto "Canténdibus órganis Cæcilia Dómino decantábat dicens...", algo que el copista transcribió como: "Mientras sonaban los instrumentos musicales Cecilia cantaba al Señor diciendo...". No obstante, no era ese 'órganis', el instrumento musical, del que se estaba hablando, sino que era un término que en el siglo III se utilizaba para hacer referencia al fuelle que se utilizaba para dar calor, lo que entonces y en el contexto de Cecilia de Roma, era más bien un instrumento de tortura.

Desde entonces, muchas han sido las imágenes que se han pintado de Santa Cecilia tocando el órgano, cuando en realidad estaba siendo víctima de una tortura insufrible. Sin embargo, decidió no corregirse este error y ya en 1594, el Papa Gregorio XII la canonizó y le asignó el patronazgo de la música.

Festivales de Música

Desde entonces, en multitud de localidades se celebra este día con fiestas y celebraciones de musica. La última en sumarse a esta celebración ha sido la capital, Madrid, que este año celebra la primera edición del Santa Cecilia Music Fest, un "festival benéfico destinado a reconocer y recompensar el papel tan importante que la música juega en nuestro día a día".

El Orfeón Donostiarra, durante el concierto junto a la Orquesta Clásica Santa Cecilia, en la entrega de los III Premios Excelentia a la Cultura 2017 (EFE)
El Orfeón Donostiarra, durante el concierto junto a la Orquesta Clásica Santa Cecilia, en la entrega de los III Premios Excelentia a la Cultura 2017 (EFE)

El cartel está formado por grupos como Kuve, Julieta 21, Taiacore, Owl Captain, Venturi, Mario Morante, El Increíble Paso y Marta Knigth, y los beneficios se destinan íntegramente a Da La Nota, una asociación localizada en el barrio de Lavapiés y cuyo trabajo se centra en la educación musicosocial.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios