oposición de asociaciones contra la eutanasia

Francia aprueba hoy la ley sobre el final de la vida, que incluye la sedación terminal

Los dos principales partidos del arco parlamentario, socialistas y conservadores, acordaron un texto que, sin embargo, no responde a las expectativas de los favorables y los contrarios a la eutanasia

Foto: La asamblea nacional francesa aprueba el reconocimiento de palestina como estado
La asamblea nacional francesa aprueba el reconocimiento de palestina como estado

Los diputados franceses adoptarán este martes la ley del Gobierno sobre el final de vida, que introduce la sedación terminal para los pacientes sin posibilidad de curación pero cierra la puerta a la eutanasia activa. Los dos principales partidos del arco parlamentario, socialistas y conservadores, acordaron un texto que, sin embargo, no responde a las expectativas de los favorables y los contrarios a la eutanasia. Todo apunta a que la ley será ampliamente aprobada por la Cámara baja antes de iniciar su tramitación en el Senado.

Con esta ley, el presidente, François Hollande, cumplirá otro de sus compromisos de campaña en un tema social que, además, cuenta con un gran respaldo popular, del 96 %, según un sondeo publicado este fin de semana. Es el porcentaje de encuestados que se considera favorable a la sedación profunda y continua de pacientes en fase terminal, que es el procedimiento que recoge la ley. El sondeo también revelaba que el 80 % de los franceses son favorables a una ley que autorice la eutanasia en determinados casos, un porcentaje que sube el 84 % entre los simpatizantes de izquierdas.

Francia aprueba la sedación profunda para pacientes terminales

 

La sedación terminal, hasta la muerte del paciente, podrá ser elegida por los pacientes conscientes que no responden a los tratamientos y que tienen los días contados y por aquellos que son artificialmente mantenidos en vida, lo que incluye la alimentación y la hidratación. Este ha sido uno de los puntos más polémicos del texto, puesto que asociaciones contrarias a la eutanasia consideran que, en ese supuesto, el paciente puede sufrir.

Un equipo médico decidirá si el paciente no habla

Para los pacientes que no puedan expresar su voluntad, la ley prevé que sea un equipo médico, en concertación con la familia, el que tome la decisión de establecer el protocolo de sedación terminal y detener todo tratamiento. Además, la ley convierte en obligatorio respetar el testamento vital de los pacientes que lo hayan hecho y prevé la creación de un formulario específico para hacerlo y un registro para conservarlo. La ley cuenta con la oposición de asociaciones contrarias a la eutanasia y de los representantes de los diferentes cultos religiosos.

Las asociaciones a favor de la eutanasia, por su parte, lo consideran demasiado timorato y creen que se ha perdido una oportunidad de ir más allá, tal y como reclama la sociedad. Opinan que el actual texto no resolverá casos polémicos, como el del enfermo terminal Vincent Lambert, cuyo futuro se encuentra en el Tribunal de Estrasburgo tras una diferencia de criterio entre su esposa, partidaria de dejarle morir, y sus padres, contrarios a esa opción.

Sociedad

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios