Bruselas propone que el certificado covid para viajes caduque a los nueve meses
  1. Mundo
  2. Europa
EMA autoriza vacunar a niños de 5 a 11 años

Bruselas propone que el certificado covid para viajes caduque a los nueve meses

La Comisión Europea quiere que el certificado de vacunación caduque a los nueve meses para animar a la inyección de la tercera dosis y mantener la libertad de movimiento

Foto: Foto: Reuteres/Yara Nardi.
Foto: Reuteres/Yara Nardi.

Ante el aumento de los contagios en todos los Estados miembros y una situación mala en algunos países como Alemania, la Comisión Europea se quiere adelantar y tratar de controlar algo a lo que los miembros de la Unión han acabado llegando de una forma u otra en distintos momentos de la pandemia: el cierre de fronteras. Con una parte importante de la población vacunada, Bruselas quiere evitar que haya un cierre de fronteras indiscriminado.

Antes de que la campaña de vacunación estuviera a plena máquina, las restricciones de viaje se basaban en el color de una determinada región según el número de personas contagiadas. La Comisión Europea no considera que ese deba seguir siendo el criterio para imponer restricciones de viaje, como, por ejemplo, puede ser la realización de pruebas o tener que hacer cuarentena a la llegada al país de destino.

Didier Reynders, comisario de Justicia, propone que el criterio sea que las personas vacunadas o recuperadas del coronavirus que cuenten con su certificado europeo puedan seguir viajando libremente como han hecho en los últimos meses. “Una persona que tenga un certificado digital de la UE válido, en principio, no debería estar sujeta a restricciones adicionales, como pruebas o cuarentena, independientemente de su lugar de salida en la UE”, señala la Comisión Europea en un comunicado.

Eso sí, en un contexto en el que la Comisión recomienda que se comience a inocular la dosis de refuerzo a todos los mayores de 18 años y con prioridad a los mayores de 40, el Ejecutivo comunitario ha propuesto que el pasaporte de vacunación que debería permitir viajar libremente dentro de la UE tenga una validez de nueve meses: los seis meses a partir de los cuales se considera que debería inyectarse la siguiente dosis, más tres meses de margen.

Y la propuesta también cubre a los viajeros de países terceros, aunque, eso sí, aquellos que hayan recibido una vacuna aprobada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero no por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), tendrían que contar con una PCR negativa.

Foto: Vacunación contra el covid-19 en Bucarest, Rumanía. (EFE/Robert Ghement)

Reynders ha propuesto, además, un nuevo mapa de colores del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), que ha sido clave para el establecimiento de restricciones de viajes. “Los colores en el mapa deberían ser una combinación de tres criterios: número de casos, tanto por ciento de vacunación y el tanto por ciento de test”, ha explicado el belga, asegurando que solamente aquellas personas no vacunadas provenientes de zonas rojas en este nuevo mapa deberían poder ser sometidas a restricciones como test o cuarentenas.

Un caso aparte son los menores de entre seis y 12 años. Cuando estos provengan de una zona de alta transmisión del virus, tendrán que demostrar estar vacunados, recuperados o estar en posesión de un test con resultado negativo. Ha sido este mismo jueves cuando la EMA ha aprobado la primera vacuna, la de Pfizer/BioNtech, para menores de entre cinco y 11 años, por lo que Bruselas también empuja para que este grupo sea vacunado para viajar sin restricciones.

Foto: Ursula von der Leyen. (EFE/EPA/Christian Hartmann)

El objetivo final de Bruselas es que, en marzo de 2022, la Unión Europea tenga ya una política de restricción de viajes, también para países terceros, centrada no en el territorio de procedencia, sino en la situación particular de cada viajero, permitiendo la entrada de personas vacunadas o recuperadas independientemente de la situación epidemiológica del país de origen.

Se trata de una modificación de la recomendación del Consejo de octubre de 2020, que ya fue actualizada en mayo de 2021, y que fue solicitada por los líderes en el Consejo Europeo del 21 y 22 de octubre, y, como toda recomendación, no es de obligado cumplimiento para los Estados miembros, sino que se trata de una “guía” que se espera que se cumpla. El Ejecutivo comunitario espera que esta recomendación esté aprobada el 10 de enero de 2022.

Unión Europea Niños Vacunación Coronavirus Pandemia