Comienza la carrera por presidir la Eurocámara con la maltesa Metsola como favorita
  1. Mundo
  2. Europa
¿Habrá pulso entre populares y socialistas?

Comienza la carrera por presidir la Eurocámara con la maltesa Metsola como favorita

La eurodiputada maltesa y vicepresidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, parte como favorita para suceder a David Sassoli al frente de la Eurocámara

Foto: La vicepresidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola (PE)
La vicepresidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola (PE)

Roberta Metsola, eurodiputada conservadora maltesa y una de las vicepresidentas de la Eurocámara, ha logrado este miércoles el respaldo de su grupo, el Partido Popular Europeo (PPE), para ser la candidata democristiana a la presidencia del Parlamento Europeo en sustitución del actual presidente socialista David Sassoli, cuya votación se celebrará en enero. La maltesa parte como favorita, aunque en las próximas semanas el PPE tendrá que lograr el respaldo de las familias liberales y socialista, ya que sus miembros polacos de Plataforma Cívica (PO) no quieren llegar a un acuerdo con la familia derechista Conservadores y Reformistas (ECR), grupo liderado en el Parlamento Europeo por el partido Ley y Justicia (PiS) que gobierna en Polonia.

Ahora se abren semanas de negociación. El PPE considera que los socialistas tienen que honrar el acuerdo firmado al inicio de la legislatura, en la que ambas familias políticas, junto a los liberales de Renew Europe, se comprometieron a que la primera mitad de la legislatura sería para Sassoli y la segunda mitad para algún candidato democristiano. Sin embargo, desde las filas socialdemócratas señalan que ha habido muchos cambios desde que se firmara aquel documento en 2019, y que los progresistas están hoy muy infrarrepresentados en la cúpula de la Unión.

Y es cierto que la formación de un nuevo Gobierno en Alemania liderado por el socialdemócrata Olaf Scholz marca un cambio de tendencia a nivel europeo, con la democracia cristiana pasando por su particular travesía por el desierto. Sin embargo, si los socialdemócratas pierden el puesto de Sassoli, el PPE dominará la presidencia de la Comisión Europea y del Parlamento Europeo, además de tener la presidencia del Eurogrupo —el foro de ministros de Finanzas de la Eurozona—, mientras que los socialistas solamente cuentan en la cúpula con Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, y los liberales tienen al belga Charles Michel al frente del Consejo Europeo. Pero Michel también tiene que renovar su puesto, y en esta partida todas las fichas están sobre el tablero.

Los socialistas saben que tienen que negociar porque la aritmética dentro del hemiciclo va en su contra y la experiencia desaconseja el choque con los democristianos. En la anterior legislatura rompieron un acuerdo idéntico con el PPE, cuando intentaron que el italiano Gianni Pittella sustituyera al socialista alemán Martin Schulz. La candidatura socialdemócrata no tenía ninguna opción, acabó siendo derrotada por el italiano Antonio Tajani y condenó a los socialistas a una segunda mitad de legislatura más aislados de lo habitual.

Foto: Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en el debate de este martes ante la Eurocámara. (EFE)

Por eso la española Iratxe García, presidenta de los socialdemócratas en la Eurocámara, tendrá que ver en las próximas semanas hasta qué punto su grupo puede mantener un pulso y qué precio poner al apoyo de la candidata democristiana. A favor del PPE está que Sassoli, que no ha anunciado oficialmente su candidatura, pero que sí está moviéndola a puerta cerrada, es muy impopular entre muchos socialistas, especialmente españoles, aunque cuenta con el apoyo de algunos sectores del grupo.

Pero la candidata del PPE tiene como handicap que Metsola es eurodiputada de un país muy pequeño, con poco peso a nivel europeo y cuyo partido nacional, además, está en la oposición. Sin embargo, en el ecosistema de Bruselas Metsola es un personaje con buen nombre y prestigio, que lleva en la Eurocámara desde 2013. La maltesa ha ganado la elección del PPE frente a la holandesa Esther de Lange, una figura mucho menos popular dentro de la familia, y el austriaco Othmar Karas. Durante algún tiempo sonó como favorito Esteban González Pons, eurodiputado popular español, que, sin embargo, nunca hizo pública su candidatura y dio un paso atrás cuando en las conversaciones preliminares quedó claro que los liberales querían que la candidatura que apoyaran estuviera liderada por una mujer.

Parlamento Europeo Proyecto Parlamento Europeo Esteban González Pons
El redactor recomienda