La Eurocámara insta a despenalizar el aborto en la UE y considerarlo derecho humano
  1. Mundo
  2. Europa
Debate muy polémico

La Eurocámara insta a despenalizar el aborto en la UE y considerarlo derecho humano

El texto, que salió adelante con 378 votos a favor, 255 en contra y 42 abstenciones, se centra en la situación de la salud y los derechos sexuales y reproductivos en la UE

placeholder Foto: El Parlamento Europeo. (EFE)
El Parlamento Europeo. (EFE)

El Parlamento Europeo (PE) ha instado a los países del club comunitario a despenalizar el aborto y considerarlo como un derecho humano, a través de una resolución no legislativa que generó una fuerte división en la cámara y polémica en los últimos días.

El texto, que salió adelante con 378 votos a favor, 255 en contra y 42 abstenciones, se centra en la situación de la salud y los derechos sexuales y reproductivos en la Unión Europea (UE), aunque son los puntos que tratan sobre el derecho al aborto los que más controversia han causado. Recibió el apoyo de la izquierda, los socialdemócratas, los verdes y los liberales, mientras que en las filas de los populares se fragmentó el sentido del voto.

Foto: Protesta en el Congreso argentino a favor del aborto. (EFE)

Desde su aprobación en la Comisión de Derechos de las Mujeres e Igualdad de Género del PE, los grupos Identidad y Democracia y los Conservadores y Reformistas Europeos, que acoge a Vox, mostraron su rechazo tajante a la resolución.

En esta se urge, entre otras cosas, a los Estados miembros a garantizar el acceso universal a un aborto seguro y legal y equipara su denegación a un "acto de violencia de género".

Los eurodiputados conservadores presentaron, además, un informe alternativo, en el cual se desligaba la práctica del aborto de la "condición de derecho humano" y subrayaba que la UE no es competente en esta materia.

También presentaron otra moción para que el texto original no llegara a ser debatido en la Eurocámara, que finalmente fue rechazada

También presentaron otra moción para que el texto original no llegara a ser debatido en la Eurocámara, que finalmente fue rechazada. Fue precisamente durante el debate, que se celebró este miércoles pese a que el texto se votó el jueves, donde quedaron claras las diferencias entre los grupos políticos.

Algunos eurodiputados del Partido Popular Europeo, entre ellos la española del PP Rosa Estarás, incidieron en la idea de que el aborto no debe ser reconocido como un derecho humano.

Mientras tanto, otros miembros del grupo de los populares solo presentaron objeciones al hecho de que la resolución señale que el derecho de conciencia de los sanitarios "pone en peligro la vida y los derechos de las mujeres".

Amenazas a eurodiputados

Pero la polémica ha ido más allá de la pura dialéctica política y varios eurodiputados denunciaron haber recibido amenazas y mensajes de odio para que el informe fuera retirado.

"Hemos recibido cientos de correos. Me han tildado de ser un Hitler (...). Pero no quiero perder el tiempo en plantar cara a gente que no cree en la ciencia", dijo durante el debate el socialista y autor de la resolución Predrag Fred Matic.

Su texto ha sido el primero de esta naturaleza que ha llegado a abordarse en la Eurocámara en los últimos años

Su texto ha sido el primero de esta naturaleza que ha llegado a abordarse en la Eurocámara en los últimos años. En 2013, una mayoría de eurodiputados tumbaron un informe, que compartía muchas de las líneas y peticiones de este, promovido por la eurodiputada socialdemócrata portuguesa Edite Estrela.

Salud y derechos sexuales

Aunque el aborto copó la mayor atención de los eurodiputados, el informe ahonda principalmente en la salud y los derechos sexuales y reproductivos de la mujer en muchos otros campos, haciendo hincapié en cómo estos se han visto especialmente afectados por la pandemia de coronavirus.

Así, se urge a los países de la UE a avanzar hacia una cobertura "universal" de salud sexual para que todas las personas en edad reproductiva tengan acceso a tratamientos de fertilidad, a fomentar la disponibilidad generalizada de productos menstruales libres de toxinas, además de incidir en la importancia de la educación sexual.

Foto: El presidente gibraltareño, Fabian Picardo, votando. (El Confidencial)

Asimismo, se pide reconocer que la salud sexual y reproductiva, incluido el acceso legal y seguro al aborto, los anticonceptivos, el tratamiento de fertilidad y la atención a la maternidad, como "derechos humanos que no pueden ser violados".

Eurodiputados Delincuencia Socialdemocracia Aborto
El redactor recomienda