La UE aísla el espacio aéreo de Bielorrusia y amplía sanciones contra el régimen
  1. Mundo
  2. Europa
el periodista crítico Protasevich, arrestado

La UE aísla el espacio aéreo de Bielorrusia y amplía sanciones contra el régimen

Los jefes de Estado y de Gobierno acuerdan nuevas sanciones y aíslan a Bielorrusia al pedir a las aerolíneas europeas que eviten el espacio aéreo bielorruso

placeholder Foto: Vuelo de Ryanair que llevaba al periodista opositor bielorruso. (Reuters)
Vuelo de Ryanair que llevaba al periodista opositor bielorruso. (Reuters)

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea han acordado este lunes un nuevo paquete de sanciones contra Bielorrusia después de que el pasado domingo el régimen de Aleksandr Lukashenko obligara a un vuelo de Ryanair a aterrizar de emergencia en Minsk mientras recorría la ruta entre Atenas y Vilna, deteniendo en el aeropuerto a Roman Protasevich, periodista residente en Lituania y uno de los líderes de la oposición bielorrusa, así como a su pareja. Los líderes han instruido a sus ministros para que adopten nuevas sanciones lo antes posible.

La decisión del régimen de Lukashenko ha provocado airadas declaraciones en prácticamente todas las capitales. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, señaló que “el comportamiento escandaloso e ilegal del régimen de Bielorrusia tendrá consecuencias”. Y ha sido Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, el que las ha plasmado en un documento con una serie de propuestas de acción que, según fuentes europeas, ha sido aprobado rápidamente por parte de los jefes de Estado y de Gobierno.

Bielorrusia obliga a aterrizar a un avión para detener a un activista opositor

Así, los Veintisiete instruyen a sus ministros a que amplíen la lista de personas y entidades clave en el régimen de Lukashenko sancionadas “lo antes posible”. Esta lista se traduce en una prohibición de viaje y en una congelación de activos. En las conclusiones adoptadas, la primera línea se reserva para pedir “la liberación inmediata de Raman Protasevich y Sofia Sapega y que se garantice su libertad de circulación”. Los líderes también piden que “todas las compañías aéreas de la UE eviten sobrevolar Bielorrusia” y solicitan tomar “las medidas necesarias para prohibir sobrevolar el espacio aéreo de la UE a las compañías aéreas bielorrusas e impedir el acceso a los aeropuertos de la UE de los vuelos operados por dichas compañías aéreas”.

Además, el Consejo Europeo solicita a la Comisión Europea y a Josep Borrell, alto representante de la Unión para Política Exterior y de Seguridad, que trabajen para ampliar las sanciones económicas contra Bielorrusia. Toda la discusión sobre el incidente en Minsk, así como otra discusión sobre las relaciones con Rusia, se ha celebrado sin dispositivos electrónicos por temor a poner en riesgo la confidencialidad de las discusiones.

Von der Leyen también ha señalado que, “si se democratiza”, Minsk puede tener acceso a 3.000 millones de euros de ayudas. Pero no llegará ese dinero. Bruselas plantea la partida como algo mucho más largo. Las medidas ahora acordadas por los líderes buscan hacer la vida más difícil al régimen de Lukashenko, con una mayor asfixia económica y dejándole fuera del tráfico aéreo europeo.

Durante algún tiempo, los Veintisiete intentaron acercar a Lukashenko a la Unión Europea. Por eso en 2016 se levantaron las sanciones que se habían impuesto sobre cargos del régimen, incluido su presidente. Pero las elecciones de 2020 y las masivas protestas que siguieron después lo cambiaron todo. Desde entonces, el presidente bielorruso se ha lanzado a los brazos de su par ruso, Vladimir Putin, con el objetivo de mantener el control sobre el país.

Mucho en juego

La Unión Europea se jugaba mucho en su respuesta a Lukashenko. El pasado verano, se perdieron semanas discutiendo sanciones contra el régimen bielorruso por aplastar a la oposición tras unas elecciones fraudulentas que eran bloqueadas una y otra vez por Chipre pidiendo medidas similares contra Turquía. Y todos saben que los ojos estaban puestos en la cumbre de este lunes y martes en Bruselas. “Nuestra incapacidad de alcanzar un consenso respecto a los recientes eventos en Israel y Gaza, donde como Unión hemos fallado en presentar una postura común, no debe repetirse”, ha explicado este lunes Kyriakos Mitsotakis, primer ministro griego, en una entrevista con el 'Financial Times'.

Foto: El presidente de Bielorrusia, Aleksandr Lukashenko. (Reuters)

Los presidentes de las comisiones de Asuntos Exteriores de los parlamentos nacionales de Alemania, Chequia, Irlanda, Reino Unido, Letonia, Lituania, Polonia y Estados Unidos han pedido, además de sanciones, que no se entre en el espacio aéreo bielorruso, y que se suspenda al país de la Organización de Aviación Civil Internacional hasta que se haya investigado a fondo el incidente. A ese comunicado se han unido ahora las comisiones de Asuntos Exteriores de España, Italia, Canadá, Estonia y Francia, además del Parlamento Europeo.

Unión Europea Comisión Europea Bielorrusia Aleksandr Lukashenko Ryanair Ursula von der Leyen
El redactor recomienda