Moncloa envía a Bruselas las líneas generales de la reforma laboral y de pensiones
  1. Mundo
  2. Europa
Presentación del Plan Nacional de Reformas

Moncloa envía a Bruselas las líneas generales de la reforma laboral y de pensiones

Comisión y Gobierno mantienen una línea de comunicación continua mientras el Ejecutivo español trata de llegar a un acuerdo respecto a pensiones y reforma laboral

placeholder Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE)
La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE)

Ni Paschal Donohoe, presidente del Eurogrupo, el foro de ministros de Finanzas de la Eurozona, ni Paolo Gentiloni, comisario de Economía, han ahorrado en halagos a la presentación que Nadia Calviño, vicepresidenta económica del Gobierno, ha hecho este lunes de las líneas maestras del Plan Nacional de Reformas que el Ejecutivo español está diseñando en comunicación continua con la Comisión Europea. “Excelente”, ha calificado el irlandes, y “brillante y exhaustiva” para Gentiloni.

Los planes españoles son, según defiende la propia vicepresidenta y tal y como confirman fuentes europeas, uno de los más avanzados. Son la llave que abrirá la caja del Fondo de Recuperación, del que España podrá obtener hasta 140.000 millones de euros en forma de transferencias y créditos a cambio de reformas e inversiones que estén en línea con las recomendaciones de Bruselas en el marco del semestre europeo. Madrid, y el resto de capitales, deberá enviar este Plan Nacional de Recuperación a Bruselas antes de que finalice el mes de abril. Este lunes por la noche, Moncloa ha enviado al Ejecutivo comunitario las dos últimas "fichas" de su plan, con las líneas maestras de la reforma de las pensiones y del mercado laboral, según han confirmado a El Confidencial fuentes de Moncloa.

El Gobierno no quiere dejar ningún cabo suelto y Calviño está dedicando buena parte de su tiempo a la coordinación con Bruselas

El Gobierno no quiere dejar ningún cabo suelto y Calviño está dedicando buena parte de su tiempo a la coordinación con Bruselas para asegurarse de que todo está en orden cuando se envíe el plan al Ejecutivo comunitario. “La Comisión Europea está discutiendo con las autoridades españolas desde hace muchos días”, ha explicado Gentiloni este lunes en una rueda de prensa celebrada tras el Eurogrupo. “Me he visto con dos ministros además de con Nadia, responsables de trabajo y reforma laboral”, ha señalado el comisario, en referencia a Yolanda Díaz y José Luis Escrivá.

Porque España, que envió su primer borrador de plan en octubre y mantiene desde entonces una vía de comunicación continua con Bruselas, tenía este lunes los deberes hechos a falta de enviar sus propuestas en materia de reforma laboral y de pensiones, dos puntos en los que chocan el socio minoritario del Gobierno, Unidas Podemos, y el socio mayoritario, el PSOE. Calviño ya anunció el pasado viernes que se habían enviado 28 de las 30 fichas. Las dos que quedaban eran y son las más complejas, las que más roces generan en la coalición gubernamental y en los agentes sociales.

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE)

Es material sensible y hasta este lunes por la mañana se estaba “en proceso” de concluir y enviar. "En cuanto a si se han enviado o no las fichas que faltaban, no he podido hablar con Presidencia del Gobierno, que es quien se encarga formalmente de enviar la documentación, y entonces no sé si se han enviado ya en el curso de hoy”, ha explicado la vicepresidenta en una rueda de prensa ante los medios de comunicación previa a la reunión del Eurogrupo. A última hora de la noche del lunes fuentes de Moncloa confirman a El Confidencial que las dos últimas fichas, de reforma laboral y de pensiones, han sido enviadas a la Comisión Europea. Fuentes del Ministerio de Economía señalan que se han enviado tras escuchar a los agentes sociales y tener en cuenta su opinión.

“Lo que estamos pidiendo es un gran compromiso en reformas, y detalles en objetivos y metas”, ha explicado Gentiloni tras el encuentro, señalando que Madrid y Bruselas están “discutiendo” sobre todas las dimensiones de los planes, aunque los agentes sociales se han mostrado celosos de que el Gobierno mantenga conversaciones paralelas y simultáneas con ellos y con el Ejecutivo comunitario. “Creo que estamos en la buena dirección con España pero tenemos que seguir trabajando durante los próximos días y semanas”, ha señalado el comisario de Economía.

Diferencias con Italia

Calviño es la encargada de subrayar que España es la alumna aventajada. Especialmente esta semana. Al mismo tiempo que la vicepresidenta del Gobierno hacía la presentación de las líneas maestras del plan español, en Roma el primer ministro Giuseppe Conte suplicaba los votos de la Cámara para mantener su Gobierno en pie en un momento en el que Italia difícilmente se puede permitir volver a tener que formar un gabinete con una nueva mayoría, y todavía menos unas elecciones anticipadas con resultado impredecible. De forma implícita, la presentación de Calviño servía como mensaje para todos: ante una parálisis y caos político italiano, España no se quiere ver arrastrada.

Foto: Ilustración: EC.

Y esa diferencia ha quedado a la vista de todos. Mientras la vicepresidenta ha recibido la aprobación de Donohoe o Gentiloni, afianzando su fama de línea directa y segura entre Bruselas y Madrid, el ministro italiano de Finanzas, Roberto Gualtieri, no ha tomado la palabra durante esta sección de la reunión, según han informado fuentes del encuentro. Días antes de este Eurogrupo, una alta fuente europea invitaba a los países más afectados por la pandemia y que más se iban a beneficiar del Fondo de Recuperación, es decir, España e Italia como mínimo, a ser proactivos y explicar sus planes. Solamente Calviño ha cumplido con esa expectativa.

La vicepresidenta del Gobierno ha subrayado la necesidad de “agilidad” y sentido de urgencia para concluir todos los trámites necesarios para la puesta en marcha definitiva del Fondo de Recuperación de 750.000 millones de euros acordado por los líderes europeos en julio de 2020 y desbloqueado en diciembre tras el veto de Hungría y Polonia. Por ejemplo, todavía hace falta que los Veintisiete adopten la decisión de recursos propios, que será necesaria para que la Comisión Europea acuda a los mercados a captar casi un billón de euros.

Nadia Calviño Comisión Europea Giuseppe Conte Bruselas José Luis Escrivá Reformas Paolo Gentiloni Eurogrupo
El redactor recomienda