Llegó la hora del Brexit: guía práctica para los que se quedan y los que van a venir a UK
  1. Mundo
  2. Europa
Brexit, año 1

Llegó la hora del Brexit: guía práctica para los que se quedan y los que van a venir a UK

Se acabó la libertad de movimiento. Las cosas cambian. Y mucho. Tanto para los que se quedan como para los que planean entrar o salir del país

placeholder Foto: Protesta de un activista contrario al Brexit, frente al Parlamento británico, el pasado 30 de diciembre. (EFE)
Protesta de un activista contrario al Brexit, frente al Parlamento británico, el pasado 30 de diciembre. (EFE)

Llegó finalmente el Brexit. A partir de este 1 de enero, comienza una nueva era. Por mucho que Londres y Bruselas cerraran primero un acuerdo de retirada para facilitar un divorcio ordenado y luego un acuerdo de comercio y cooperación que evita cuotas y aranceles, el Reino Unido ya no es miembro de la UE. Se acabó la libertad de movimiento. Las cosas cambian. Y mucho. Tanto para los que se quedan como para los que planean entrar o salir del país. Downing Street tiene ahora el control de sus fronteras. Pero las restricciones afectan también a los británicos que quieran viajar o vivir en el bloque. Aquí, una guía práctica para entender la nueva realidad.

Soy español residente en el Reino Unido, ¿qué tengo que hacer ahora para no quedar como inmigrante ilegal?

A pesar de que el 31 de diciembre a medianoche el Reino Unido salió ya a efectos prácticos del bloque, gracias a un 'periodo de gracia', los comunitarios residentes tienen hasta el próximo 30 de junio de 2021 para regularizar su situación y mantener sus derechos, entre otros, el acceso a la sanidad pública.

Todo aquel que lleve cinco o más años en el Reino Unido debe pedir el llamado 'estatus de asentamiento'. Eso sí, cada vez que cambie de dirección, renueve pasaporte o tenga cualquier cambio en sus datos personales, debe notificarlo a las autoridades. Y si está fuera del país durante cinco años, pierde todos sus derechos. En caso de que quisiera volver, tendría que hacerlo ya bajo los requisitos de la nueva ley de inmigración, que entra en vigor hoy.

Por su parte, todo el que haya llegado al Reino Unido antes del 31 de diciembre de 2020, y lleve residiendo menos de cinco años, tiene que solicitar el 'pre estatus de asentamiento' y esperar al lustro para finalizar los trámites. Eso sí, si está fuera del país durante seis meses (dentro de un periodo de un año) ya no es candidato para conseguir luego el 'estatus de asentamiento'.

Foto: Boris Johnson. (Reuters)

Soy español, pero estoy casado con un británico y mis hijos son también británicos. ¿También tengo que regular mi situación?

Todos los comunitarios residentes deben regularizar su situación. Sin excepción. Los casados con británicos y también los cónyuges no comunitarios de europeos. Porque, de otra manera, por poner un ejemplo, el americano casado con una española también quedará en situación ilegal. Al fin y al cabo, su derecho de residencia estaba vinculado a la normativa de la UE.

¿Cómo se realizan los trámites para regularizar la situación de los comunitarios residentes?

El sistema es gratuito (a pesar de que en un principio se planteó una tarifa de 70 euros) y nada tiene que ver ya con el tortuoso documento de 85 páginas de 'permiso de residencia' que existía al principio. Ahora se trata de una gestión 'online' que apenas lleva unos minutos y puede realizarse incluso desde el propio teléfono móvil. Uno simplemente necesita el pasaporte —que se escanea con el propio móvil— e introducir el conocido como NINo ('national insurance number'), obligatorio cuando se comienza a trabajar en el Reino Unido. Ahora bien, el proceso se complica, teniendo que presentar más pruebas de residencia, con aquellos que no tienen pasaporte, los que no trabajan o los centenares de jubilados que no tienen acceso a internet.

Una vez tenga regularizada mi situación, ¿me puedo traer a mis familiares a vivir conmigo tras el Brexit?

Los cónyuges, parejas de hecho, hijos o nietos (menores de 21, o mayores de 21 años pero dependientes), y padres o abuelos dependientes del ciudadano de la UE (sea cual sea su nacionalidad) podrán entrar en el Reino Unido en cualquier momento después del Brexit, siempre que la relación con el comunitario residente exista antes del 31 de diciembre de 2020 y en el momento de la entrada en el país (excepto hijos futuros, que podrán entrar en el Reino Unido en cualquier momento). El resto de familiares solo podrán ser reagrupados si residen en el Reino Unido antes del 31 de diciembre de 2020. Los familiares extracomunitarios de un ciudadano de la UE que no residan en el Reino Unido deberán solicitar un ‘family permit’ antes de entrar en territorio británico para poder entrar o reunirse con su familiar de la UE en el Reino Unido. Una vez en el país, tendrán un plazo de seis meses desde su llegada para solicitar el 'pre estatus de asentamiento'.

placeholder Boris Johnson. (Reuters)
Boris Johnson. (Reuters)

Quiero ir a trabajar al Reino Unido, ¿cómo me afecta la nueva ley de inmigración?

A partir de esyte 1 de enero, entra en vigor una nueva ley de inmigración basada en el sistema de puntos australiano, uno de los más estrictos del mundo, donde los comunitarios no tienen ningún tipo de prioridad. Todo aquel que quiera entrar a partir de ahora en el Reino Unido deberá tener previamente una oferta de empleo, ganar una media de 30.000 euros anuales y hablar inglés. Eso sí, el nuevo sistema introduce el llamado 'visado de talento global' y elimina el límite de 21.700 personas que pueden entrar al año en el país para hacer frente a la actual escasez, por ejemplo, de sanitarios en el sistema nacional de salud público. Hasta un tercio de los médicos que ejercen en el Reino Unido son extranjeros. El Ejecutivo también ha tratado de satisfacer las preocupaciones de la industria hortícola permitiendo que alrededor de 10.000 inmigrantes poco cualificados puedan venir cada año durante un periodo de seis meses para las cosechas.

¿Cómo funciona el nuevo sistema de puntos de la nueva ley de inmigración?

Todo aquel que desee mudarse a trabajar al Reino Unido, aparte de pagar el visado que se exige ahora a los no comunitarios (1.200 libras o 900 libras para casos de gran cualificación y demanda), deberá obtener además 70 puntos a partir de los siguientes baremos:

Requerimientos obligatorios

Tener una oferta de empleo patrocinada por la empresa: 20 puntos.

Que el empleo sea cualificado: 20 puntos.

Tener nivel de inglés B1: 20 puntos.

Puntos por salario

£ 20,480 - £ 23,039: 0 puntos.

£ 23,040 - £ 25,599: 10 puntos.

£ 25,600 o más: 20 puntos.

Puntos adicionales

Trabajo en un sector de alta cualificación donde haya mucha demanda (doctores, arquitectos, veterinarios…): 20 puntos.

Doctorado en materia relevante para el trabajo: 10 puntos.

Doctorado para científicos, ingenieros, matemáticos: 20 puntos.

Yo lo que quiero es ir a estudiar, no trabajar. ¿Me afecta también la nueva ley de inmigración?

Las nuevas normas también se aplicarán a los estudiantes, que tendrán que demostrar que son capaces de “vivir por sí mismos” (en definitiva, que no suponen un coste para el sistema), aunque podrán permanecer en el Reino Unido y trabajar durante dos años después de la graduación.

¿Qué pasa con el programa Erasmus?

El Reino Unido ya no participará en el programa de intercambio Erasmus, un programa de la UE que ayuda a los estudiantes a formarse en otros países. En su lugar, se creará un nuevo programa que llevará el nombre del matemático Alan Turing. Los estudiantes de las universidades de Irlanda del Norte seguirán participando en Erasmus, como parte de un acuerdo con el Gobierno de la República de Irlanda.

Quiero pasar mis vacaciones en el Reino Unido, simplemente haciendo turismo.

Con la nueva ley de inmigración, aquellos que quieran ir al Reino Unido como turistas podrán hacerlo por un periodo de seis meses. Eso sí, tendrán que venir ya con un seguro médico de viaje. Si quieren luego quedarse a trabajar, deberán salir primero del país y pedir un visado propio de trabajo. Los ciudadanos comunitarios podrán entrar en el país con un pasaporte con una validez superior a seis meses o con un documento nacional de identidad, que será válido hasta el 1 de octubre de 2021. Como excepción, los ciudadanos con permiso de residencia, trabajadores fronterizos o visitantes sanitarios podrán utilizarlo hasta el 31 de diciembre de 2025.

¿Puedo conducir en el Reino Unido con mi carné español?

Los visitantes comunitarios, suizos y del espacio económico europeo que dispongan de una licencia de conducción no británica pueden conducir por el Reino Unido sin necesidad de disponer de un permiso de conducir internacional. Los españoles que estudian en el Reino Unido pueden conducir por el país con su permiso español mientras la licencia tenga validez. Si carecen del permiso español, pueden examinarse para obtener el británico cuando su permanencia como estudiantes sea de al menos 185 días. En cuanto a los españoles residentes en Reino Unido, quienes tenían menos de 67 años cuando obtuvieron la residencia, pueden continuar conduciendo con su permiso español hasta los 70 años. Si eran mayores de 67 años al obtener la residencia, pueden conducir durante tres años con el permiso español. Pasado este periodo, deberán cambiar su permiso español por uno británico.

¿Podré utilizar mi móvil en el Reino Unido o mi compañía me cobrará más por llamadas o por utilizar internet?

La garantía de itinerancia gratuita en la UE, Islandia, Liechtenstein y Noruega finaliza hoy. Debe consultar con su proveedor de servicios móviles para ver si es posible que deba pagar cargos adicionales. Los cuatro principales operadores del Reino Unido han dicho que no tienen planes de reintroducir las tarifas de 'roaming'. La UE y el Reino Unido acordaron cooperar en la itinerancia móvil internacional. Sin embargo, no hay nada en el acuerdo comercial que impida que se cobre a los viajeros por usar su teléfono en la UE, y viceversa. El Gobierno británico ha aprobado leyes para proteger a los clientes, que incluyen: un límite de 45 libras al mes para usar datos móviles en el extranjero y requisitos para que los clientes sean informados cuando hayan alcanzado el 80% y el 100% de su asignación de datos.

placeholder Una manifestante pro europea, ante el Big Ben. (Reuters)
Una manifestante pro europea, ante el Big Ben. (Reuters)

¿Cómo queda la asistencia sanitaria? ¿Puedo seguir utilizando la tarjeta sanitaria europea?

La tarjeta sanitaria europea daba derecho a recibir tratamiento médico proporcionado por el Estado si se enferma o se tiene un accidente en cualquier país de la UE, o en Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein, donde también se aplica el régimen. El acceso a este esquema se está eliminando gradualmente para el Reino Unido. El Gobierno dice que está estableciendo un reemplazo, del que aún no se saben los detalles. En lo que respecta a los viajeros con tratamiento sanitario regular, como pacientes que requieren de diálisis o ciertos tipos de quimioterapia, podrán continuar recibiendo asistencia hasta finales de 2021, de manera recíproca, tanto los comunitarios que viajen al Reino Unido como los británicos que viajen por el bloque.

¿Cómo afecta el Brexit al transporte de mascotas?

El Reino Unido pasa ahora a ser considerado como un tercer país a efectos veterinarios. En este sentido, serán de aplicación las diferentes normativas que regulan los requisitos para introducir animales de compañía de países no pertenecientes a la UE. Para introducir un animal de compañía desde el Reino Unido a España, deberá entrar a través de uno de los puertos o aeropuertos autorizados específicamente como puntos de entrada de viajeros, y declarar al resguardo fiscal de la Guardia Civil que viaja con un animal de compañía, presentando la documentación del mismo.

¿Cómo afecta el Brexit a los británicos que quieran viajar por la UE?

Podrán viajar hasta 90 días en cualquier periodo de 180 días. Las reglas para Bulgaria, Croacia, Chipre y Rumanía son diferentes. Podrán hacer un viaje de 90 días a cualquiera de ellos y aun así no agotar su asignación de 90 días para otros países de la UE. El pasaporte deberá tener menos de 10 años y contar con una validez superior a seis meses anteriores a su fecha de vencimiento. Las nuevas reglas no se aplican cuando se viaja a la República de Irlanda. A partir de 2022, los ciudadanos del Reino Unido deberán pagar un plan de exención de visado para visitar muchos países europeos.

Llegó finalmente el Brexit. A partir de este 1 de enero, comienza una nueva era. Por mucho que Londres y Bruselas cerraran primero un acuerdo de retirada para facilitar un divorcio ordenado y luego un acuerdo de comercio y cooperación que evita cuotas y aranceles, el Reino Unido ya no es miembro de la UE. Se acabó la libertad de movimiento. Las cosas cambian. Y mucho. Tanto para los que se quedan como para los que planean entrar o salir del país. Downing Street tiene ahora el control de sus fronteras. Pero las restricciones afectan también a los británicos que quieran viajar o vivir en el bloque. Aquí, una guía práctica para entender la nueva realidad.

Brexit
El redactor recomienda