"No es una relación fácil": la UE exige a China reequilibrar el trato y hacerlo más recíproco
  1. Mundo
  2. Europa
DE RIVAL ESTRATÉGICO A SOCIO COMERCIAL

"No es una relación fácil": la UE exige a China reequilibrar el trato y hacerlo más recíproco

La cumbre UE–China, llevada a cabo en un ambiente de tensión creciente, ha servido para que los líderes europeos pidan a Pekín “reequilibrar” sus relaciones

placeholder Foto: Ursula von der Leyen y Charles Michel. (Reuters)
Ursula von der Leyen y Charles Michel. (Reuters)

La cumbre entre la Unión Europea y China, celebrada este lunes, ha seguido la tradición de los últimos encuentros: los Veintisiete y Pekín, sabiendo que se necesitan, se encuentran cada vez más alejados en distintos aspectos. Hace un año el encuentro se celebró en un ambiente de tensión después de que la UE calificara al gigante asiático como un “rival estratégico”. Esta vez la charla se produce al mismo tiempo que los socios empiezan a adoptar medidas que buscan frenar las ambiciones comerciales globales de China.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, han mantenido una larga conversación no solo con el primer ministro chino, Li Keqiang, sino también con el presidente Xi Jinping. Esta vez el ambiente no era mejor que hace un año. Una actitud cada vez más agresiva por parte de China y los primeros pasos de la UE para reaccionar a sus ambiciones comerciales han presidido la agenda.

Foto: Un investigador de una vacuna contra el covid-19 en un laboratorio. (EFE)

Ambos socios tenían muchos puntos que tocar: la reforma de la Organización Mundial del Comercio (OMC), las relaciones comerciales de ambos bloques, la situación en Hong Kong o el cambio climático eran solo algunos de ellos. “Necesitamos resolver problemas concretos”, ha alertado Michel, que ha explicado que tanto él como Von der Leyen han seguido empujando a Pekín para “reequilibrar” la relación comercial con China, pidiendo una relación recíproca en acceso al mercado o el control de los subsidios.

No se puede seguir igual

El mensaje de la UE es claro: si China quiere seguir teniendo vínculos con los socios europeos las relaciones deben cambiar y deben estar “basadas en reglas y recíprocas”, según ha señalado la presidenta de la Comisión Europea durante una rueda de prensa posterior al encuentro. “No es una relación fácil, pero estamos trabajando en ello”, ha asegurado Von der Leyen. “Necesitamos hacer progresos. Para esto la cumbre era solo un punto de partida. Progresar implica cooperar, reciprocidad y confianza. Estos han sido los tres pilares de nuestra conversación”, ha señalado la presidenta de la Comisión Europea.

En relación con la confianza, Von der Leyen ha dejado entrever también las sospechas que existen sobre China. “Hemos visto ataques cibernéticos y sabemos el origen. Igualmente en desinformación”, ha dejado caer la alemana, que ha explicado así que la idea de “rivales estratégicos” sigue estando vigente en el día de hoy. Y es, en realidad, el elemento central en la relación europea con China: reorientar la relación.

La UE busca su propio camino con el gigante asiático. No quiere caer directamente en el lado americano y seguir completamente la estrategia de Washington con Pekín, pero no puede permitirse ser laxo con China. Eso está haciendo que los Veintisiete estén intentando establecer su propia estrategia con el régimen. Europa necesita a China y viceversa, pero a la UE se le complican los equilibrios cuando Xi Jinping no esconde sus intenciones y coloca a los socios europeos entre la espada y la pared.

Foto: Montaje: iStock/EC.

Así la UE busca cerrar un acuerdo de inversiones con China al mismo tiempo que tiene que condenar los pasos de Pekín para aplicar la Ley de Seguridad nacional sobre Hong Kong, que ha sido uno de los asuntos abordados durante el encuentro de este lunes. “Hemos dejado nuestra posición muy clara y hemos pedido que lo reconsideren”, ha asegurado Von der Leyen durante una rueda de prensa posterior. Los líderes europeos también han “expresado su preocupación en el deterioro de los derechos humanos” en el gigante asiático.

Ambos presidentes europeos han criticado que China no haya hecho progresos respecto a sus compromisos en la última cumbre y han “reiterado la necesidad urgente de que Chin participe en las futuras negociaciones sobre subsidios industriales en la OMC”, señalan Von der Leyen y Michel en un comunicado conjunto, en el que también apremian a Pekín a avanzar en la negociación de un acuerdo de inversiones.

Ursula von der Leyen Comisión Europea Unión Europea Xi Jinping Hong Kong
El redactor recomienda