IMPEDIR EL BLOQUEO DEL BREXIT

La reina suspenderá el Parlamento como pidió Johnson y UK se acerca al Brexit duro

El primer ministro británico ha solicitado a Isabel II la suspensión del Parlamento hasta el 14 de octubre para sortear la posibilidad de que el Parlamento bloquee el Brexit duro

Foto: Boris Johnson, junto a Isabel II. (Reuters)
Boris Johnson, junto a Isabel II. (Reuters)

El Gobierno británico, encabezado por el conservador Boris Johnson, ha solicitado a Isabel II que suspenda el Parlamento británico hasta pocas semanas antes de que venza el plazo para el Brexit, dificultando así que los diputados pro Unión Europea traten de bloquear un divorcio por las bravas el próximo 31 de octubre. Este mismo miércoles, la reina ha aceptado la petición y ha firmado la orden por la que autoriza la suspensión de la Cámara británica.

Según ha informado el consejo de asesores de la soberana —el Privy Council—, la sesión parlamentaria deberá suspenderse "no antes del lunes 9 de septiembre y no más tarde del jueves 12 de septiembre". La suspensión, ha precisado el órgano asesor en un comunicado, se mantendrá hasta el 14 de octubre.

En la mañana de este miércoles, el Ejecutivo británico informó de que estaba pensando en pedir a Isabel II que alargase el periodo de cierre estival de la Cámara casi un mes más de lo habitual, hasta el próximo 14 de octubre, fecha en la pretende presentar el nuevo programa de gobierno para la legislatura y el Brexit. Hasta entonces, el Parlamento quedaría bloqueado.

El líder conservador ha corroborado además que el 14 de octubre se publicará el programa legislativo para la próxima legislatura, denominado 'Discurso de la reina'.

Estos planes, según ha explicado Johnson en la misiva, obedecen a que su Gobierno quiere "sacar adelante una ambiciosa y valiente agenda legislativa" sobre la que los parlamentarios podrán votar en octubre, y en la que lograr un posible acuerdo con la Unión Europea (UE) será uno de los "temas centrales".

Además, ha precisado que el debate sobre el programa de Gobierno y el Brexit se producirá en los días siguientes a esa fecha, con una votación el 21 y 22 de octubre, "una vez que se conozca el resultado" de la cumbre europea. "Si consigo pactar un nuevo acuerdo con la UE, el Parlamento tendrá entonces la oportunidad de aprobar la ley necesaria para la ratificación del mismo antes del 31 de octubre", sostiene.

Esta polémica medida impedirá a los diputados británicos más pro UE —laboristas y liberales, principalmente— tener tiempo suficiente para intentar evitar que se produzca un Brexit sin acuerdo. La incertidumbre ante las últimas noticias ha provocado caídas de la libra, que ha llegado a descender más de un 1% tanto contra el dólar como contra el euro.

La comparecencia del primer ministro ante los medios no se ha hecho esperar y, esta misma mañana, Johnson ha declarado a la cadena Sky News que necesitan "seguir adelante con la agenda interna" y por eso están "anunciado el discurso de la reina para el 14 de octubre".

Preguntado sobre las críticas que sus planes han suscitado entre la oposición, que le acusa de dejarlos sin tiempo para debatir y adoptar medidas que eviten un Brexit sin acuerdo, el 'premier' ha asegurado que "eso no es cierto".

"Habrá abundante tiempo para ambas partes en la crucial cumbre del 17 de octubre, tiempo abundante en el Parlamento para que los diputados debatan sobre la UE, sobre el Brexit y sobre todas las demás cuestiones", ha defendido.

Brexit, "cueste lo que cueste"

Boris Johnson, elegido en primarias conservadoras como 'premier' británico el pasado 24 de julio, ya ha advertido de que sacará al Reino Unido del bloque cueste lo que cueste el próximo 31 de octubre.

Su gran enemigo para conseguirlo no es tanto la Unión, que ha mantenido firme su posición en cuanto al acuerdo para un Brexit ordenado al que llegó con la ex primera ministra Theresa May (que incluye la polémica salvaguarda fronteriza irlandesa), sino su propio Parlamento, que ha votado en varias ocasiones en contra tanto de permitir un Brexit duro como el preacuerdo con la UE.

Esta actitud de la Cámara de los Comunes ha avivado algunas voces que piden que el primer ministro "se salte" al Parlamento forzando su disolución.

En una reciente encuesta publicada por el diario británico conservador 'The Telegraph', un 44% de los británicos mayores de 18 años se muestra a favor de que Johnson saque al Reino Unido de la Unión Europea el próximo octubre "por cualquier medio que sea necesario", incluso suspendiendo el Parlamento para evitar que los parlamentarios lo impidan.

Indignación en los partidos

En respuesta a estas informaciones, el líder laborista, Jeremy Corbyn, remarcó este miércoles en una carta dirigida a la reina Isabel II que la suspensión del Parlamento, solicitada a la soberana por el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, "no es aceptable". Según señala Corbyn en esa misiva, el primer ministro está tratando de "avasallar" la democracia del Reino Unido a fin de "forzar una salida sin acuerdo de la Unión Europea". "Cuando el Parlamento se reanude [según su calendario, de manera muy breve, la próxima semana], lo primero que haremos es intentar legislar para impedir lo que está haciendo", adelantó.

Corbyn: Johnson trata de "avasallar" la democracia

El vicesecretario laborista, Tom Watson, tuiteó que la medida es una "afrenta completamente escandalosa a nuestra democracia", mientras que la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, dijo que los parlamentarios deben unirse para detener este plan la próxima semana, o el 28 de agosto "pasará a la historia como un día oscuro para la democracia del Reino Unido".

Por su parte, el presidente del Partido Conservador, James Cleverly, defendió esta estrategia como algo "que hacen todos los gobiernos nuevos".

También algunos conservadores se han mostrado críticos con el Gobierno. "Esto es un intento de gobernar sin el Parlamento. No tiene precedentes y creo que el Gobierno terminará lamentándolo", ha declarado a la BBC el diputado rebelde Dominic Grieve.

Para el exministro Philip Hammond, supone una "atrocidad constitucional" el impedir que el Parlamento "haga rendir cuentas al Gobierno en un momento de crisis nacional". "Profundamente antidemocrático", ha escrito en su Twitter.

El líder del Partido del Brexit, Nigel Farage considera que "el anuncio del Gobierno hoy hace que ahora sea segura una moción de censura y más probables unas elecciones generales", algo que, según él, "es visto como un gesto positivo" por los partidarios del Brexit.

Movilizaciones contra la suspensión

Grupos pro UE de la sociedad civil han llamado a movilizaciones masivas la tarde del miércoles en las principales ciudades británicas y frente a la sede del Parlamento británico. "Nuestros ancestros literalmente lucharon y murieron por la democracia. Es momento de defenderla", ha aseverado el columnista del diario 'The Guardian' Owen Jones en sus redes sociales.

Paralelamente, una petición ciudadana que reclama aplazar la suspensión parlamentaria solicitada por el primer ministro, Boris Johnson, ha recabado ya 350.000 firmas, por encima del umbral de 100.000 que obliga a la Cámara de los Comunes a debatirla durante un pleno. "El Parlamento no debe ser suspendido o disuelto hasta que el periodo del artículo 50 se haya extendido suficientemente o se haya cancelado la intención de Reino Unido de salir de la Unión Europea", reza esta petición, publicada en la página web oficial. El Gobierno está obligado a responder a este tipo de iniciativas si suman al menos 10.000 firmas, y si la solicitud alcanza los 100.000 apoyos, es la Cámara de los Comunes quien tiene que someterla a debate.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
46 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios