EL PAÍS MÁS CORRUPTO DE LA UE

Un escándalo inmobiliario azota al Gobierno búlgaro ante las elecciones europeas

El Gobierno populista está bajo creciente presión a pocas semanas de las europeas por un escándalo inmobiliario, que ha causado la dimisión de seis miembros del Gobierno

Foto: El primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, durante un foro del Banco Mundial. (EFE)
El primer ministro búlgaro, Boiko Borisov, durante un foro del Banco Mundial. (EFE)

El Gobierno conservador populista de Bulgaria, liderado por el primer ministro Boiko Borisov, está bajo creciente presión a pocas semanas de las elecciones europeas por un supuesto escándalo inmobiliario, que ha causado la dimisión de seis miembros del Gobierno y de su entorno inmediato. La primera en dimitir el pasado 23 de marzo fue la ministra de Justicia, Tsetska Tsacheva, acusada de haber adquirido una vivienda de lujo en el barrio diplomático de Sofía a un precio hasta cuatro veces inferior al valor de mercado. Cinco días más tarde también dimitió Tsvetan Tsvetanov, el líder del grupo parlamentario del gobernante partido GERB, considerado la 'mano derecha' del primer ministro.

El escándalo fue destapado por la emisora europea Radio Free Europe/Radio Liberty (RFE/RL), junto con Anti-Corruption Fund, una ONG de anticorrupción, y el medio digital 'Bivol'. Según esas fuentes, Tsacheva, una antigua presidenta del Parlamento, compró en 2018 un apartamento de 200 metros cuadrados a un precio de 650 euros por metro cuadrado, frente a los 2.500 euros por metro que pagaron sus vecinos a la constructora Arteks. En el mismo edificio, de 34 plantas, adquirieron viviendas otros cuatro viceministros y ex ministros del GERB, todos también dimitidos.

Según RFE/RL, la fiscalía general de Bulgaria sospecha que la constructora debía a los políticos favores tras haber aprobado un cambio en el reglamento sobre edificación que en 2017 hizo posible realizar esta torre de oficinas y viviendas de lujo. Pero entre los altos cargos públicos afectados por este escándalo no están solo salpicados políticos del partido gobernante sino también el propio director de la Comisión estatal de Confiscación de bienes adquiridos por actividad ilegal, Plamen Georgiev.

Este funcionario habría adquirido un apartamento de más de 400 metros cuadrados a un precio de apenas 265.000 euros, aunque oficialmente declaró solo 204 metros de vivienda a 146.000 euros. Georguiev rechazó este martes responder a las preguntas de la prensa sobre estas alegaciones, lanzadas por Anti-Corruption Fund, diciendo que "se trata de un ataque iniciado por oligarcas".

Bulgaria es el país más pobre y está considerado como el más corrupto de la Unión Europea (UE), a la que pertenece desde 2007. Arteks, la constructora implicada, ha rechazo en un comunicado cualquier manipulación en la venta de las viviendas y calificó las operaciones como "legales" y "de acuerdo a los estándares". Pese a ello, el caso parece pasarle factura al gobernante GERB poco antes de las elecciones europeas del 26 de mayo, en las que se juegan en este país balcánico 17 de los 705 escaños de la Eurocámara.

Según la última encuentra del instituto Alpha Research, el partido de Borisov ha bajado 1,5 puntos porcentuales en la intención de voto hasta quedar por debajo del 34%, con lo que estaría empatado con los opositores socialistas del BSP. "Nos golpearon muy mal, hemos recibido el golpe que merecemos y ahora quiero salir de esto fuertes y unidos", señaló Borisov el domingo al presentar la lista de GERB para las elecciones europeas, liderada por la actual comisaria europea para Digitalización, Mariya Gabriel.

"Pido sinceramente a los búlgaros votar por nosotros. No quiero decir que seamos ideales pero hasta el momento no hay mejores que nosotros", agregó el primer ministro, quien ha dominado la política de su país en la última década.

La directora de Alpha Research, Boryana Dimitrova, dijo este martes en declaraciones a la emisora Nova TV que si bien Borisov parece haber logrado limitar los daños sufridos por el escándalo al exigir y recibir varias dimisiones, su partido ha quedado tocado por el caso de los pisos a precios preferenciales. "El cambio del apoyo muestra la evaluación de los electores desde el punto de vista moral de este caso. Este escándalo puede desestabilizar a GERB", aseguró la analista.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios