Es noticia
Menú
Marruecos abre fronteras aéreas, pero mantiene cerrado el tráfico de viajeros por el Estrecho
  1. Mundo
El lunes reabrirá el tráfico aéreo

Marruecos abre fronteras aéreas, pero mantiene cerrado el tráfico de viajeros por el Estrecho

La decisión de Rabat perjudica, ante todo, a los puertos Andaluces y a cientos de miles de inmigrantes marroquíes que regresaban por mar a su país

Foto: Peñón de Gibraltar. (EFE/A.Carrasco Ragel)
Peñón de Gibraltar. (EFE/A.Carrasco Ragel)

Las autoridades marroquíes reabrirán el lunes su espacio aéreo al tráfico internacional tras más de dos meses de clausura, pero mantendrán cerrado el marítimo de viajeros a través del Estrecho de Gibraltar. La decisión perjudica a los cinco puertos de Andalucía desde donde zarpaban ferries rumbo a Marruecos, pero, sobre todo, a los inmigrantes marroquíes en Europa que, hasta principios de 2020, embarcaban allí masivamente para regresar de vacaciones a su país.

La prensa de Rabat y Casablanca se ha alegrado al unísono desde el miércoles de que el acuerdo con España para exportar gas a Marruecos desbarate el castigo de Argelia a su vecino marroquí. Aún así, esta ayuda energética española no basta, por ahora, para que las autoridades marroquíes levanten lo que en la práctica es una sanción a los puertos de Algeciras, Tarifa, Almería, Málaga y Motril.

Desde que empezó la pandemia unos 10 millones de pasajeros y un millón de vehículos particulares han dejado de utilizar esos puertos para cruzar el Estrecho donde si sigue funcionando con normalidad el tráfico de mercancías. Los ferries de Alicante y Almería a Argelia reanudaron sus travesías hace ya más de tres meses.

Foto: Un buque metanero conectado a la regasificadora de Sagunto (Valencia). (Saggas)

El Ministerio de Transportes marroquí indicó en una nota, el 4 de febrero, que prorrogaba la suspensión del tráfico marítimo de pasajeros “en el marco de la lucha contra la propagación del covid-19”. El argumento no se tiene en pie. La Sanidad marroquí podría haber sometido a los viajeros por mar a los mismos controles estrictos que a los impuestos a los pasajeros que vuelen, a partir del lunes, de Europa a Marruecos.

Estos son más estrictos que los de cualquier país europeo. Además del certificado de vacunación se exigirá a los viajeros una prueba negativa de PCR efectuada menos de 48 horas antes de embarcar rumbo a Marruecos. A la llegada deberán, por último, someterse a un test de antígenos. Si da positivo tendrán que guardar cuarentena en hoteles.

Estas medidas “han enfurecido a los marroquíes del mundo”, recalcaba el viernes el diario “Info TalQual” publicado en Barcelona y dirigido a las comunidades marroquíes en España. Varias asociaciones de inmigrantes marroquíes han convocado hoy sábado concentraciones ante los consulados de su país en protesta por los controles tan rigurosos y costosos exigidos por la Sanidad marroquí.

placeholder Cartel con convocatoria de protesta ante consulado de Marruecos en Barcelona hoy a las 12h.
Cartel con convocatoria de protesta ante consulado de Marruecos en Barcelona hoy a las 12h.

“Marruecos ha sido el único país del mundo que cerró herméticamente sus fronteras aéreas y marítimas”, recalcaba en su blog Khalil Zeguendi, exiliado marroquí en Bruselas. El cierre se decretó el 29 de noviembre y ni siquiera los marroquíes que se encontraban de viaje fuera de su país pudieron regresar. Rabat solo permitió un puñado de vuelos de repatriación, insuficientes para satisfacer la demanda, desde dos aeropuertos europeos, Estambul y Lisboa y uno en Emiratos.

El Ministerio de Sanidad marroquí explicó en diciembre, en un comunicado, que como en los aeropuertos de España no se ejercían controles sanitarios fiables no podía autorizar que los marroquíes embarcaran en ellos para volver a sus casas. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, desmintió verbalmente la acusación marroquí, pero no mandó redactar ninguna nota verbal de protesta.

Los puertos marroquíes quedaron cerrados al tráfico de pasajeros en marzo de 2020, al iniciarse la pandemia, pero esa medida fue levantada a finales de la primavera de 2021 para los ferries procedentes de Sète y Marsella (Francia) y de Génova (Italia). Se mantuvo, en cambio, con todos los puertos españoles por decisión del rey Mohamed VI para impedir que la Operación Paso del Estrecho (OPE) les proporcionara ingresos. “Operación Marhaba: Marruecos asesta un golpe de 1.150 millones de euros a España”, titularon entonces varios diarios marroquíes. Marhaba es el nombre que dan en Marruecos a la OPE, una operación que hasta 2019 permitía transitar por España en verano a 3,34 millones de marroquíes y 760.000 coches.

Foto: Policía Marroquí en la frontera con Ceuta. (EFE)

La situación ahora es diferente porque la prolongación del cierre afecta también a los puertos franceses y al italiano. La travesía en barco desde allí es larga (45 horas) y costosa. Generan un tráfico de pasajeros que no alcanza ni la décima parte del de los andaluces. De ahí que la prórroga sine die de la supensión del tráfico anunciada el viernes por el Ministerio de Transportes marroquí damnifica, ante todo, a los puertos de Andalucía además del sector de la restauración y las gasolineras en las que se abastecían los inmigrantes marroquíes que cruzaban España para volver a casa en vacaciones.

También permanecerán cerradas las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla que, hasta el cerrojazo de marzo de 2020, eran las más transitadas de África. Si Rabat fue, al principio, la que más empeño puso en clausurarlas por razones sanitarias, ahora es el Gobierno de España el que tampoco tiene prisa por reabrirlas. Los ministerios de Interior, Inclusión y Asuntos Exteriores tienen claro que no se puede volver a la situación anterior en la que imperaba permanente el caos en los pasos fronterizos.

Pese a la prolongación sine die por Rabat de la suspensión del tráfico en el Estrecho, el ministro de Albares se mostró, el viernes, una vez más, optimista sobre la evolución de la relación de España con Marruecos. Aseguró ante la prensa que “avanza” y que “muy pronto” se verán los resultados. A principios de septiembre, en Nueva York, hizo el mismo vaticinio y anunció incluso una reunión presencial con su homólogo, Nasser Bourita. Cinco meses después nada se ha cumplido.

Las autoridades marroquíes reabrirán el lunes su espacio aéreo al tráfico internacional tras más de dos meses de clausura, pero mantendrán cerrado el marítimo de viajeros a través del Estrecho de Gibraltar. La decisión perjudica a los cinco puertos de Andalucía desde donde zarpaban ferries rumbo a Marruecos, pero, sobre todo, a los inmigrantes marroquíes en Europa que, hasta principios de 2020, embarcaban allí masivamente para regresar de vacaciones a su país.

Gibraltar Rey Mohamed VI Almería Internacional Noticias de Marruecos
El redactor recomienda