Es noticia
Menú
El líder golpista de Burkina dice que se retomará la "normalidad constitucional" con condiciones
  1. Mundo
Primer mensaje a la nación

El líder golpista de Burkina dice que se retomará la "normalidad constitucional" con condiciones

El nuevo hombre fuerte de Burkina Faso dijo haber "iniciado consultas con ciertos componentes de la nación, incluso con personalidades del régimen saliente"

Foto: El capitán Sidsore Kader Ouedraogo, portavoz de los militares responsables del golpe de Estado (Reuters)
El capitán Sidsore Kader Ouedraogo, portavoz de los militares responsables del golpe de Estado (Reuters)

El líder de los golpistas que tomaron el poder en Burkina Faso este lunes, teniente coronel Paul Henri Sandaogo Damiba, advirtió hoy de que la "normalidad constitucional" volverá al país cuando se den las condiciones que marque el pueblo burkinés. "Cuando se cumplan las condiciones de acuerdo a los plazos que soberanamente habrá definido nuestro pueblo, me comprometo a regresar a la normalidad constitucional", afirmó Damiba en su primer mensaje televisado dirigido a la nación desde el golpe de Estado que el pasado día 24 derrocó al presidente Roch Kaboré.

"Me comprometo a convocar a las fuerzas vitales de la nación para acordar una hoja de ruta", aseguró el presidente del Movimiento Patriótico por la Salvaguarda y la Restauración (MPSR), como se llama la junta militar que dirige ahora este país de África occidental.

Foto: Protestas en Jartúm (Sudán) contra el golpe de Estado militar. (EFE)

El nuevo hombre fuerte de Burkina Faso dijo haber "iniciado consultas con ciertos componentes de la nación, incluso con personalidades del régimen saliente".

Vestido con uniforme militar y flanqueado por dos banderas nacionales, Damiba señaló que "los indicadores para medir el cumplimiento de este programa seguirán siendo el nivel de restauración de la integridad del territorio y la calidad de las acciones emprendidas para la reconstrucción de nuestra nación". "Ya advierto a todos aquellos que se dejen guiar sólo por sus intereses egoístas, que seré intratable ante los actos de traición a las aspiraciones de nuestro pueblo", aseveró.

El teniente coronel, de 41 años, explicó que "el advenimiento del MPSR se impuso por el curso de los acontecimientos en nuestro país, debilitado por tantos hechos y atacado por todas partes por grupos armados radicales". "Si las prioridades son muchas -enfatizó-, está claro que la principal prioridad sigue siendo la seguridad. Necesitamos reducir significativamente las áreas bajo influencia terrorista y los impactos del extremismo violento".

El presidente MPSR subrayó que, "en estos momentos particularmente difíciles" para el país, "Burkina Faso necesita a sus socios más que nunca". "Por eso -prosiguió-, hago un llamado a la comunidad internacional para apoyar a nuestro país para que pueda salir de esta crisis lo más rápido posible".

Sanciones africanas

Damiba se dirigió a la nación en vísperas de la cumbre extraordinaria que los líderes de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) celebran este viernes para examinar la situación política en Burkina Faso tras el golpe de Estado. La CEDEAO, que esta semana condenó "firmemente este golpe de fuerza de los militares que marca un considerable retroceso democrático para Burkina Faso", podría imponer sanciones al país para forzar la restauración del orden constitucional.

El MPSR tomó el poder este lunes tras la tensión vivida el domingo por los disparos en varios cuarteles militares de Uagadugú, la capital, y otras urbes, unos incidentes calificados en un principio como un supuesto motín para exigir mejoras en las Fuerzas Armadas. El golpe de Estado se confirmó tras la aparición de miembros de la junta militar en la televisión estatal RTB que anunciaron haber depuesto al presidente Kaboré y otras medidas, como la disolución del Gobierno y el Parlamento o la suspensión de la Constitución. El golpe tuvo lugar después de la escalada del descontento social durante los últimos meses por la inseguridad generada por la violencia yihadista.

Burkina Faso sufre el yihadismo desde 2015 y los ataques, que se atribuyen a grupos aliados de Al Qaeda y el Estado Islámico, han provocado más de 1,5 millones de desplazados internos, según el Gobierno burkinés. El golpe de Burkina Faso es el cuarto que sufre la región de África occidental, tras los dos acaecidos en el vecino Mali (agosto de 2020 y mayo de 2021), país que también padece la lacra del terrorismo yihadista; y el de Guinea-Conakri (septiembre de 2021).

El líder de los golpistas que tomaron el poder en Burkina Faso este lunes, teniente coronel Paul Henri Sandaogo Damiba, advirtió hoy de que la "normalidad constitucional" volverá al país cuando se den las condiciones que marque el pueblo burkinés. "Cuando se cumplan las condiciones de acuerdo a los plazos que soberanamente habrá definido nuestro pueblo, me comprometo a regresar a la normalidad constitucional", afirmó Damiba en su primer mensaje televisado dirigido a la nación desde el golpe de Estado que el pasado día 24 derrocó al presidente Roch Kaboré.

Burkina Faso