Es noticia
Menú
EEUU rechaza las exigencias de Moscú: "Las puertas de la OTAN siguen abiertas"
  1. Mundo
No tiran la toalla sobre la vía diplomática

EEUU rechaza las exigencias de Moscú: "Las puertas de la OTAN siguen abiertas"

Washington y la Alianza Atlántica han entregado a Rusia una respuesta por escrito a las exigencias en materia de seguridad que había realizado el Kremlin en las últimas semanas

Foto: El embajador estadounidense en Rusia, John Sullivan, tras entregar la respuesta oficial de Washington a Moscú. (Reuters/Maxim Shemetov)
El embajador estadounidense en Rusia, John Sullivan, tras entregar la respuesta oficial de Washington a Moscú. (Reuters/Maxim Shemetov)

Tras días de reflexión y coordinación, Estados Unidos y la OTAN han entregado este miércoles la respuesta escrita a las exigencias realizadas por Moscú para acceder a la retirada de los cerca de 100.000 efectivos militares que ha desplegado en la frontera con Ucrania y que han provocado un aumento de la tensión en las últimas semanas. Se trata del siguiente movimiento de los aliados en el tablero diplomático en el que se está jugando la partida en estos momentos.

Las exigencias de Moscú son imposibles de cumplir para la OTAN. El Kremlin pide la retirada de la Alianza de Rumanía y Bulgaria, el regreso a las fronteras del club de 1997 y cerrar la puerta de entrada a nuevos socios, en referencia a Ucrania. Rusia considera que son reclamaciones legítimas, que es Occidente, y no ellos, quien está amenazando la seguridad de la región con la expansión de la Alianza Atlántica hacia el este. Lo cierto es que el club no tiene plan de añadir a nuevos socios del cinturón cercano a Rusia. No hay una perspectiva cercana de que Ucrania vaya a formar parte de la OTAN.

[Siga la última hora de la escalada de tensión entre Rusia y Ucrania]

El documento no es público y desde el lado atlántico se espera que Moscú no lo filtre. "No estamos publicando el documento porque creemos que la diplomacia tiene la mejor oportunidad de tener éxito si brindamos espacio para conversaciones confidenciales. Esperamos que Rusia tenga la misma opinión", declaró el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken. Sin embargo, no hay expectativa alguna de que haya un cambio de posición fundamental en el lado estadounidense y aliado. “No hay cambio, no habrá cambio”, ha agregado el jefe diplomático. Es decir: las puertas de la OTAN siguen abiertas, y es decisión de cada país si solicita unirse o no a la alianza.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, ha comparecido ante la prensa minutos después de que lo hiciera Blinken, anunciando también la entrega de su respuesta escrita a Moscú. El líder de la Alianza Atlántica ha señalado que hay posibilidad de progresar en distintos campos, como en comunicación y transparencia —ha recordado que las relaciones entre el organismo y Rusia están rotas y sus respectivas oficinas en Bruselas y Moscú, cerradas— o en la seguridad de Europa, subrayando que eso significa la salida de las tropas rusas de Ucrania, Georgia y Moldavia.

La OTAN quiere una “solución política”, pero Stoltenberg ha adelantado que no habrá concesiones importantes

La OTAN quiere una “solución política”, pero Stoltenberg ha adelantado que no habrá concesiones importantes aunque esté lista para “escuchar las preocupaciones rusas”. “No vamos a ceder en una serie de principios: que cada país elige su propio camino”, ha subrayado el secretario general. “La OTAN es una alianza defensiva y no buscamos confrontación, pero no podemos ceder en los principios en los que descansa nuestra seguridad”, ha añadido.

A la espera de respuesta

Ahora, los socios europeos y Estados Unidos tendrán que esperar a ver cuál es la reacción del Kremlin y cuál es el siguiente movimiento de Moscú. Por el momento, el viceministro de Exteriores, Alexandr Grushko ha asegurado que “estudiarán” las respuestas. "Las leeremos, las estudiaremos. Los socios estudiaron nuestras propuestas durante casi un mes y medio", ha afirmado a la agencia Interfax. Hay una división de opiniones. Washington y Londres defienden que una agresión rusa a Ucrania puede ser inminente. En Bruselas, París o Berlín se cree que Rusia no está preparada para lanzar un ataque sobre su vecino.

Foto: El miliciano que dejó España por combatir en Donetsk. (Alexis Castillo)

En el trabajo de preparación del documento se ha intentado implicar a todos los actores. Joe Biden, presidente estadounidense, ha trabajado directamente en él junto a Blinken, y Washington ha intentado coordinar posiciones con los socios europeos. El secretario de Estado participó en una reunión de ministros de Asuntos Exteriores de los Veintisiete este lunes, y unas horas después Biden celebraba una videoconferencia con los líderes del Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Polonia, además del propio Stoltenberg y los presidentes de la Comisión Europea y el Consejo Europeo.

Este último fue un gesto apreciado en Bruselas. Una de las exigencias rusas a la hora de las negociaciones en el ámbito diplomático ha sido que la Unión Europea no participara en esas conversaciones, que serían directamente con la delegación estadounidense y con la OTAN. Eso ha provocado mucho nerviosismo en la capital comunitaria. La sensación de estar fuera de la habitación en la que se toman las decisiones no gusta a los líderes europeos.

Foto: Cosecha de trigo cerca del pueblo de Hrebeni, en la región de Kiev. (Reuters/Valentyn Ogirenko)
El granero de Europa, en llamas: el riesgo global de una invasión de Ucrania
Lucas Proto Alicia Alamillos Infografía: Rocío Márquez

La primera ronda de contactos que se celebró a mediados de enero fue “infructuosa” para el Kremlin. Públicamente, las posiciones no se han movido, pero los contactos diplomáticos continúan. Este mismo miércoles, enviados de los miembros del llamado Cuarteto de Normandía, compuesto por Rusia, Ucrania, Francia y Alemania, se han reunido en París, y está previsto que el presidente galo, Emmanuel Macron, llame directamente a su homólogo ruso el viernes. Hasta el momento Moscú, para la que la amenaza sobre Ucrania sirve también para tener un canal directo y privilegiado con Estados Unidos, no ha descartado una reunión directa entre Vladimir Putin y Joe Biden.

Tras días de reflexión y coordinación, Estados Unidos y la OTAN han entregado este miércoles la respuesta escrita a las exigencias realizadas por Moscú para acceder a la retirada de los cerca de 100.000 efectivos militares que ha desplegado en la frontera con Ucrania y que han provocado un aumento de la tensión en las últimas semanas. Se trata del siguiente movimiento de los aliados en el tablero diplomático en el que se está jugando la partida en estos momentos.

OTAN Ucrania Vladimir Putin
El redactor recomienda