Hungría boicotea la posición conjunta de la UE en la cumbre de Biden, que no la invitó
  1. Mundo
Ni contigo ni sin mí

Hungría boicotea la posición conjunta de la UE en la cumbre de Biden, que no la invitó

Budapest ha decidido vetar una postura conjunta de la Unión Europea en la cumbre de las democracias que ha organizado la administración de Joe Biden

Foto: Fidesz party congress in budapest
Fidesz party congress in budapest

Hungría no está invitada a la fiesta, así que su plan es boicotearla. El próximo 9 y 10 de diciembre se celebrará una Cumbre por la Democracia, organizada por Estados Unidos, que pretender unificar las posturas de los países democráticos frente a lo que Washington considera un bloque autoritario liderado fundamentalmente por China y Rusia. La teoría de un nuevo mundo de bloques ha calado bien en algunos sectores del Servicio de Acción Exterior (SEAE). Pero la UE irá a esa reunión sin una postura común, porque Hungría lo ha vetado.

En este tipo de cumbres la Unión Europea suele hacer su contribución como un bloque, más allá de que Alemania, Francia, Italia o España puedan tener su presencia particular y hacer sus aportaciones. Sin embargo, para poder hacer esas contribuciones de cualquier tipo se requiere de la unanimidad. Y el Gobierno húngaro, que no está entre los 110 países invitados a la cumbre, vetó este miércoles esa contribución, según adelantó Bloomberg y han confirmado fuentes diplomáticas.

Esas mismas fuentes señalan que, en todo caso, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, tendrá margen de maniobra para explicar la visión del Ejecutivo comunitario sobre la promoción de la democracia en el mundo. También participará en el encuentro Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. Sin embargo, no ser capaces de acudir a la cita con una posición común y consensuada a nivel europeo resta peso a la Unión.

Hungría lleva años en un pulso continuo con la Comisión Europea por su deriva autoritaria. Es, junto con Polonia, el único país contra el que se ha activado el artículo 7 de los Tratados, que permite iniciar un proceso disciplinario contra un Estado miembro que incumpla los valores fundamentales de la Unión recogidos en el artículo 2. Además, la Unión Europea aprobó en 2020 un nuevo mecanismo de condicionalidad que permitirá a la Comisión Europea cortar fondos europeos a los países que dañen el estado de Derecho.

Hungría Unión Europea Comisión Europea Estados Unidos (EEUU) Ursula von der Leyen