Los británicos podrían viajar a España sin cuarentena a su vuelta a UK ya en julio
  1. Mundo
¿Rescate a la campaña de verano?

Los británicos podrían viajar a España sin cuarentena a su vuelta a UK ya en julio

Las actuales restricciones para viajes internacionales por motivos de ocio podrían terminar tan pronto como el 17 de mayo

placeholder Foto: Un turista británico disfruta de la playa. (EFE)
Un turista británico disfruta de la playa. (EFE)

Los británicos ya pueden ir preparando sus vacaciones a España para este verano. Las actuales restricciones para viajes internacionales por motivos de ocio podrían terminar tan pronto como el 17 de mayo. Y, para finales de junio, España podría pasar incluso a la “lista verde” de países seguros, lo que implicaría que los pasajeros no tendrían que realizar ni siquiera cuarentena a su regreso al Reino Unido. Eso sí, sería necesario un test tanto a la ida como a la vuelta.

El ministro de Transporte, Grant Shapps, ha presentado este viernes el “sistema semáforo” que se quiere aplicar para las próximas semanas. No será hasta principios de mayo cuando se publique la lista concreta con diferentes colores, en función del riesgo por pandemia.

En cualquier caso, Shapps no ha ocultado su optimismo. “Es la primera vez que, al fin, puedo decir que los ciudadanos pueden ir reservando sus vacaciones en el extranjero”, ha señalado. “Por primera vez, creo que hay luz al final del túnel y podremos reiniciar los viajes internacionales, incluidos los cruceros, por cierto, de manera segura, conociendo las vacunas y todo lo que sabemos ahora sobre el coronavirus. Aunque siempre, por supuesto, hay que mantener la precaución”, añadió.

Foto: Tránsito de viajeros en el aeropuerto de Palma de Mallorca. (EFE)

Se tratan de magníficas noticias para el turismo español, ya que los británicos siempre han supuesto su principal clientela. En 2019, los 18 millones de visitantes procedentes del Reino Unido supusieron un 23% del total de los turistas recibidos en España. Gastaron cerca de 18.000 millones de euros. En 2020, sin embargo, tan solo se registraron 3,2 millones de visitantes en plena pandemia. Los británicos pasaron del primer puesto del 'ranking' al tercero, por detrás de Francia y Alemania, debido a las duras restricciones impuestas por Downing Street.

El 'premier' Boris Johnson ni siquiera levantó la mano en Semana Santa. A fin de proteger al Reino Unido ante las nuevas variantes del coronavirus, el pasado 29 de marzo impuso multas de 5.000 libras (alrededor de 6.000 euros) a todos aquellos que salieran del país sin una razón de peso. Por lo tanto, aunque España levantara el 30 de marzo las restricciones de vuelos desde el Reino Unido, los aviones estaban prácticamente vacíos.

Desescalada a partir del lunes

Las prohibiciones están aún en vigor. Sin embargo, dentro de la desescalada que a partir del próximo lunes permitirá, entre otros, la reapertura de las terrazas de los 'pubs', el Gobierno publicará en las próximas semanas las nuevas reglas para los viajes internacionales.

Los factores fundamentales para valorar los países de destino serán: el porcentaje de población vacunada, la tasa de infección, la prevalencia de variantes preocupantes y el acceso del país a datos científicos y secuenciación genómica fiable.

En función de estos datos se establecerá un sistema semáforo por el cual los pasajeros que viajen a los destinos de la “lista verde” tendrán que realizarse un test tanto a la ida como a la vuelta, pero no tendrán que realizar cuarentena a su regreso al Reino Unido. Quienes vayan a territorios de “la lista naranja” —donde se espera que en un principio estén la mayoría de los destinos europeos— deberán aislarse 10 días a su regreso y hacerse una prueba antes de volver y dos ya a su regreso al Reino Unido (con la opción de una tercera al quinto día si se quiere acortar el aislamiento). Por su parte, los viajeros de “la lista roja”, tendrán que hacer a su regreso cuarentena en un hotel (con un coste de aproximadamente 2.000 euros) y un mínimo de tres pruebas diagnósticas.

Foto: Un hotel cerca del aeropuerto de Heathrow. (EFE)

En cualquier caso, tal y como explicó Shapps, tanto el sistema semáforo como los requisitos se revisarán de nuevo para el 28 de junio. Y para entonces, según los medios locales, se espera que los principales destinos turísticos europeos, entre ellos España, Italia y Grecia, pasen a la “lista verde”, ya que se espera que la mitad de la población adulta esté ya vacunada.

Por otra parte, el ministro aseguró que trabaja para abaratar el coste de los test, entre críticas de los sectores de la aviación y turístico de que estas condiciones dificultarán viajar a los ciudadanos con menos recursos económicos.

En la actualidad, los viajeros deben realizarse a su regreso al Reino Unido dos pruebas de PCR, una el segundo día y otra el octavo día. El paquete de dos pruebas cuesta 210 libras por persona (alrededor de 280 euros). Además, es obligatorio realizarse un test hasta 72 horas antes del vuelo de ida y otro antes del vuelo de regreso, que generalmente cuesta cada una alrededor de 60 libras por persona (70 euros). Por lo tanto, el coste de las pruebas podría incluso duplicar el precio de los vuelos a determinados destinos y se convierte en algo inviable para muchas familias de cuatro miembros.

Reino Unido Pandemia Coronavirus Turismo Boris Johnson
El redactor recomienda