Cuarentena en hoteles (con coste de 1.500 €) para las llegadas a UK desde países de riesgo
  1. Mundo
  2. Europa
UNA LISTA DE 22 PAÍSES

Cuarentena en hoteles (con coste de 1.500 €) para las llegadas a UK desde países de riesgo

El Gobierno de Boris Johnson impondrá una estricta cuarentena en hoteles para todos los británicos y residentes que lleguen al Reino Unido procedentes de 22 países

placeholder Foto: Un hotel cerca del aeropuerto de Heathrow. (EFE)
Un hotel cerca del aeropuerto de Heathrow. (EFE)

El Gobierno de Boris Johnson impondrá una estricta cuarentena en hoteles para todos los británicos y residentes que lleguen al Reino Unido procedentes de 22 países considerados de “alto riesgo”, tras registrarse nuevas variantes del coronavirus, sobre las que existen dudas de la efectividad de las actuales vacunas. El coste de la estancia —que rondará los 1.500 euros— corre a cargo de cada pasajero, que estará vigilado por fuertes medidas de seguridad para que no salga en 10 días de la habitación. Las comidas se dejarán en la puerta.

La “lista roja” incluye a países como Portugal, Cabo Verde, Brasil o Sudáfrica cuyos viajeros no residentes en el Reino Unido ya tienen prohibida la entrada en suelo británico. Al menos cuatro países más (Kenia, Nigeria, Etiopía y los Emiratos Árabes Unidos) podrían agregarse a la lista, debido al riesgo de las nuevas variantes.

Foto: El aeropuerto de Manchester (Reuters)

Johnson suspendió ya la semana pasada todos los corredores aéreos, lo que significa que todo aquel que llegue al país debe mostrar una PRC negativa, realizada 72 horas antes del viaje, y luego debe permanecer en cuarentena en su casa. Pero, debido a la crítica situación que se vive en el Reino Unido, que se ha convertido en el primer país europeo en superar la barrera de los 100.000 muertos, el Gobierno quiere endurecer aún más las medidas.

Cuarentenas en hoteles

El 'premier' ha anunciado la medida este miércoles en una comparecencia en la Cámara de los Comunes. La cuestión fue discutida ayer por la noche con el Gabinete. Tanto la ministra de Interior, Priti Patel, como el responsable de Sanidad, Matt Hancock, querían que se adoptara el sistema australiano, que incluye un cierre total de las fronteras. Por su parte, Jeremy Hunt, el que fuera responsable de Sanidad, también ha dicho que el Reino Unido “puede necesitar ir más allá”, al exigir que todas las llegadas sean puestas en cuarentena en hoteles.

De momento, la lista se limitará a 22 países, pero Johnson tiene presiones para extender la cuarentena en hoteles también a aquellos que regresen de otros países donde se han identificado casos de las variantes brasileña y sudafricana y presentan, además, tasas relativamente altas de coronavirus (más de 300 casos por cada 100.000 ciudadanos). Esto afectaría, por tanto, a España, así como a Holanda, Suiza, Canadá, Alemania, Italia y Francia.

Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson (Reuters)

Hasta ahora, pese a las crecientes preocupaciones sobre la importación de las nuevas variantes del virus, los vuelos continúan operando en aeropuertos británicos desde el extranjero. Casi 800 vuelos han aterrizado en Heathrow durante los últimos siete días y otros 200 en otros aeropuertos del sureste de Londres, incluidos Gatwick, Luton y Stansted. Un análisis de los vuelos a Heathrow realizado el martes por 'The Times' mostró llegadas de más de 30 países. Esto incluyó alrededor de 20 vuelos desde los Estados Unidos, que ha registrado más muertes por coronavirus que cualquier otro país.

En una declaración conjunta, la Asociación de Operadores de Aeropuertos y Aerolíneas señala que el Reino Unido ya tiene “algunos de los niveles más altos de restricciones del mundo”, por lo que endurecerlas aún más sería “catastrófico”. De momento, no se sabe hasta cuándo podrían permanecer las nuevas medidas. El Ejecutivo señala tan solo que es “prematuro” hacer vaticinios respecto a verano, por lo tanto quedan en el aire las vacaciones de los británicos, para los que España siempre ha sido un destino predilecto.

Más de 100.000 fallecidos

El martes se registraron 1.631 fallecidos, lo que eleva a un total de 100.162 la cifra de personas que han perdido la vida desde que comenzó la pandemia. A nivel global, el Reino Unido es ya el quinto país en superar los seis dígitos, tras Estados Unidos, Brasil, India y México.

En marzo del año pasado, al inicio de la pandemia, el asesor científico del Gobierno, Patrick Vallance, señaló que si el virus dejaba 20.000 fallecidos podría considerarse como un “buen resultado”. Pero el número de víctimas es ahora cinco veces mayor. La mitad de las muertes tuvieron lugar entre marzo y noviembre, mientras que otras 50.000 se han registrado en los últimos tres meses.

Los asesores científicos del Gobierno advirtieron en agosto que las políticas del Ejecutivo, como alentar a la gente a regresar a sus puestos de trabajo o incluso promoviendo programas para que salieran entre semana a comer y cenar en los restaurantes, eran demasiado arrogantes. Sin embargo, el Ejecutivo pasó el verano actuando como si la pandemia hubiera desaparecido, cuando lo peor estaba por llegar.

Si bien el número de contagios ha disminuido en los últimos días (el martes se registraron 20.089 contagios, lo que marca la cuarta jornada consecutiva de reducción), la cantidad de pacientes hospitalizados con coronavirus se acerca a los 40.000, lo que supone cerca del doble del pico de la primera ola, a mediados de abril. Los expertos ya han advertido a las autoridades que el país podría registrar otros 50.000 fallecidos en los próximos meses. La oposición laborista ha acusado al 'premier' de “irresponsable” por haber tardado en imponer los tres confinamientos, pese a las advertencias de los científicos.

Foto: Miguel y Marina, en el hospital de Southampton. (Cedidas)

“Lamento profundamente cada vida que se ha perdido y, por supuesto, como primer ministro, asumo toda la responsabilidad de todo lo que ha hecho el Gobierno”, manifestó el martes Boris Johnson en la rueda de prensa diaria que está ofreciendo en Downing Street para actualizar sobre la gran crisis sanitaria y también económica.

“Lo que puedo decirles es que realmente hicimos todo lo que pudimos y seguimos haciendo todo lo posible para minimizar la pérdida de vidas y minimizar el sufrimiento en esta etapa muy muy difícil, y en una crisis muy muy complicada para nuestro país, y continuaremos haciéndolo”, señaló Johnson, quien ofreció sus “más profundas condolencias a todos los que perdieron a un ser querido”.

En Inglaterra, todas las tiendas de artículos no esenciales permanecen cerradas y los pubs y restaurantes solo pueden ofrecer servicio de comida para llevar. Para hacer frente a la pandemia, el agujero presupuestario es ya de alrededor 394.000 millones de libras (442.000 millones de euros), un 19% del PIB, lo que representa el mayor endeudamiento en la historia del país en tiempos de paz. El Ejecutivo se ha comprometido a publicar en la semana del 22 de febrero una hoja de ruta para ir suavizando las restricciones actuales.

Reino Unido Boris Johnson Coronavirus Hoteles
El redactor recomienda